[crónica] Amon Amarth + Huntress + Savage Messiah en Barcelona – Razzmatazz, 07/02/2015

Texto: Iñigo Dominguez Diaz
Fotos: Iñigo Dominguez Diaz

Desembarcaron, saquearon y volvieron al mar, victoriosos con su botín una vez más los vikingos AMON AMARTH. Concierto redondo el de los suecos como ya es habitual en ellos aunque con públicos tan incondicionales (entre los que me incluyo) se lo ponemos fácil. Como una pega es lo poco arriesgado de su setlist, en el que yo eché en falta alguno de sus temas menos convencionales, como son Hel y Warriors Of The North, que podrían haber acabado dando un toque singular a un concierto ya magistral de por sí.

Cada vez que AMON AMARTH visita Barcelona, la fecha queda bloqueada en mi calendario como cita obligada. Un concierto de los vikingos más famosos del metal es una apuesta segura de buena música en directo además de un espectáculo garantizado. Los suecos con Johan Hegg al frente lo dan todo y se entregan a su audiencia como pocas bandas hacen, empequeñeciendo a quienes les acompañan y demostrando por qué son en estos momentos los más grandes en su género.

Savage MessiahSi bien la sombra de AMON AMARTH es siempre muy grande para quienes les acompañan y el público congregado esperaba con ansia la salida de los mismos, sus compañeros de gira no perdieron la oportunidad de ofrecer una buena descarga y aprovechar la ocasión para darse a conocer a un público más amplio. Este fue el caso de los londinenses SAVAGE MESSIAH y los californianos HUNTRESS. Los primeros fueron los encargados de abrir la noche saliendo puntuales a su cita ante un público ya bastante numeroso que tenía ganas de disfrutar. Practican un thrash metal de vieja escuela muy al estilo de KREATOR actualizado con toques de power metal, con temas directos y efectivos que pronto cuajaron en el personal. No se puede decir que fueran un dechado de virtud técnica pero le echaron muchas ganas y consiguieron cumplir su misión de calentar el ambiente. Vinieron a presentar su último disco The Fateful Dark editado durante el pasado año y lo defendieron con soltura, ejecutando los temas con precisión. Tenían ganas de agradar y lo consiguieron ya que el público les apoyó desde que saltaron a escena, algo que no es muy común cuando se trata de una banda desconocida.

HuntressTras la breve descarga de SAVAGE MESSIAH y el necesario cambio de escenario, saltaron a la palestra HUNTRESS, la banda estadounidense liderada por la cantante Jill Janus, que junto con sus compañeros tornaron el concierto un poco más clásico si cabe ofreciendo su heavy metal de corte tradicional, con algunas influencias del doom y del death. Se mostraron muy seguros sobre el escenario y desde su entrada en el escenario, Jill consiguió cautivar a los allí presentes. Ofrece una interpretación hasta cierto punto teatral de todos los temas ejerciendo de perfecta maestra de ceremonias. Su objetivo es capturar la atención del público sobre ella y a fe que lo consigue ya que durante los primeros compases del concierto consiguió mantener al público en una especie de bien entendida ensoñación, de la que gradualmente fue despertando a la audiencia a base de animarla y hacerla participar en el concierto de la banda.

A ello también ayudaron el resto de miembros de la banda que demostraron en todo momento saber dar el apoyo necesario para que Jill pueda dar rienda suelta a su actuación. En especial uno de los guitarristas que ofreció un divertido juego de traducción simultánea inglés-castellano, junto con Jill, con el que se acabaron de ganar al público. Tocaron alternativamente temas de los discos que tienen en el mercado Spell Eater y Starbound Beast además de ofrecer un adelanto de lo que será su nuevo disco que tiene fecha prevista de salida en verano. En especial me gustaron éste último, Destroy Your Life de Starbound Killer y último tema de la noche I Want To Fuck You Till Death, canción compuesta por Lemmy de MOTORHEAD como regalo y homenaje a la HUNTRESS.

Amon AmarthY por fin llegó el momento que todo el mundo esperaba, el desembarco de los vikingos por excelencia del metal. Abro pequeño paréntesis para decir que es curioso como esta banda sin realmente practicar lo que viene siendo el propio estilo del viking metal (totalmente influenciado por la música tradicional y folclore nórdico) es la que ha conseguido internacionalizar el estilo y llevarlo más allá de Europa y su país de origen. No nos llevemos a engaño, AMON AMARTH es una banda de death metal cuyas letras giran en torno a la mitología y la historia vikinga, pero se tiende a encuadrarlos en el otro género.

Cerrando paréntesis, AMON AMARTH ahora mismo han conseguido crear una sólida base de fans que les ha permitido dar un gran salto cuantitativo y cualitativo a la hora de poder ofrecer grandes espectáculos visuales, cuando el lugar en el que tocan así lo permite. Así pues en los grandes recintos pueden desplegar un mayor poderío con su drakar, las escenificaciones de batallas y numerosa pirotecnia. No es el caso de las salas, en las que se limitan a mostrar un escenario sencillo y cañones de humo dónde debería haber fuego (por un obvio motivo de seguridad), quedando sus shows un poco devaluados en este aspecto.

