Children of Bodom – Relentless Reckless Forever

Por Morpheus Misfit.

La base detrás del sonido de Children of Bodom no ha cambiado desde su último “Blooddrunk”, un disco que fue vapuleado por críticos alrededor del mundo…y esto no es un buen punto de partida para los fineses. Aun se mantiene la esperanza ya que siguen utilizando lo que aprovecharon al máximo en su anterior disco: una amalgama de power, thrash y death metal melódico para las masas que trata de revivir todo el éxito comercial de aquel “Are You Dead Yet?” de 2005. Children of Bodom aun no han encontrado un sonido en el cual asentarse, y estos cambios traen consigo mucho equipaje del cual la banda no sabe desprenderse.

El disco se encuentra en un punto intermedio entre lo accesible de “Blooddrunk” y lo atrayente de “Follow the Reaper” y “Hatebreeder”. En cuanto al método de escribir las canciones podemos asegurar que “Relentless Reckless Forever” es toda una decepción: poco original, ya hecho y un pasto para las llamas de los detractores del nuevo rumbo de la banda, que tendrán en sus manos argumentos de peso para demostrar la pérdida de tiempo durante los últimos 5 años. Canciones como “Pussyfoot Miss Suicide” están escritas en la onda de los nuevos COB, mientras que otras como “Shovel Knockout” tocan la fibra sensible al estar al son de las mas clásicas. Las guitarras de Alexi Laiho y Roope Latvala crean riffs bastante similares, con solos inservibles como en “Was It Worth It?” que nos hacen pensar que estos artistas simplemente se dedican a hacer el 10% de lo que son capaces.

Lo que “Relentless Reckless Forever” cocina es un par de canciones decentes al principio, canciones reguleras de relleno en el medio, y un final mediocre. Es como si Children of Bodom se propusiesen hacer un buen disco, pero luego de las dos primeras canciones se emborracharan y lo mandaran todo a la mierda. ¿Es una sorpresa? Si, ya que la banda aun disfruta de una popularidad injustificada la cual no parece querer conservar. Este es un disco mas en la línea de los nuevos COB…a este paso, al menos para mi, tienen un pie en la tumba. Espabilad!