[crónica] Amenra + The Devil’s Trade en Madrid – Sala Story Live, 02/10/2021

Texto: José A. Luna

La banda de Kortrijk no dejó tirada a España en su gira europea, y a pesar de que la fecha de Madrid sea la única de toda la gira que se ha tenido que celebrar con el público sentado y cumpliendo medidas especiales por el covid-19, gracias al lleno de la sala se puede decir que fue todo un éxito.

Este formato acústico es nuevo para Amenra, tanto que a pesar de mantener ciertas similitudes con su habitual descarga eléctrica, uno no podía evitar pensar que se trataba de una banda totalmente diferente y que aquello no se sentía como una presentación en toda regla de su nuevo trabajo ‘De Doorn’. Como telonero traía al húngaro Dávid Makó bajo el nombre de The Devil’s Trade, que si a muchos no le sonaba de nada, a partir de su concierto en Madrid seguramente estará en la lista de favoritos de todos los presentes.

Esa voz rota desgranó poco a poco la intensidad emocional de su último trabajo ‘The Call Of The Iron Peak’, y armado solamente de una guitarra acústica dejó muda a toda la sala con canciones tan mágicas como “As the Winds Change” o “Those Miles We Walked Alone” que hicieron que los minutos pasaran volando.

Amenra decidieron cambiar la configuración del escenario antes de su set, y dispuestos en círculo, empezaban a aparecer en escena entre la oscuridad y un halo de misterio. No es la primera vez que hacen este tipo de conciertos acústicos, pero escuchar canciones como “A Solitary Reign” o “De Evenmens” con un arreglo acústico hace que estas canciones se conviertan en una entidad completamente diferente. Esa fue la mayor riqueza y el mayor valor de esta fecha española, el presenciar algo único que no sabemos si se volverá a repetir jamás.

Otro de los grandes alicientes de ver a Amenra en Madrid fue escuchar a su vocalista Colin H. van Eeckhout sin su catarsis distorsionada y desenvolviéndose en una voz limpia que añade muchísimos más elementos y matices en una experiencia mística entre spoken word y cantos de sirena. Quedó claro que salieron triunfadores y este formato para nada les limita en lo que pueden llegar a hacer con una misma canción en diferentes escalas. Amenra fueron una película totalmente diferente pero con el mismo director.