[crónica] EsquinaHXC Fest en Murcia – Sala Garage Beat Club, 11/06/2015

Texto: Anthoni Grande
Fotos: Berto Martinez

El pasado jueves asistimos al EsquinaHXC Fest en Murcia, cuyo cartel estaba formado por Desolated, Brothers Till We Die, Blind Sight y PVRIV. Anteriormente el festival iba a contar con un buen puñado de bandas internacionales, pero debido a problemas totalmente ajenos a la organización se ha quedado como lo anteriormente mencionado.

Empezamos con PVRIV, una formación novel formación de beatdown/heavy hardcore. Tienen una puesta en escena bastante definida, macarreo puro y duro, cosa que no todos pueden decir, pero falta mucho todavía que perfeccionar; especialmente el tempo, sobretodo en un grupo donde las partes lentas y pesadas tienen una gran importancia. Eso sí, esos bombos que te reventaban el pecho de dentro a fuera, los compro a todo coste, madre mía qué pegada.

esquinaTras estos llegaban Blind Sight, un grupo de chavales murcianos aparecidos de la nada capaces de mearse en la boca de muchos. Estos chicos tienen un grato futuro asegurado, palabrita. Buenos músicos, un material novedoso sobretodo en la escena nacional, pasión y fuerza en el directo, gran variedad vocal… 100% recomendados. Durante su actuación pudimos presenciar un buen puñado de temas propios los cuales tendremos que esperarnos un tiempo para catarlos en estudio, a excepción de sus singles “We Never Die” y “Changes”. Además también pudimos oír un feat con Manu Erak, de Fear My Intentions. Sin duda estos chicos han causado una muy buena impresión, veremos qué les depara el camino a recorrer.

Pasado el ecuador de la noche les tocaba a Brothers Till We Die quienes, al igual que el día anterior, dieron una de sus características lecciones de peso, solidez y, cómo no, brutalidad, con una respuesta del público más efusiva si cabe que la experimentada en su propia casa. Diga lo que diga me siento cual fanático chupándole el falo a su artista favorito, pero es que siendo objetivos no hay ya nuevas maneras de describir lo que estos chicos logran en cada directo. Son muchas las veces que hemos presenciado esta banda y en ninguna de ellas han defraudado; si quieres saber más, píllalos cuando toquen en tu ciudad, créeme que no te arrepentirás. Como novedad, esta vez tuvimos oportunidad de escuchar un nuevo tema, llamado Caín y Abel, perteneciente quizás a un nuevo proyecto (¿), el cual pinta muy bien si sigue la línea del mismo.

esquinaFinalmente nos catábamos a Desolated por segunda vez en menos de 24h. Menuda fiesta, pura actitud, fuerza, unión con el público y violencia, mucha violencia. Básicamente fue lo mismo vivido el día anterior en Madrid (crónica aquí), solo que el doble de bestia.

Tan entregado estaba el público que, al cantar estos prácticamente más que Paul, el resto de la banda tenía serios problemas algunas veces para mantener constante el tempo, pues seamos sinceros, cuando nos enfrascamos a gritar los coros como si la vida nos fuera en ello, a más de uno se le va el ritmo, y si estamos hablando de más de 30 personas apiñadas intentando cantar lo mismo… apaga y vámonos. Mientras se le cedía el micro al público, el frontman no hacía más que ganar puntos como showman buscando las cámaras e interactuando con estas, resultando más agradable la experiencia de verles. Al igual que el anterior día, su set fue relativamente corto, sobretodo para encabezar ellos el festival; parece que fue todo en un abrir y cerrar de ojos. Sí quieres hacerte una idea, aquí tienes “Death By My Side”, de esa misma noche.

https://www.youtube.com/watch?v=OJAy_DicVko

Y se acabó, así terminó el festival, como mi primer polvo: breve, pero bonito y con cariño. Ahora solo queda esperar al próximo. Agradecemos la invitación de EsquinaHXC y a Berto Martínez por cedernos sus fotografías de la velada.

¡Nos vemos en el pit!