[crónica] Costa del Rock Festival – Sala Paris 15, 24/10/2014

Texto: Dami Killerpain
Fotos: Satur Romero

Es la noche del viernes cuando se celebra por primera vez en Málaga el festival Costa del Rock, con un cartel plagado de tributos y en el que todas bandas son de este maravilloso lugar en el que vivimos, lo cuál es motivo de orgullo.

Bien pues, llegamos hasta la París 15 y se intuye que este festival está destinado a ser una gran fiesta, un montón de conocidos y muchas ganas de pasarlo bien. Una organización de diez, hasta un puesto de merchandising bastante económico, en el que vendían camisetas y pulseras para el que estuviese interesado.

D2Así que sin más demora y sin apenas tiempo para saludar a todas las caras conocidas que se dieron cita, resuenan los primeros acordes. Renegades salta al escenario enseñándonos su tributo a la banda americana Rage Against the Machine liderada por el gran Tom Morello. Debo confesar que no me emociona RATM, por lo cuál no le presté toda la atención que merecía esta banda, pero si pude apreciar un sonido bastante compacto y consistente, y que la función de banda tributo la cumplían con creces(atención a las lineas del bajo, espectaculares).

El público se divertía y daba saltos provocando unos pogos tempraneros, a base buenas canciones y estribillos pegadizos, dejando un buen sabor de boca y haciendo las delicias mías propias y de los demás que estábamos congregados en una sala muy espaciosa y bien acondicionada.

Mientras estos cracks tocaban yo charlaba, y de vez en cuando miraba el bolo pasando un agradable rato con esas excelentes canciones y disfrutando de lo que estaban dando de si estos Renegades. Así que rozando el tiempo estimado nos regalaron el famoso tema “Killing In The Name”, donde en el estribillo nos asaltaron las bromas de los más espabilados, haciendo ese juego de palabras que suena de aquella manera en la lengua de Cervantes…And now you do what they told ya, y rimando con toda la gracia y salero malaguita “y me chupa la polla” provocando las risas y el cachondeo típico que tenemos los listillos de por aquí. Cerrando de esa forma tan simpática la tocada, dejando tras de si un buen sabor de boca y preparando una buena digestión para los platos fuertes que se nos avecinaban.

D3Tras refrescarme un poco con un par de zumitos de cebada, cortesía de mis compadres de Abxenta que se dieron allí cita esta vez cómo público, entramos a ver que tal se las gastan los Perversion, a los cual les tenía muchísimas ganas ya que hacía algún tiempo que sabía que estaban ensayando y tenía unas ganas poderosas de verlos sobre las tablas. Bien pues, “Holy Diver” y “We Rock” a bote pronto nos cayó del cielo (o del infierno), en el que descansa ese duende maestro de maestros que es DIO, mientras estábamos aún fuera, haciéndonos entrar al concierto (en los primeros compases de Holy Diver).

Ensanchando el pecho de gusto gracias a una vocalista con una voz prodigiosa, y una instrumentación bien afinada y bien compacta rindiéndole en modesto pero épico homenaje a una de las mas grandiosas voces de la historia del Heavy Metal…nos metieron de lleno entre estas mágicas canciones. Tras “One Nigth In The City” vino “Kill The King” (èsta ultima de Rainbow), ya que no son un tributo a solo la época de Dio en solitario sino que pasan por toda la historia del maestro.

Las caras de los músicos nos hacían ver y sentir que estaban disfrutando, eso se transmiten y llega, haciendo que disfrutemos más aún y sea más divertido, así que en éstas cayó uno de los himnos más aplaudidos de la velada: “Rainbow In The Dark”, coreada cantada y celebrada por todos. Tras la ovación , el turno de rememorar la época con Black Sabbath con “Neon knigths”, que sonó estupenda, y seguida de “Rock N Roll Children”. El debut estaba siendo impresionante, si había alguna duda de Perversion, demostraron que pueden con todo así que tras “Hungry For Heaven” llegaron los agradecimientos, y con ellos una de las canciones más cañeras de la noche: “Stand Up And Shout “, fuerte, ágil, apoteósica.

