[crónica] Crisix + Vivid Remorse – Sala Bóveda, 21/12/2013

Por Mariano Raúl Cáceres

Sino fuera porque Mephisto se llama Bóveda, no hay humo de tabaco y por alguna camiseta “moderna”, esteexcelente show de Crisix y Vivid Remorse no hubiera desentonado 30 años atrás. Ya había mucho ambiente hora y media antes de empezar; las primeras melenas se agolpaban delante de la valla de seguridad mirando la hora o las esquinas esperando a los amigos. Se notaba que había ganas de pasarlo bien, había en el ambiente algo que nos decía que sería una gran noche y las expectativas se cumplieron.

Una vez que las puertas se hubieron abierto y un público heterogéneo congregado de diversas edades estábamos ya con amigos, cerveza en mano, comenzó … Pedazo de sesión “thrasher” con “sold out” incluido que se marcaron tanto unos como otros, los teloneros Vivid Remorse descargaron en más o menos media hora un puñado de buenos temas que el público recibió entusiamado porque la banda así lo sugería. Sonaron temas como Imaginary Actress, L’angoixa de la existència, May, Mind Killers (con su clásico Wall of Death en el solo), una versión del Blitzkrieg Bop de los Ramones y Slave of Freedom, dejando el listón bien alto y a punto para los de Igualada, que para cuando salieron ya tenían al público ganado.

Que se puede decir de Crisix que no se haya dicho ya, han dejado de ser un grupo promesa para convertirse en una sólida banda con un directo muy compacto. El cambio de bajista apenas se notó, A. Requena y Busi cada día tienen las hachas más afiladas y Juli está madurando su voz con un registro más variado sin olvidar sus raíces. Todavía son jóvenes, buenos y tocan con gran nivel y lo volvieron a demostrar en su último show del año, con un set list más largo de lo habitual y aprovecharon para grabar el vídeo de Bring’em to the pit con todo el mundo jugando al “football of death”.

Abrieron con I.Y.F.F. / Internal pollution y fueron cayendo clásicos uno detrás de otro como Rise … then rest , Electric possesion, un medley (con intercanvio de instrumentos) compuesto por Whiplash y Nos vimos en Berlin, una versión de Ace of Spades, Frieza the tyrant, … Acabaron cerrando una estupenda noche “thrashica” con el mega-hit Ultra Thrash dejando claro que quizás es ahora mismo la mejor banda de thrash español con permiso de Angelus Apatrida.