Adrenaline Mob – Omertá

Por Morpheus Misfit

1. Undaunted
2. Psychosane
3. Indifferent
4. All On The Line
5. Hit The Wall
6. Feelin’ Me
7. Come Undone (Featuring Lizzy Hale)
8. Believe Me
9. Down To The Floor
10. Angel Sky
11. Freight Train

Miembros
Russell Allen – Voz
Mike Orlando – Guitarras
Paul DiLeo – Bajo
Mike Portnoy – Bateria

Sello
Century Media Records

Website
www.adrenalinemob.com

La verdad es que el EP que Adrenaline Mob sacaron como presentación no cayó muy bien en la redacción de GoetiaMetal.com. Fue algo apresurado, producido de manera muy pobre y con una composición también escasa. Este larga duración es mucho mejor que el primer bocado que tuvimos del mega-proyecto, pero aun asi no convence. Estos músicos tienen talento de sobra, el sonido del disco es bueno, pero lastimosamente las canciones no lo son…el proyecto al completo carece de madurez, en todos los sentidos.

Lo extraño es que el disco arranca de una manera buena. La primera “Undaunted” es la típica canción de rock/metal duro de nuevo milenio, con bastante adrenalina como para llenar un poco las promesas de Portnoy y los suyos. “Psychosane” también sigue ese camino, y suena mucho mejor que en el EP, aunque la parte hablada sigue siendo horrible (El señor Mike Portnoy parece hacer caso omiso de todos los comentarios que le advierten que se aleje del micrófono y se concentre en las baquetas). Llegamos a “Indifferent”, quizás la mejor canción de todo el disco (una de las pocas en las cuales no parecen querer sonar a cock – rock y hacer una competencia de quien la tiene mas grande), con una vibra de metal clásico que hace que los Mob suenen muy seguros de si mismos (cosa que no se va a volver a repetir en todo el redondo).

Al parecer han decidido hacer un disco en el mas puro formato comercial: empezar con tres canciones buenas, rellenar casi todo el disco de canciones totalmente olvidables e incluir algun que otro destello por mitad del disco en forma de potencial single (“Angel Eyes”). A partir de aqui poco es memorable, y si lo es siempre se trata de motivos equivocados: porque la voz suena muy forzada (“Believe Me”) o porque las letras son increiblemente tontas (“Freight Train”).

No se puede poner en duda que aqui hay talento, pero el resultado es como de circo. Russell Allen fuerza su voz para parecer duro y “metal” (mas aun que en los últimos dos discos de Symphony X). A veces suena genial, y a veces suena como si lo forzase demasiado. Mike Orlando por su parte se pasa tocando los mismos solos de tapping una y otra vez, dejando de lado cualquier pieza que alguien a quien no le guste el shredding pueda apreciar. Portnoy se dedica a hacer su trabajo: una buen performance, pero eso solo no puede salvar el disco. ¿Quién ha escrito las letras de estas canciones? Mamma mia.

Quizás con un compositor externo y con un productor como dios manda lleguen a editar algo interesante, pero mientras tanto son simplemente otro grupo de macho – metal (Godsmack, Disturbe, cof cof) como hay miles por ahi. De nada sirve tener talento si no lo conjugas con disciplina, dirección o madurez.