[crónica] AMfest 2022 en Barcelona – Farga de l’Hospitalet, día domingo

Texto: Rocio Ponce
Fotos: Rocio Ponce

Afrontar este momento de ponernos manos a la obra con la crítica del último día nos crea cierto malestar, porque es cerrar el ciclo y dejar atrás este festival tan especial, donde tantas bandas hemos disfrutado, donde lo hemos dado todo y algunas bandas nos han sacudido irremediablemente… Resaca post-festival, será, pero no solo de la física, sino también emocional. Pero antes de entrar a hablar del genérico de los cuatro días, toca hacer apuntes sobre la última jornada del AMFest, algo más calmada para ir bajando la energía, pero sin duda muy provechosa y con muy buen cartel, como lo fue en días anteriores.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ENLACE.

A las cuatro dio el pistoletazo de salida Tashi Dorji, con su música ambiental psicodélica cargada de matices. Sorprendente, pero con una sola guitarra y sus manos, el artista pudo dibujar paisajes oscuros que los asistentes disfrutamos mucho. Justo después, Midwife aparecieron en el siguiente escenario para deleitarnos con sus canciones catárquicas para presentarse recién llegados desde Nuevo Mexico cargados de emociones que aportar. Madeline nos presenta sus colores para abrirse desde las entrañas con ayuda de su guitarra, su voz y un micro con forma de teléfono. Poco a poco se iba abriendo paso y metiéndose dentro del alma de los asistentes, que iban creciendo en número.

slowcrush-8414

Los belgas Slow Crush se esforzaron en darlo todo encima del escenario desde el primer momento. La banda de shoegaze nos brindó muy buenos momentos y nos hizo sentir la fuerza que tienen sobre las tablas de principio a fin con sus contrastados sonidos.

slowcrush-8430

A. A. Williams llegó acompañada por su banda y, arropada por el público, arrancó con For Nothing. Sin duda de las actuaciones más esperadas de la jornada, fueron aclamados y aplaudidos por su profundidad y sentimentalidad. La voz de ella junto al tono ambiental oscuro llegó a todos en forma de melancolía, envolviendo el espacio de un aura emotiva y cercana que no dejó indiferente a los que estaban presentes.

aawilliams-8526

Poco después fue el turno de Deafheaven con su gran energía y fuerza. Si ya escuchando sus discos nos dejaron claro cómo calarlos, no hay duda alguna al verles en directo de lo muy implicados que están y lo mucho que se entregan a darlo todo para que el público lo disfrute. Sin duda rememorable decir que prefirieron elegir muchas canciones de su último álbum, Infinite Granite. La banda de post-metal no dejó ni un momento que George, su cantante, se escapara del escenario, pero poco le faltó ¡menudo ímpetu!

deafheaven-8647

Y ¿qué decir de los espectaculares Godspeed You! Black Emperor? Creo que las palabras se quedan cortas si digo que fue el mejor cierre posible para este evento; un recorrido desolador y puramente artístico que nos hizo disfrutar y entrar en trance.

godspeedyoublackemperor-8750

Ellos ya saben lo que hacen por su trayectoria y gran profesionalidad, tuvieron al público comiendo de su mano desde el momento número uno, pero además apoyaron su música en un espectáculo visual que es necesario alabar, pues sensorialmente se hacía mucho más profundo y completo disfrutarlo no solo por el oído, sino también por la vista. Sus largas canciones se hicieron siempre cortas, pues nadie quería que llegara el momento final de este concierto, que a la misma vez se convertía en la realidad de que el AMFest se había terminado después de habernos dado tantos buenos momentos durante los últimos cuatro días.

godspeedyoublackemperor-8772

No podemos cerrar esta crónica sin repasar un poco de forma genérica lo que nos ha parecido el festival, lo muy cuidado de todo, la buena organización y la amabilidad de todos los trabajadores implicados en que esto saliera bien. En cuanto a la localización; nos gustó, pero también le vemos cosas malas, y es que quejarnos nos gusta mucho. Pero ahora en serio, el hecho de que todo estuviera en el mismo ambiente diáfano estaba bien porque desde cualquier lugar podías oír bien la música, pero no había un buen espacio de desconexión en el caso de que alguien lo necesitara.

midwife-8399

Además, para los sensibles como yo, se hizo indispensable llevar tapones para disfrutar del sonido, ya que por la forma del edificio y los decibelios elegidos a veces se hacía demasiado complejo de sostener. Pero un punto a favor en cuanto a la forma de montar los conciertos, siempre tan coordinados, en general bien planificado (exceptuando puntualmente como ya comentamos anteriormente) y se hacía ameno el hecho de no tener mucho margen de espera entre concierto y concierto, aunque también dificultaba el hecho de poder asimilar lo vivido con tan poco tiempo, y en algunos casos se hacía complejo sostener la emocionalidad de lo vivido sin ese espacio.

deafheaven-8683

Punto positivo también para las instalaciones: muchos baños, muy limpios; en las barras muy atentos y serviciales aún estando cargados de trabajo, en las FoodTrucks variedad de comida con inclusividad VeganFriendly, fácil acceso para personas con movilidad reducida, punto para la ayuda contra la violencia machista y bastante espacio de descanso (con el handicap que comentaba anteriormente). Los de la tienda del merchan y guardarropía muy eficientes, los porteros y seguridad muy entregados y amables…

slowcrush-8434

En resumidas cuentas, un festival muy bien organizado, en un buen emplazamiento, con muy buenas bandas en lista y mil experiencias vividas… Nos vemos en el próximo, ¿verdad? Yo creo que no hay nada que pensar; allí estaremos sin duda alguna en la próxima edición, expectantes ya por conocer quienes serán las bandas en el cartel.

Gracias AMFest y ¡hasta la próxima!

aawilliams-8548