[crónica] California Breed + Mother´s Cake en Berlin – Sala Postbahnhof, 23/11/2014

Texto: Morpheus Misfit
Fotos: Perfil oficial de Facebook de California Breed (Bjoern Trotzki) / Mother´s Cake (archivo)

Nada que reprochar, Castillo fue un tanque tras los parches y aporreó todo lo posible (parecía un animal intentando controlarse), Watt disfrutó bastante sacandole chispas a su guitarra (a pesar de breves pasajes donde no podía oirse por el PA, pero que fueron solucionados de inmediato), y Hughes estuvo impecable tanto como músico y como actor (esas muecas!). Sin duda un show memorable que disfrutaron las mas de 400 personas que pudieron verlo en Berlin. Con entradas de 35 euros no pongo pegas a que esquive el sur de Europa, aquello es Berlin y se nota.

Mucho se ha hablado del temperamento de Glenn Hughes, mítico vocalista que ha pasado por formaciones tan grandes como Deep Purple, Black Sabbath, o Trapeze ¿Por qué? Porque es conocido por ser adicto al trabajo, no quedarse quieto, y tener en marcha tres o cuatro cosas a la vez…y el que mucho quiere abarcar pues… Allí tenemos el ejemplo de Black Country Communion, enorme proyecto y de gran seguimiento que poco a poco fue apagandose.

Todo esta introducción sirve para hablar de California Breed, la banda que nos atañe. Y es que Glenn Hughes dejó aparcado Black Country Communion para aceptar el trato del sello italiano Frontiers Records y llevar a Jason Bonham para formar esta nueva banda ¿El estilo? Pues rock a la vieja usanza con toques de funk, como no podía ser de otra manera. Llevan una extensa gira europea que llegaba a Berlin (no, no recala en España) el pasado domingo 23 de noviembre en la sala Postbahnhof (la pequeña, del Fritz Club, no la grande) faltando solo unas 6 fechas para acabar y volver a casa.

mother´s cakePero primero lo primero ¿Os suenan unos tales Mother´s Cake? Si, los mismos que en octubre llegaron a España como teloneros de Anathema en su gira española (y europea) eran también los encargados de abrir el periplo alemán de California Breed (en breve podrán disfrutar de una entrevista que hicimos con los austriacos momentos antes de su show). Son jóvenes y ya llevan dos giras europeas de peso a cuestas, ya sea por talento o por suerte, pero es así.

Se encargaron de animar los primeros 45 minutos de la noche, eligiendo lo mas funk de su repertorio actual, pero sin dejar de lado ese regustillo prog por el cual son conocidos, ni tampoco dejando de lado la improvisación encima de las tablas, lo cual le da un valor añadido a su show: varias canciones de su set se convierten en “nuevas” debido a dejarse llevar por las jams. Tienen algo, no se exactamente qué, pero tienen algo que atrae y transmite energía. Lástima que el 80% del público, ya mayor, iba a ver al ex- Purple hacer virguerías con su voz y su eterno bajo…aun así, ese ruidoso rock à là Frusciante habrá ganado mas de un adepto.

Descanso de unos 20 minutos, y con una sala llena en un 70% (raro, con la magnitud de esta formación, que también incluía al baterista Joey Castillo de QOTSA tras la salida de Bonham), arrancan California Breed sabiendo que tras el primer riff y el primer acercamiento al micrófono se tendrían al público metido en el bolsillo…y asi fue (literalmente).

california breedEs extraño, pero gran parte del show se lo roba Andrew Watt, guitarrista joven y de rizos de oro que enfunda el porte de los antiguos rockeros de los 70´s, con un gran trabajo de lick en la guitarra, y con horas y horas encima de shredding que lo llevan a ser el candidato perfecto para este tipo de proyecto. Se mueve por el escenario como si hubiese nacido en él, tiene un gran feeling con Hughes y por momentos parece que la banda es suya…pero no olvidemos que el hombre de las gafas oscuras es el eterno capitán. Siempre lo ha sido y siempre lo será.

Hughes mantiene un estado vocal envidiable, y ni siquiera pestañeó en la mítica “Burn” de Deep Purple con la que cerró el show, ni con “Medusa” de Trapeze donde se dejó lucir, pero es que tampoco le ocurrió con las mejores canciones del disco debut de su nuevo proyecto, el cual interpretó al completo. Destacan del set el single “Sweet Tea” asi como la balada “All Falls Down”, y poco cambia el repertorio en toda la gira europea (comprensible teniendo un solo disco en la calle). Nada que reprochar, Castillo fue un tanque tras los parches y aporreó todo lo posible (parecía un animal intentando controlarse), Watt disfrutó bastante sacandole chispas a su guitarra (a pesar de breves pasajes donde no podía oirse por el PA, pero que fueron solucionados de inmediato), y Hughes estuvo impecable tanto como músico y como actor (esas muecas!). Sin duda un show memorable que disfrutaron las mas de 400 personas que pudieron verlo en Berlin. Con entradas de 35 euros no pongo pegas a que esquive el sur de Europa, aquello es Berlin y se nota.

Set List California Breed

The Grey
Chemical Rain
Sweet Tea
Scars
Strong
Spit You Out
All Falls Down
Solo
Medusa
(Trapeze cover)
Days They Come
Midnight Oil
The Way

Encore:

Breathe
Burn