[crónica] Eddie Vedder + Glen Hansard en Madrid – Wizink Center – 22/06/2019

Texto: Mariano Bacigaluppi

…Desde el primer instante que supe que el gran Eddie Vedder iba a visitar España, por primera vez en su faceta solista, categoricé el evento de imperdible y os puedo asegurar que no me equivocaba en lo más mínimo y será de esos conciertos que guardaré y atesoraré en un lugar privilegiado de mi memoria, porque en las casi tres horas que duró su presentación la vertiente más íntima y cercana del cantante de PEARL JAM estuvo más que latente y, además, con más de un homenaje a grandes íconos de la música…

La noche comenzaría de manera grandiosa, y sobre las 20:30hs, con el magnífico Glen Hansard ejerciendo de telonero. El músico irlandés que saltó a la fama con esa maravilla cinematográfica independiente llamada ONCE. Y así fue que lo primero en sonar fue un recuerdo hacia la película, con la deliciosa Say It To Me Now. Tan sólo armado con su guitarra acústica, el dublinés regaló su alma en cada acorde y en cada fraseo con su whiskera voz. Prosiguió con una colosal Fool’s Game y seguidamente con I’ll Be You, Be Me, que tenía bastante reminiscencias, y recordaba de sobremanera, al gran Nick Cave.

Otro recuerdo más a su incursión al celuloide, con la delicada When Your Minds Made Up. Dejando las seis cuerdas por unos instantes, de adueño del piano para una tremenda interpretación de Shelter. Posteriormente una blusera Way Back In The Way Back When y dejando paso a lo que sería su momento estrella de la noche… En el borde del escenario, sin micrófono alguno, y totalmente a capella en un abarrotado Wizink Center, Grace Beneath The Pines sonó a gloria, a magnificencia, a perfección y a un artista regalando su alma y sus sentimientos. Para aplaudir de pie durante varios minutos… Y así fue…

Quedaba tiempo para una canción más y The Gift fue la elegida.

https://www.youtube.com/watch?v=BS-RC3E3vMg

Sobre las 21.30hs, y tras el ocaso lumínico del gran pabellón madrileño, el cuarteto de cuerdas bautizado como Red Limo String Quartet nos regalaría los pasajes de la maravillosa Alive y unos minutos después, Eddie Vedder conquistaría el escenario y durante toda exhibición alternaría entre guitarras, acústicas y eléctricas, ukelele y hasta un vetusto y añejo piano en el fondo del escenario. Además de canciones de su banda madre, algún que otro guiño y recuerdo a otros grandes artistas y, además, nos regalaría varias de su primera incursión solista para la maravillosa película INTO THE WILD y así fue como comenzó con la poderosa Far Behind. La melancólica y profunda Indifference fue la primera en sonar de PEARL JAM y con ella comenzaría una seguidilla de la banda de Seattle y con Elderly Woman Behind The Counter In A Small Town se escucharon las primera ovaciones y gritos llenos de entusiasmo y emoción…

A posteriori de una presentación del artista, en un más que correcto español, diciendo lo afortunado que se sentía por despertarse en España y estar unos días por aquí se explayó con una tremenda interpretación de I Am Mine y casi sin descanso arrancó con una festejada Sometimes. Recordando su memorable Vitalogy, tiró de Immortality para conmover a los presentes y vaya si lo consiguió…

Quizás uno de los momentos más mágicos de la noche vino de la mano de una invaluable versión del Wildflowers del genio TOM PETTY y donde Vedder confesó que en más de una oportunidad se la cantaba a sus hijos. Me declaro fan incondicional de este cantautor americano, tristemente fallecido hace casi dos años, y con los primeros acordes ya un nudo se ubicó en mi estómago y al final con una imagen de Tom & Eddie fue algo al borde de las lágrimas. Grandísimo y sentido homenaje…

Prosiguiendo su periplo de la mano de canciones de la banda que le sacó a la fama, se sacó de la chistera una mágica interpretación de Man Of The Hour y ya provisto de su ukelele se abrió paso con Can’t Keep, que encontraremos en su segundo disco solista Ukelele Songs. Una nueva a la magnífica Into The Wild con una delicada Guaranteed y posteriormente con Unthought Known. Nuevamente volvería a la película dirigida por Sean Penn y ésta vez lo haría con Long Nights para dejar paso a otra versión/homenaje. En It Happened Today se recordó a R.E.M. y a la figura de su frontman Michael Stipe que caló hondo en todos los presentes del recinto que una vez concluida la interpretación, volvieron a contraatacar con el coro sacándole literalmente los colores a Eddie Vedder y éste conmovido terminando con infinitos agradecimientos y un abrazo virtual con todos y cada uno de los asistentes.

https://www.youtube.com/watch?v=xguwxxTIZX4

Antes del primer abandono del escenario, el proveniente de Seattle nos regalaría un cuarteto Made In Pearl Jam. En primer término la carismática The End, seguidamente una muy coreada y vitoreada Better Man, una furiosa y rabiosa Lukin y para finalizar una, también aplaudida, Porch. Con esto la estrella principal de la noche, se ausentaría de las tablas, pero la Red Limo String Quartet diría presente una vez más con Jeremy. Vedder, una vez retornado al escenario, se sentaría en el órgano para cantar Cross River para luego seguir metiéndose a todo el público en el bolsillo con sendas muestras sinceras de Just Breath y Black. Quedaría tiempo para dos llamadas más a Into The Wild con una tremenda Society, acompañado de Glen Hansard, y una fabulosa Hard Sun intercaladas ambas, con una genial Should I Stay or Should I Go de los míticos THE CLASH. Una vez más, Mr. Vedder se esfumaría del escenario… Pero no por mucho tiempo… Quedaría tiempo para nuestra última sonrisa con Smile y para el delirio generalizado, con sabor semi-amargo porque sabíamos que era el final, con la legendaria Rockin’ in the Free World del talentoso Neil Young.

https://www.youtube.com/watch?v=dzfORcqLQFc

…Vuelvo a decir lo del principio… Guardaré y atesoraré en un lugar privilegiado de mi memoria, y de mi corazón, lo vivido en el Wizink Center, porque fue algo único, especial y posiblemente irrepetible…

https://www.youtube.com/watch?v=H-lDUg1czAQ