[crónica] Equilibrium + Lord Of The Lost + Nailed To Obscurity en Barcelona – Sala Bóveda, 24/01/2020

Texto: Íñigo Domínguez Díaz

Tenía ganas de estrenar el 2020 en cuanto a conciertos se refiere y no había mejor manera de hacerlo que con la gira del grupo que ha llevado lo épico en el metal a sus cotas más altas. No son otros que los germanos Equilibrium que a comienzos de siglo y de milenio sacaron algunos de los discos más interesantes del género, sorprendiendo con un death metal melódico muy adornado con teclados y mucha y muy buena producción.

Sus dos primeros discos, Turis Fratyr y Sagas son imprescindibles para entender el género, llenos de temas rápidos épicos con riffs de guitarra, dobles bombos y desgarros vocales muy exigentes y difíciles de llevar al directo. Esta fue la razón por la que tardaron en ponerse manos a la obra en cuanto a su actividad sobre los escenarios y que hacia 2010 la banda sufriera un cisma del cual solo sobrevive uno de sus miembros fundadores y su tercer trabajo Rekreatur, comenzó a bajar el pistón y centrarse en melodías más lentas que tuvieran más fácil desarrollo en directo.

Así pues, poco a poco sus álbumes perdieron esa fuerza inicial hasta llegar a su último trabajo y que venían a presentar en esta gira Renegades, dónde la banda, ya con una formación estable decide tres cosas: girar hacia un estilo más actual en el que los adornos dejan de ser épicos para sonar más modernos, cambiar de idioma de las letras del alemán al inglés e incluir como miembro permanente a una teclista, algo demandado por los fans hasta en sus conciertos (en su anterior visita a Barcelona, hasta su cantante acabó notablemente mosqueado con el tema).

Con todas estas premisas, era más que interesante acercarse a la Bóveda a ver a estos “nuevos” Equilibrium que además en esta ocasión y en claro giño a hacia su renovado estilo se hacían acompañar por Nailed To Obscurity (Death Doom metal) y Lord Of The Lost (Banda que en Alemania está en auge practicando un metal industrial con toques góticos y de metalcore).

Con los primeros comenzó la velada de forma pausada, con simplicidad rítmica profunda y contundente. Ya había tenido la ocasión de contemplarlos hace un año cuando abrieron en la gira de Amorphis+Soilwork y entonces como ahora me parecieron que estuvieron correctos y también con un estilo un poco fuera de lugar en ambas ocasiones. Probablemente puedan brillar más y mejor con otro público y en otro paquete con bandas cuya fuente de inspiración sea más melancólica.

No obstante ofrecieron un repertorio de calidad, tal vez frío pero que en absoluto desagradó y cumplieron con esa difícil labor de abrir la velada en horas tempranas cuando el público está todavía desorientado y comenzando a situarse.

Después de su media hora de concierto tocaba el turno de Lord Of The Lost, como he comentado en Alemania están en un momento dulce, siendo ésta la primera ocasión en que giran por España, cómo ellos mismos destacaron. Pues sorpresivamente la sala se llenó en su práctica totalidad para verlos, lo que superó las expectativas de la propia banda, como posteriormente destacaron una vez avanzado su concierto.

Comenzaron su concierto de forma muy solemne con tres temas con mucha orientación rammsteiniana como no queriendo hacer un feo a sus compañeros de gira Nailed To Obscurity pero no tardaron en ofrecer lo mejor de su repertorio más orientado al gothic rock, con ritmos industriales e incluso bailables que culminó en una conga formada espontáneamente cuando el grupo tocaba una versión del tema Bomba. El caso es que fue un grandísimo concierto con un público y una banda entregados el uno al otro dónde pudimos disfrutar de una fiesta absoluta.

Personalmente me gustaron mucho, en directo sus temas suenan mucho más duros y heavies que en estudio, sustentándose en la diversidad y el dinamismo de las canciones y de la propia actuación de sus miembros, destacando su frontman, Chris “The Lord” Harms que se cuelga la guitarra en muchos de los temas (por cierto espectacular con iluminación LED) y el multi-instrumentista Gared Dirge que desde la posición de teclista, también hacía percusiones complementarias, tocaba la guitarra rítmica y coros. Muy recomendables y esperemos volver a verlos pronto con gira propia.

Una vez terminado su actuación, quedó patente que había dos públicos en la sala; los que venían a ver a Lord Of The Lost y los que venían a ver a Equilibrium. La sala se vació en parte y unido a que la transición entre ambas bandas se demoró más de lo necesario, hizo que la recepción a los cabezas de cartel fuera un poco fría.

