Arjen Anthony Lucassen – Lost In The New Real

Por Mariano Bacigaluppi

CD1

1 – The New Real
2 – Pink Beatles In A Purple Zeppelin
3 – Parental Procreation Permit
4 – When I’m A Hundred Sixty-Four
5 – E-Police
6 – Don’t Switch Me Off
7 – Dr Slumber’s Eternity Home
8 – Yellowstone Memorial Day
9 – Where Pigs Fly
10 – Lost In The New Real

CD 2

1 – Our Imperfect Race
2 – Welcome To The Machine (Pink Floyd cover)
3 – So Is There No God?
4 – Veteran Of The Psychic Wars (Blue Oyster Cult Cover)
5 – The Social Recluse
6 – Battle Of Evermore (Led Zeppelin Cover)
7 – The Space Hotel
8 – Some Other Time (Alan Parsons Project Cover)
9 – You Have Entered The Reality Zone
10 – I’m The Slime (Frank Zappa Cover)

Miembros
Arjen Anthony Lucassen – Voz, Guitarras, Bajo, Teclados, Sintetizadores
Rutger Hauer – Narración
Wilmer Waarbroek – Coros
Ben Mathot – Violín
Maaike Peterse – Cello
Jeroen Goossens – Flauta
Ed Warby y Rob Snijders – Batería
Elvya Dulcimer – Dulcimer y Voz en ‘Battle of Evermore’

Sello
InsideOut Records
Century Media Records

Website
http://www.arjenlucassen.com/

Había dicho que el 2011 había sido un gran año para el Progresivo, pero creo que tendré que decir que el 2012 es EL gran año. Beyond The Bridge, Profusion, Flying Colours y, por si fuera poco, una nueva entrega musical de ARJEN ANTHONY LUCASSEN. Soy de los que piensa que si buscara en un diccionario la palabra genio, inevitablemente tendría que aparecer la foto del poli-instrumentista holandés que nos viene sorprendiendo en los últimos casi veinte años con sus proyectos multitudinarios en formato de Rock Opera bautizados como Star One y Ayreon y quizás más íntimos como Ambeon y melancólicamente perfectos como Guilt Machine.

Para esta entrega Mr. Lucassen se embarca en la difícil tarea de lanzar un disco solista donde toca casi todos los instrumentos y se hace cargo de todas las voces. Pero lo mejor de todo es que una vez más lo hace de una manera tan pulida, delicada y perfecta que nuevamente no nos queda otra que caer rendidos ante tan magna muestra de majestuosidad sonora y transmisora de sentimientos.

La diversidad musical que encontraremos en el álbum será la primera seña de identidad que percibiremos. Habrá Rock, Progresivo, Folk, algo de Metal, alguna que otra porción de Pop y muestras electrónicas que suman y siguen engrandeciendo esa mística palabra llamada eclecticismo. Para esta entrega solista, que es una historia conceptual, se recurre nuevamente a la Sci-Fi y el músico neerlandés crea un relato donde la criogenización, el cuestionamiento de la tecnología y la existencia de una casi inapreciable línea entre lo real y lo virtual son los puntos álgidos.

Temas como la censura, el control de la natalidad, la eutanasia y la religión también son abordados desde la mirada del ilustre músico proveniente de los Países Bajos. Todas las canciones están precedidas de una breve narración que corre a cargo del actor Rutger Hauer, conocido por llevar cuarenta años en la industria del cine, pero sobre todo por Blade Runner.

La primera canción, The New Real, nos marcará el rumbo que llevará casi todo el disco. Un sonido misterioso, intrigante, quizás oscuro, pero lleno de nostalgia y añoranza. El sonido nos recordará un poco al proyecto Guilt Machine de hace algunos años, así que os puedo asegurar que si os gustó esa obra este disco solista os encantará. Lóbregas guitarras se fusionarán con el sonido de una flauta, sintetizadores y la mística voz del compositor.

Segunda canción y una de mis preferidas y ya simplemente con leer el título caigo rendido ante ella. Pink Beatles In A Purple Zeppelin es una pintoresca obra de arte, llena de luz pero también llena de pesadumbre, mágicos arreglos orquestales, una gloriosa sucesión de delicadas notas en el piano y todo abordado desde una estupenda atmósfera beatlesca. Imposible quitarse ese fantástico estribillo de la cabeza.

Parental Procreation Permit continúa un poco en la línea musical de la canción que abrió el disco, aunque con un sonido un poco más duro y melodías arabescas retozando en terreno sonoro. Recuerda bastante a The Human Equation de AYREON, más que nada por la estructura abordada y por resultar tan laberínticas las estrofas que tienen su ocaso en el estribillo. When I’m A Hundred Sixty-Four es de las canciones más cortas pero de las más preciosas de todo el disco. Sonido repleto de Folk y donde el intérprete sorprende con su magnífica y sensible interpretación vocal. En E-Police encontraremos mucho de Rock.

Los bps escalan posiciones en comparación con las canciones predecesoras y si bien el sonido tiene mucho de los escarabajos de Liverpool la figura de David Bowie comienza a asomar su cabeza poco a poco y tendrá principal protagonismo en el siguiente tema, llamado Don’t Switch Me Off. Pareciera que el mismísimo Ziggy Stardust hubiera reaparecido cuarenta años después y esta vez no hablando de la vida en Marte, sino del espinoso y polémico tema del derecho a la vida, pero en la tierra. Teclados bien floydeanos nos acompañarán al igual que unas tiernas y sutiles guitarras.