Amon AmarthEl lado positivo es que la banda lo compensa con una mayor entrega si cabe y se puede gozar de un mejor sonido. Porque eso no les falta. Está fuera de toda duda la profesionalidad y el buen hacer que tienen sobre el escenario, la rápida química que consiguen con el público. Éste los esperaba ansioso desde que HUNTRESS dejaron el escenario y cuando comenzó a sonar la intro y después Father Of The Wolf la Razz se convirtió en locura colectiva, locura que no desapareció en ningún momento de la noche.

Después cayeron sin pausa Deceiver Of The Gods del álbum que venían a presentar (aunque ya hace casi dos años de su salida al mercado) y el primero de su amplio repertorio de hits Live For The Kill. Como anécdota durante este tema, el seguarta encargado del foso para los fotógrafos, nos invitó “amablemente” a salir durante el interludio de cello que tiene esta canción, pensando que era el final de la misma, ya que era el úlitmo tema en el que se podían hacer fotos. La unión hace la fuerza y nos negamos en redondo a salir, con lo que podéis imaginar que cara se le quedó.

Amon AmarthSi algo tienen AMON AMARTH es que cualquiera de sus temas es una apuesta segura para el directo. Todos sus temas son épicos, hímnicos y no cuesta ni una milésima de segundo reconocerlos y meterse fácilmente en ellos. Salvando las distancias, es algo parecido a lo que pasa con SABATON, que a poco que hagan el concierto les queda redondo. Tal fue el caso de esta noche, en el que triunfaron simplemente gracias a su solidez, experiencia y buen hacer sobre el escenario, aderezado con un buen sonido (aunque las guitarras se escucharon un poco bajas) y un público incondicional que no paró de apoyarles en todo el concierto.

Con todo ello el setlist tuvo pocas sorpresas y concesiones. Siguieron con un poco de cada álbum, Varyags of Miklagaard de TOTG, Asator (With Oden In Our Side), y la primera concesión a su anterior trabajo For Victory Or Death (Surtur Rising) y As Loki Falls (DOTG). Creo recordar que fue en este momento en el que Johan se quedó solo en el escenario para lanzar un pequeño discurso y brindar por su público bebiendo del cuerno que llevaba colgado a la cintura. La verdad es que es un personaje de lo más amable a pesar de su apariencia. Le vi firmar pacientemente autógrafos y sacarse fotos con los fans que le asaltaban antes del concierto. Después del brindis vino un pequeño bloque de sus clásicos de su época más primigenia en la que su música era death metal puro, sin concesiones al heavy más clásico como lo es ahora.

Bleed For Ancient Gods y la habitual Death In Fire contentaron a los seguidores delos primeros años de la banda. The Last Stand Of Frej abrió un nuevo bloque de tres temas de sus discos más recientes, brillando con luz propia Guardians Of Asgaard, imprescindible en todos sus sets y que fue coreada de principio a fin por la audiencia. Lo cerró Shape Shifter que por la forma en que fue interpretado y aceptado por los allí presentes se convertirá seguro en uno de los fijos en el futuro.

Amon AmarthLa única concesión a las rarezas fue Cry Of The Blackbirds tema de WOOOS que como el resto sonó potente pero se notó que pillo un poco de sorpresa el público. War Of Gods y Victorious March cerraron con elegancia su actuación inicial previa al bis, para el que dejaron otros dos imprescindibles Twilight Of The Thundergod con el que regresaron, con Johan empuñando el martillo de Thor y que a pesar de que empezaban a flaquear las fuerzas el público lo dio todo, con una banda que terminó extasiada y asombrada por el apoyo ofrecido. Para terminar el concierto se despidieron con The Pursuit Of Vikings, en el que Johan invitó al público a cantarlo con la banda argumentando el socorrido “es death metal, las letras no importan”.

Desembarcaron, saquearon y volvieron al mar, victoriosos con su botín una vez más los vikingos AMON AMARTH. Concierto redondo el de los suecos como ya es habitual en ellos aunque con públicos tan incondicionales (entre los que me incluyo) se lo ponemos fácil. Como una pega es lo poco arriesgado de su setlist, en el que yo eché en falta alguno de sus temas menos convencionales, como son Hel y Warriors Of The North, que podrían haber acabado dando un toque singular a un concierto ya magistral de por sí.

Setlist

1.Father of the Wolf
2.Deceiver of the Gods
3.Live for the Kill
4.Varyags of Miklagaard
5.Asator
6.For Victory or Death
7.As Loke Falls
8.Bleed for Ancient Gods
9.Death in Fire
10.The Last Stand of Frej
11.Guardians of Asgaard
12.Shape Shifter
13.Cry of the Black Birds
14.War of the Gods
15.Victorious March

Encore:
16.Twilight of the Thunder God
17.The Pursuit of Vikings

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS AQUÍ:

AMON AMARTH EN BARCELONA