[crónica] Behemoth + At The Gates + Wolves In The Throne Room en Barcelona – Sala Razzmatazz, 18/01/2019

Texto: Morpheus Misfit
Foto: Mary Carmen Lozano

A pesar de seguir siendo de un sub-género y una escena bastante underground (teniendo en consideración el metal en general), es cierto que Behemoth en 2019 están cabalgando una ola de popularidad bastante intensa. Su death con toques de black va consiguiendo cada vez más adeptos, y muchos fuera de los círculos del extremo,  todo ello por “evolucionar”. Lo fácil hubiese sido seguir una fórmula, la misma que les brindó un nombre respetable en primer lugar, pero tanto “The Satanist” como “I Loved You At Your Darkest” han traído texturas que a pesar de seguir siendo extremas también son más comerciales. Esta postura hace que hoy día vivan noches de gloria como la de Razzmatazz en una fría noche de invierno.

* crónica de Wolves In The Throne Room por Mary Carmen Lozano *

Wolves in the Throne Room, pese a ser la banda que daba el pistoletazo de salida al evento, era sin duda uno de los platos más suculentos del menú. En sala no venían desde hace ya sus años en la antigua BeGood y su última aparición por la ciudad condal había sido en el Primavera Sound de 2012. Con todo esto dicho, se entiende que es una banda difícil de ver y eso que en mi humilde opinión es de lo mejor que hay en la escena del black metal actual.

Los lobos salieron a escena puntuales y su actuación fue de 10 desde el primer minuto. Una puesta en escena medida y elegante, sin fallos y con buen sonido, donde durante su escasa media hora de tiempo nos presentaron temas de su último álbum “Thrice Woven”. La poca duración del show y algunos comentarios de asistentes que parecía que no entendían la propuesta de los de Olympia serían la única parte negativa de su show. Señores promotores, ya va tocando traerlos como cabezas de cartel.

Angrboda
The Old Ones Are With Us
Born From the Serpent’s Eye


Luego seguía la banda de quien se dice que “inventó el death metal melódico sueco”, aunque tanto se ha hablado de la escena de Gothemburg que no sabemos que es cierto…bueno, sí lo sabemos, y en breve lo desvelaremos cuando publiquemos la entrevista que realizamos al guitarrista Martin Larsson (en At The Gates desde 1993) poco antes de la actuación en Barcelona. Para quienes no vivimos la gloriosa época noventera para ver en directo a esos At The Gates que colapsaron tras las publicación del ya mítico “Slaughter Of The Soul”, que los hermanos Björler decidieran resucitar At The Gates en 2007 fue toda una bendición. Desde 2016 y tras “At War With Reality” Anders dejó el grupo, y fue reemplazado por Jonas Stålhammar.

Es con Jonas que decidieron salir a matar a una Razzmatazz abarrotada, bajo una fría luz azul y un sobrio telón con el nombre de la banda. Mucho menos experimentales que Wolves In The Throne Room, el llamado “melodeath” reinó desde la primera “To Drink From The Night Itself”. Adrian Erlandsson estuvo sublime tras las baterías, nos dolía el pecho con “Cold” y aunque parte del público no estuvo del todo contento con el sonido que At The Gates consiguieron de la Razzmatazz, nosotros desde nuestra posición lo escuchamos todo en su justa medida.

Thomas Lindberg no paraba de arengar a los presentes en las primeras filas, buscando apoyo entre puños al aire, cuernos y gritos mientras caía “Death And The Labyrinth” tras la apabullante intro en español de “El Altar del Dios Desconocido”. Nada que reprochar a los suecos, menos de alguien que esperaba un set mas “en piloto automático” tras una extensa gira, y que resultó ser bastante pasional y participativo. La gran respuesta del público nos demuestra que quien tuvo retuvo, y que At The Gates con cada disco hacen que su discografía siga siendo más y más interesante. Luces verdes, azules, alguna intro y mucha rabia…no les hace falta más artilugios.

