[crónica] Brand New + Dinosaur Pile-Up en Madrid – Sala Cats, 27/05/2015

Por Cristina PG

El 27 de mayo era una fecha que más de un@ tenía marcada en el calendario: tras años y años de espera, Brand New por fin se decidían a pasar por España, acompañados de los británicos Dinosaur Pile-Up en la celebración del décimo aniversario de la revista Rockzone.

Las puertas abrieron sobre las 20.30h, llevando media hora de retraso con el horario previsto. Teniendo en cuenta que la cola ocupaba media manzana y que había gente esperando desde las 8 de la mañana, esto no hacía más que impacientar; aunque una vez dentro nadie pareció tener en cuenta esto mismo. Unos veinte minutos más tarde, con la sala aún a medio llenar, se apagaban las luces para dar paso a Dinosaur Pile-Up quienes también se estrenaban por España.

Brand New en MadridCon un setlist de algo más de 30 minutos, tocaron algunos de sus temas más conocidos, como Peninsula, White T-Shirt and Jeans o Nature Nurture; me atrevo a decir que en ocasiones me recordaban un poco al sonido grunge de Nirvana, y al sonido tan característico de Weezer . He de decir que, personalmente, no me había parado mucho a escucharlos en casa y que a pesar del mal sonido que tuvieron en directo (no sé si es cosa de la sala, del equipo, de la ecualización, de dónde estaba yo situada o de que Brand New sonó demasiado bien) dieron un buen concierto.

Había más de una persona cantando y bailando sus temas, pero en general el público estuvo bastante parado la mayor parte del tiempo. Se ve que la mayoría de la gente iba con la idea de ver única y especialmente a los neoyorquinos Brand New: la sala pasó de estar a medio llenar durante la actuación de Dinosaur Pile-Up a estar prácticamente llena mientras se preparaba todo lo necesario para la aparición de la guinda del pastel.

Brand New en MadridFue a las 21.50h cuando Brand New salieron al escenario con Mene, su tema más reciente. Una de las cosas que más me llamó la atención desde el primer momento es que, aparte de los integrantes fijos del grupo, hubo varios músicos que los acompañaron, llegando a usar dos baterías en temas como Degausser o Sink. El público no paraba de saltar y cantar a coro todas las canciones; los neoyorquinos hicieron un repaso de toda su discografía incluyendo temas como Gasoline, Mixtape o Millstone, aunque las canciones más destacadas sin duda fueron las “típicas”, como Seventy Times 7Sowing Season (con tres -sí, tres- guitarras), You Won’t Know o la mítica Sic Transit Gloria… Glory Fades, esta última cantada a grito pelado por prácticamente toda persona que ocupaba la sala y durante la cual se pudo ver algún que otro stage dive.

Los temas se enlazaban uno con otro casi sin pausa, acompañados de interludios y aún que otro discurso por parte del vocalista Jesse Lacey, lamentando no haber venido antes a nuestro país. En último lugar, tocaron temas como Jesus Christ (uno de los más esperados según se podía oír en la cola) y Play Crack The Sky e inmediatamente abandonaron el escenario, aunque tal y como estaba la sala era más que obvio que tocarían un encore. El tema que cerró la velada fue The Quiet Things That No One Ever Knows con la que el público, una vez más, cantaba al unísono cada nota.

Brand New en MadridEs difícil explicar por escrito lo entregado que estaba el público en todo momento: no importaba si Vin Accardi no hacía los coros, porque para eso estaban todos los espectadores (destaco especialmente los coros de su tema Millstone, porque escuchar a toda la sala cantar a la vez me emocionó bastante), cantando incluso algunos riffs de guitarra y del instrumento que hiciera falta. He de decir que nunca había visto un público tan entregado, y es que con la tralla y la energía que transmitían Brand New en conjunto, acompañados por un buen juego de luces y un mejor sonido que el que acompañó a Dinosaur Pile-Up, era imposible que fuera de otra forma. La aproximada hora y media de espectáculo por parte de los neoyorquinos acabó dejando a todo el mundo con un buen sabor de boca y ganas de más, por lo que se oía comentar que algún que otro asistente que también se apuntaba a la fecha de estos mismos en el Primavera Sound en Barcelona al día siguiente, y no es para menos.

En resumen, dejando de lado que la acústica de la sala no era muy buena, el concierto en general no tiene prácticamente ninguna pega. Después de tanta espera, no queda más que agradecer a Rockzone que decidiera celebrar su décimo aniversario cumpliendo el sueño de much@s de l@s asistentes de ese día con una velada de 10. ¡Esperemos que su próxima visita no tarde tanto en llegar como la primera!

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS AQUÍ:

BRAND NEW EN MADRID