Habría que añadir que la base de fans de Equlibrium es claramente de orientación folk, épica y pagana lo que con su nuevo estilo de primeras choca. Y eso es lo que ocurrió que además de los dos factores iniciales comentados anteriormente, abrieron con tres temas seguidos de su más reciente trabajo Renegades. Como ocurre siempre en estos casos, hay detractores del cambio, los que están a favor, nuevos fans no suelen aparecer al menos en estas fases iniciales, por lo que no era de extrañar esa cierta indiferencia que se vivió en los compases iniciales de su actuación.

A mí personalmente me ha resultado positivo su cambio, que en realidad no es tanto. Precisamente su mérito ha sido cambiar un poco sus melodías y que en lugar de a folk o pagano suenen más actuales pero sin perder en absoluto la épica, con lo que la transición en mi caso ha sido fácil. Los cambios cuesta digerirlos y eso es lo que mayoritariamente se notó el viernes noche en la Bóveda y hasta que no sonó Waldschrein de Erdentempel, no comenzó a animarse el ambiente.

Es cuando llegaron los primeros empujones, mosh pits, circle pits y Wall of death que acabaron imperando en la mayoría de momentos de la noche. Entonces metieron Freiflug un medio tiempo también de Erdentempel que volvió a bajar un poco los ánimos, para intentar remontar con un tema de ritmo pesado como es Apokalypse con el que terminarían la trilogía dedicada al citado trabajo.

El caso es que no terminaba de arrancar el concierto y para colmo cuando anunciaron el siguiente tema de Renegades, Path of Destiny, se rompió una de las piezas de la batería (ya durante el intermedio constaté que algo pasaba con el kit, con varios de los técnicos volcados en él) lo que hizo que se parara el concierto durante unos cinco o diez minutos que tardaron en solventar la incidencia. Por cierto y antes de que lo olvide. Una de las novedades de la banda es la incorporación de una teclista como miembro permanente de la banda, que al menos en el concierto de Barcelona no apareció.

Pues como si de un revulsivo se tratase, una vez recuperado el kit de batería el concierto y la actitud de la banda cambió por completo. Path of Destiny, tema que tocaron después de la interrupción pasó desapercibido por ser de su nuevo disco pero a partir del siguiente, el imprescindible Born To Be Epic, todo cambió. Dieron a su público lo que habían venido a buscar, temas épicos que evocan mundos de fantasía y mitología nórdico-germana.

Así pues era hora del bloque dedicado a Armageddon, aunque en realidad no lo supiéramos y después de este himno cayeron Prey y Heimat, claros ejemplos también de lo que es la época intermedia de Equilibrium¸ la formada por los tres discos posteriores a Sagas y anteriores a Renegades y que contienen canciones épicas pero a un ritmo más pausado que en sus inicios.

Faltaba un homenaje al sonido más primigenio y con el que se dieron a conocer, lo temas aceleradísimos en los que te dejas el cuello por el camino, de sus dos primeros discos y algunos de Rekreatur y fue de este último el que eligieron, tocando Der Ewige Sieg canción que exige un esfuerzo vocal notable que Robse, su frontman, solventó con suficiencia. A estas alturas ya nadie dudaba de que finalmente habían asistido a una buena fiesta, mejor aún, a una épica batalla que será recordada durante largo tiempo.

Tanto fue así que Final Tear de Renegades, se integró perfectamente dentro de este memorable final, que tuvo bonus tracks para acabar de rematar la faena, cuando por fin tocaron temas de los más ansiados por el público Blut Im Auge y Ruf in den Wind en el bloque dedicado a su trabajo mejor valorado por crítica y público, Sagas. La locura fue total en ambos temas y se formaron los últimos moshpits de la noche, en el más de uno seguro se fue marcado para su casa. Incomprensiblemente terminaron con Rise Of The Phoenix, que si bien es un tema propicio para acabar una actuación, rompió claramente la magia del momento y dejó claro que no habría homenaje a Turis Fratyr que por lógica y dinámica tocaba después de las canciones de Sagas.

Conclusión, buen concierto pero muy mediatizado por un factor circunstancial como fue la rotura del kit de batería y otro más coyuntural y que será tónica a partir de ahora y es el cómo encajar el nuevo estilo con el antiguo en el setlist y con una base de fans que claramente prefieren a los Equilibrium más clásicos. Será interesante ver cómo lo resuelve la banda en el futuro ya que de momento el camino recorrido desde su cambio de estilo es corto y no sería justo valorarlo.

Setlist
Renegades – A Lost Generation
Tornado
Himmel Und Feuer
Waldschrein
Freiflug
Apokalypse
Path of Destiny
Born to Be Epic
Prey
Heimat
Der Ewige Sieg
Final Tear
Blut Im Auge
Ruf in den Wind
Rise of the Phoenix