D4Cuando parecía que tras ésta se apagaba la llama que enciende la vela de este homenaje se produjo uno de los momentos más entrañables de la noche: aprovechando el momento de presentar a los componentes de la banda, la encantadora vocalista nos chivató desde lo alto del escenario que es el cumpleaños del bajista Luis Darder, así que vimos como los compañeros de juerga y fatiga de éste subieron al escenario con una tarta y todos le cantamos el cumpleaños feliz a un Luis que nos mandaba abrazos a todos desde el entablado.

Es costumbre en un cumpleaños regalar algo al que cumple, pero en este caso, el que cumple y su formidable compañía nos regalaron una “Heaven and Hell” formidable, donde todos nos dejamos la garganta, y en esta mágica canción que para mi es una de las más especiales que existen. La canción cerró el turno de ese pedazo de banda que espero ver muchas más veces, y que seguro que veré muchas.

Tras el espectacular concierto de Perversion, comencé a fijarme en la cantidad de camisas de Denyse y Los Histéricos que portaban algunos chavales. De repente todo se volvió más rosa, cuando sin darme cuenta el único grupo que nos traía canciones propias saltaba al escenario, con un juego de luces coloridas, mucho confetti, y unas canciones pegadizas y por momentos algo cursis (que no malas) mostrando una actitud y carácter sublime.

D5Denyse es un showman, y más que un gran showman es un gran vocalista que sabe manejar bien a las masas desde un escenario. Sus compañeros de retaguardia no se quedan atrás en sus respectivos instrumentos, y tras tocar canciones como “Bourbon sobre tu piel” y “Golpe de suerte” (muy pegadizas, con unos estribillos pensados para que el público participe) nos demostraron su calidad, para luego con “Calles de Fuego” (el tema mas heavy de esta banda, ya que tienen un estilo entre el glam rock de los ochentas bastante ligth para el gusto de algunos), demostrar que también saben hacer canciones duras.

Disfruté mucho de esta canción y de las otras, puesto que la música bien hecha no tiene discusión, y estos Denyse y Cia lo hacen de puta madre. En este momento y con los espectadores entregados, Denyse nos dejó claro que es fan de la mítica banda Obús, así que decidieron invitar a Mr Hyde (guitarrista de Contacto) para hacer una versión de la famosa y conocida canción “Dinero, Dinero” (algo que falta en nuestros días precisamente). Tras esto nos pregunta desde el escenario que si nos gustaba gritar, pues como bien dijeron, tenían la canción perfecta para gritar (cómo sabe este chico meterse al público en el bolsillo), así que entonaron su canción perfecta para dejarnos sin garganta, llamada “Gritos Histéricos”, dónde los fans y resto de gente pudieron gritar a lo loco y pasarlo en grande, para luego tirarnos desde ahí arriba el primer tema del EP que tienen publicado: “Hiperactiva”.

D6Tras esta canción mis oídos de hiena captaron la que fue para mi una grata sorpresa que me transportó a mi más tierna infancia: “I Want to Break Free”, y al parecer no soy yo el único que disfrutó de esta joya de canción ya que casi la totalidad de la sala la bailaba y cantaba, si es que el gran Fredy esta aún muy vivo. La fiesta era inmensa, así que llegó el turno de recordar a los archiconocidos Carmine, banda anterior de Denyse, con una “Fría y Automática” en la que aprovecharon para presentar a los músicos y hacernos cantar a todos. Así alargaban la canción casi 10 minutos, y cuándo todo parecía que acababa, reaparecieron con el bis “Amor Efervescente”. ¿Que decir de Denyse y los Histéricos? Pues que sinceramente tuvieron dos cojones muy grandes para mostrar su show en un festival tan focalizado en el heavy metal, y salir con ese éxito y ese saber estar, apostando por un estilo más comercial (por así decir), con canciones más tiernas.