To Drink From the Night Itself
Slaughter of the Soul
At War With Reality
A Stare Bound in Stone
Cold
Daggers of Black Haze
El Altar del Dios Desconocido
Death and the Labyrinth
Heroes and Tombs
Suicide Nation
The Book of Sand (The Abomination)
Blinded by Fear
The Night Eternal

Una breve espera para preparar todo el atrezzo que llevan Behemoth en gira, y suena por los altavoces ese coro de niños gritando “Jesus Christ, I forgive thee not!” que ya empieza a ponernos en situación para lo que se avecina. Behemoth gozan desde su anterior “The Satanist” de 2014 de la mayor popularidad que han tenido nunca, tanto en España como en el mundo del metal extremo en general. Dicho éxito comercial no he mermado en lo que la banda presenta en estudio ni en directo, y es cierto que “I Love You At Your Darkest” es el trabajo a priori menos atrevido y oscuro de su discografía (dejando de lado lo visual y lo teatral de la apuesta), pero es un signo de los tiempos que Nergal y los suyos están viviendo ahora. Por mucho que los puristas se empeñen, Behemoth ya no son la misma banda que grabó “Demigod”, y ese cambio les ha llevado a llenar anoche una Razzmatazz con un público no solo compuesto por fans del death y del black.

Inferno, Orion y Seth son excelentes ejecutando cada nota de las canciones, pero hay que reconocer que el show al completo se lo roba Nergal. Behemoth es su juguete y lo manipula a su antojo, domina el escenario y hace que el público responda de una manera pocas veces vista en este mundillo del extremo. Lo otro son las críticas que recibe el grupo por toda la teatralidad que envuelve a sus actuaciones, porque para muchos a simple vista son solo máscaras, calaveras, pies de micro llamativos, incienso, burlas a ritos cristianos y poco más. Al menos en 2019 podemos poner la mano en el fuego y decir que, sí, es cierto que todo esto ayuda mucho a que el show funcione de manera muy resultona, pero no es el foco principal porque estamos seguros que bien podrían actuar en un escenario desnudo y el resultado de canciones como “Conquer All” o “Ecclesia Diabolica Catholica” sería el mismo.

El set que presentan hoy día se centra principalmente en su carrera desde el “Evangelion” en adelante, tomando especial hincapié en su reciente “I Loved You At Your Darkest” pero agradeciendo perlitas puntuales del “Satanica” y del “Demigod”. El público respondió de manera genial, llenando la sala de gritos y cánticos, de ciertos pogos espontáneos y de muchos móviles grabando cada movimiento. Ellos, Behemoth, no han escatimado para nada en producción, y Adam Darski entretiene a sus fans con cambios de vestimenta, máscaras y hasta adornos “papales” como en “Bartzabel”.

Como era de esperar no podían llevar toda la pirotecnia que despliegan en un festival a una gira de salas, así que el fuego fue reemplazado por máquinas de humo y cañones de aire, cortinas de chispas y una intensa luz roja que le daba a todo un toque mucho más aterrador. El bajista Tomasz “Orion” Wróblewski fue quien más compartió protagonismo con Nergal en Barcelona, pero personalmente quien se robó el show con una interpretación absurdamente maravillosa fue el baterista Zbigniew “Inferno” Promiński. Behemoth han conseguido darle un empujoncito hacia el mainstream a su death con toques de black, y los resultados están a la vista. Nada que objetar, un show de tales dimensiones es digno de verse guste o no la banda. Si vas a verlos a Madrid o cualquier otra parada de esta gira europea no dudes en quedarte hasta el final de la actuación y disfrutar de la batucada más anti cristiana de la historia.

Wolves ov Siberia
Daimonos
Ora Pro Nobis Lucifer
Bartzabel
Ov Fire and the Void
God = Dog
Conquer All
Ecclesia Diabolica Catholica
Decade of Therion
Blow Your Trumpets Gabriel
Slaves Shall Serve
Chant for Eschaton 2000
Lucifer
We Are the Next 1000 Years