Dr Slumber’s Eternity Home no solo es el nombre de la siguiente, sino que es otra de mis canciones preferidas y creo que la causa es ese ambiente extremadamente happy-beatlesco y ese increíble y majestuoso solo de guitarra que el genio holandés nos regala. Si eso no es feeling sinceramente ya no sabría donde encontrarlo… En Yellowstone Memorial Day vuelve nuevamente la figura del Duque Blanco con un sonido rotundamente espacial y una profunda, reflexiva y trascendente voz. El final, más progresivo, nos recordará nuevamente a AYREON.

Para Where Pigs Fly creo que ya he agotado todos los calificativos, pero creo que la podría definir como un pequeño gran compendio de todo lo que escuchamos hasta ahora en el disco. Encontraremos la imagen de violines y flautas con cierto aroma Folk, Ziggy Stardust viajando por el universo, magníficas orquestaciones, un solo de guitarra para aplaudir varios días seguidos y todo eso pintado en un lienzo de fabricación netamente beatlesca. Lost In The New Real comienza con un contundente What the hell is real? Who am I and why not? Esta será la última de las canciones del primer disco y el cierre de la historia escrita por Mr. Lucassen. Musicalmente también tiene de todo, momentos más cercanos a los 60s/70s, instantes de Folk, trances floydeanos, nostálgicos sonidos desde la guitarra y un final extremadamente progresivo a lo AYREON.

Posteriormente encontraremos un segundo CD, con canciones propias del artista nacido en Hilversum y magníficas versiones que más o menos continúan con la temática antes planteada. La primera de ellas es Our Imperfect Race y se puede decir que es la canción Made In PINK FLOYD por excelencia. Todo nos recordará a la banda inglesa, la densa atmósfera, los teclados progresivos, la guitarra acústica, la sentimental voz y un grandísimo solo desde las seis cuerdas al más puro estilo de David Gilmour.

Y ya que hablamos de la banda que sonorizó el lado oscuro de la luna, llega el primero de los homenajes, la sensacional Welcome To The Machine. Conservando el espíritu de Floyd, las guitarras suenan bastante más duras y aguerridas pero sigue sonando a auténtico PINK FLOYD y eso es lo que nos gustará. El trabajo en los teclados es sencillamente sublime. So Is There No God? es otra de las canciones anexadas y si bien en su comienzo puede sonar un poco más folklórica o rockera, paso a paso se va convirtiendo en otra canción con un ambientazo Waters & Gilmour tremendo. El final si que tiene bastantes reminiscencias Folk, aunque para decir verdad, me recuerda notablemente al Baba O’Riley de The Who. ¡¡¡ Grandiosos setentas !!!

Veteran Of The Psychic Wars es una versión de los americanos BLUE ÖYSTER CULT, banda de la cual debo confesarlo no he escuchado prácticamente nada y después de oir este cover, y a posteriori la original, creo que tengo una seria deuda con el pasado y con el combo neoyorquino y espero remediarlo lo antes posible. En The Social Recluse, Arjen vuelve a las canciones propias y lo hace en forma de medio-ritmo bastante psicodélico y con un gran apoyo de los coros aportados por Wilmer Waarbroek

El momento de LA versión ha llegado y los homenajeados no son otros que LED ZEPPELIN. Battle Of Evermore es sencillamente genial y crece hasta límites insospechados gracias a la intervención de la belga Elvya Dulcimer en dulcimer y voz. En The Space Hotel además de tratarse algo tan banal como el turismo en el espacio, el rock volverá como así también el sonido espacial y esta vez acompañado de un grandísimo solo de guitarra aportado por el cerebro del proyecto.

Si hablamos de música espacial y de versiones sería muy raro no citar a ALAN PARSONS y así es que la siguiente muestra de admiración es para ellos y con la canción Some Other Time, tema que apareció en el segundo disco de Alan Parsons Project “I Robot” de 1977. Otra veneración realmente excelente donde ya todos los calificativos dados son realmente pocos. You Have Entered The Reality Zone es la última de las canciones propias del músico holandés que escucharemos y tiene mucho de LED ZEPPELIN donde las guitarras acústicas suenan realmente magníficas y comparten protagonismo con las flautas.

Despedida con versión y final de la mano de un verdadero innovador. Frank Zappa fue un músico único, un loco, un genio y alguien que no sólo le aportó mucho a la música, sino que traspasó a muchos otros ámbitos. I’m The Slime es una locura rockera bastante progresiva, donde el músico neerlandés sabe capturar perfectamente lo que pretendía transmitir el bueno de Zappa. Eso sí, para adecuarse a los tiempos que corren hace un pequeño retoque en la letra, cambiando Tv Set por Internet.

Arjen Anthony Lucassen nos ha regalado un viaje al pasado, un viaje sin Deloreans de por medio. Una verdadera travesía sónica y pasional donde como siempre el buen gusto y el virtuosismo se dan la mano como si de la portada del Wish You Were Here estuviéramos hablando… Hartelijk dank Arjen!