Regreso de Fran desde Madrid, y con ello regreso a los escenarios de Invaders ¿cuántas veces los habré visto ya? Y nunca me canso, pues afirmo sin miedo y con rotundidad que estamos ante una de las mejores bandas tributo de este país, tributo a la legendaria banda de la NWOBHM Iron Maiden, la que es en mi opinión la más grande que ha habido jamas en el heavy clásico.

D7Tras la intro que venía a ser el inicio de “Strange World”, estallan con total energía con la vieja “Murders In The Rue Morgue”,y así dar paso a presentarse con “Invaders” y subir las temperaturas de los que “tuvieran frío” en esos momentos. ¿ Alguien sabe de que disco es ésta canción? Preguntaba el vocalista Fran con sorna justo antes de que sonaran los primeros acordes de “Caugth somewehere In Time”, acordes que me pusieron los pelos de punta y que me hicieron dejarme las tripas coreando el riff principal. Sin dar un respiro estalla “Wasted Years”, provocando saltos y coros a un público al que le faltaba aún mucho para estar fatigado, si es que lo estuvo en algún momento de la noche.

Se oyen unas sirenas y unas voces que nos dicen algo en inglés, cuando los golpes de batería y guitarra nos avisan de que sobrevuela sobre nosotros “Aces High”. Caña, tralla, pogos, saltos, amigos abrazados, veteranos y jóvenes cogidos por los hombros…estas son algunas de las reacciones que provocó esta canción, sobran las palabras pues no me pude resistir y me olvidé de todo y me metí de lleno en la faena como buen amante del Heavy Metal, y como fanático de la doncella que soy.

Me quede literalmente afónico tras la fábula mitológica en forma de canción “Flight of Icarus” (Fly, on your way, like an eagle ,Fly as high as the sun), y tras ésta una “Heaven Can Wait” que puso el suelo encima del techo con los saltos y coros. Un momento de respiro que agradecí, y aprovecharon para presentarnos al nuevo batera de la banda, y con ello dar inicio a una muy mística “Alexander The Great”, que “GREAT”, una PUTA OBRA MAESTRA. Que pudieron gozar mis orejas, pues nada el concierto estaba siendo perfecto, y más perfecto fue si encima tocan “Phanton of the Opera”.

D8El festival está siendo grandioso, cuando una voz diabólica nos dice que el número de la bestia es el 666, se apagan las luces, todo queda a oscuras, algunos tenían miedo… ¿Quién no ha tenido miedo alguna vez a la oscuridad? Parece que Steve Harris lo tuvo cuando compuso uno de los himnos más gloriosos de la historia, y como apogeo terminar santificándonos con “Halloweed be Thy Name” ,que si bien antes he dicho que Alexander the Great es una obra maestra o que una de las canciones que más me marcaron fue Phanton of the Opera, ahora tengo que decir, “Halloweed Be Thy Name” es la mejor canción de Iron Maiden, claro que para gustos colores.

Lo dicho Invaders la tocó a lo grande, alguno se subía al escenario y se tiraba para que lo llevasen en volandas, con un Fran pletórico levantando y aventando a unos hevyopatas que estaban casi totalmente exprimidos y gritaban con sus ultimas fuerzas. Pues aquí es donde termina el Show de Invaders…NAAAAH se hicieron de rogar un poco, ya se sabe que el aplauso es el pan del artista, y que tras insistir con “oootra ooootra” nos galoparon con “Run To The Hills” cómo broche de Oro a un Costa del Rock que ha empezado con buen pie.

Éxito rotundo y aquí me despido una vez más espero que hayan disfrutado leyendo como yo he disfrutado contándolo, espero veros pronto.

Todas las fotos AQUI