[classicos] Iron Maiden – Iron Maiden (1980)

Por Dami Killerpain

Steve Harris – Bajo
Paul Di’anno – Voz
Dave Murray – Guitarra
Dennis Stratón – Guitarra y Coros
Clive Burr – Batería

Prowler
Remember Tomorrow
Running Free
Phantom of the Opera
Transylvania
Strange World
Sanctuary
Charlotte the Harlot
Iron Maiden

1980, el punk ya llevaba algún que otro año dando los últimos coletazos para no regresar en forma de movimiento cultural (al menos con presencia) nunca más, las crestas dejaban paso a las greñas y es en ese punto donde eclosiona aquél mágico movimiento llamado NWOBHM liderado por bandas de la talla de Saxon, Def Leppard, o Diamond Head entre otros.

Otros como Iron Maiden, que ya llevaban unos años rodando por los bajos fondos de Londres siendo incluso vetados por no cortarse la melena, gracias a Crom no cedieron y la providencia los mantuvo en la lucha a pesar de los muchos problemas que pasaron, cambios de formación, etc.

La bestia cogía forma con un cantante punk, el rockero Dennis Straton a la segunda guitarra, un perspicaz Clive Burr a los tambores, un talentoso Murray a la guitarra principal, y como no el líder y padre de todo Steve Harris al bajo. Tras varios singles donde podemos ver al zombie aún no presentado en sociedad asesinando a Margareth Tatcher: salía a la venta aquél disco homónimo, de portada maja con el retrato de un Eddie de grandes y luminosos ojos / pelo de pincho (no sé si Harris sabría por aquel entonces todo el beneficio que les traería ese bicho feo con esa estética punk de la que tanto renegaba). Todo se completaba con la frescura encantadora barriobajera y cruda que traían consigo estos chicos de grandes pretensiones.

Prowler – Temita que abre el disco, donde entra rockera y vacilona la guitarra de Dennis Straton, seguido de Murray que en los primeros acordes nos iba marcando revoltoso la majestuosidad del sonido clásico de Maiden al son de un Harris que unía las dos piezas, marcando así una canción bastante heavy.

Sanctuary – Hit de tono festivo con gran interpretación de un Paul Di’anno alegre y agresivo a la vez, sirenas de fondo y todo el encanto de barrio que corroía las venas de la banda por momentos. Algún que otro parón para alargar la voz en estribillo cañero y mucha agresividad musical.

Remember Tomorrow – Sin duda una de mis canciones favoritas del disco, empieza con un medio tiempo cargado de alma y sentimiento para romper en una parte vocal donde Paul y su carisma quiebra con voz contundente en una serie de agudos bastante logrados para el nivel que mostraría en el futuro. Después parte con una secuencia de guitarras dobladas que serian santo y seña de toda la carrera de la dama, para volver de nuevo al medio tiempo y llegar al estribillo chillón. Como veis el fetichismo progresivo de Harris no es tan del nuevo milenio como se dice, jeje.

Running Free – Uno de los grandes clásicos de esta dama metálica, además de ser su primer single. Con una letra y un riff simples pero efectivos, con estribillo muy pegadizo (coros incluidos), sin duda una de las piezas que más veces tocarían en directo y a la que mas cariño le guardamos todos.

Phanton Of The Opera – Para gustos los colores y para el mío esta es la mejor canción de este disco, y una de las mejores que compusieron en sus primeros años. Canción larga y enrevesada con una metralleta de riffs variada que haría las delicias de cualquier melenudo. De estructura compleja, con un inicio veloz y fiero para después llegar a un pasaje más festivo, después otra calle lenta que enlaza en un espectacular y sentido solo de guitarra, para luego mostrar otra zona de guitarras dobladas y bajos cabalgantes (solo Made in Murray propicio para el air guitar) que embocan en el mismo punto donde empieza. Esta pieza resume todos los elementos que harían grande a la doncella.

Transylvania – Sin piedad alguna las afiladas guitarras compuestas por la dupla Murray- Straton, nos cortan en cachitos en un tema instrumental irrepetible y pegadizo ideal para quedarte sin cuello a base de riffs mas Maidenianos que el propio Eddie, cambio de ritmo de desdobles guitarreros mas conjunto de solos y rápidas ráfagas de notas entre el dúo antes mencionado… cojonuda!

Strange World – Preciosa entrada con una guitarra sutil que va masajeando el oído con la ayuda de Harris hasta entrar en uno de los solos mas sentidos que jamás he escuchado, cargado de tacto y matices preciosistas hasta la entrada con voz cálida de Di’anno en contraste con la agresividad mostrada en todo el plástico. De nuevo las susurrantes gotas eléctricas, esta vez amoldadas con la batería de Clive Burr, dan paso a otro solo de guitarra grandioso. Las cosas como son, Maiden no es un grupo de baladas… pero cuando les da por ponerse melosos saben de sobra como tocar la fibra.

Charlotte the Harlot – Primera canción de la saga Charlotte, mucho más macarra que las 3 anteriores, muy en la onda de la movida de la época y fácil de digerir. Narra la experiencia de tener una novia prostituta, tema recurrente en la banda al cual le dedicarían hasta 4 canciones.

Iron Maiden – Clásica hit con riff principal compuesto por Dennis Straton, canción muy simple no exenta de contundencia. Las baterías sobresalen sobre los principales y Eddie siempre aparece en escena, creo que es por esa razón por la que está considerada un clásico porque ni de lejos es la mejor composición de la banda. Es un tema simple pero rabioso que sirve para cerrar el primer álbum de la banda de heavy metal más grande de la historia.

Este disco está considerado un clásico para cualquier heavy de pro que se precie, aunque Harris nunca estuvo muy contento con él por su producción bastante sucia. No obstante asentó las fundamentos que posteriormente dieron sus frutos, que no es poca cosa. No deja de tener grandiosas composiciones.

header brush goetiamedia