[crónica] Furyon en Estepona – Sala King Creole, 30/09/2014

Texto: Morpheus Misfit
Fotos: McLovin

Nada mas nos enteramos de que Furyon pasarían en su gira española por el sur supimos que teníamos que ir. Habiendo tocado en afamados festivales de la talla del Bloodstock o Download inglés, son una banda rara de ver en una sala pequeña de la costa andaluza, pero dicen que una banda de rock buena puede tocar tanto para 20 personas como para 20.000.

El grupo del sello italiano Frontiers Records lo sabe, y por quizás pasó inadvertido para ellos la poca afluencia de público, porque si algo hicieron en el King Creole de Estepona fue derrochar rock n roll como si en ello les fuese la vida. Antes de ir al concierto algunos amigos me comentaban con son como Alter Bridge pero con un toque mas heavy, y la descripción no puede encajar mejor.

furyonPero antes de seguir hablando del grupo me gustaría detenerme un poco en el King Creole: para quienes no lo sepan lo regenta uno de los socios del Louie Louie de Estepona, en una sala de pequeño aforo en el centro de Estepona pero con buenas condiciones (dos niveles, mesa de billar) y por sobre todo lo mas importante: un buen sonido y una buena acústica. Tengo el presentimiento de que grandes conciertos nos esperan en esta sala, que según nos comentaba uno de sus trabajadores aun no está totalmente acondicionada pero que lo estará en breve, bien por ellos!

Y volviendo a la música, hablemos de Furyon. Lo que hacen puede ser clasificado de hard rock, si por ello entendemos un rock duro con ciertos toques oscuros y respaldados por una poderosa voz limpia y chillona (solo en el punto exacto), que a la vez ofrece calidez y melodía. Dos guitarras bastante competentes y una sección rítmica de batería y bajo que solidifica todo el contenido. En Estepona demostraron las horas y horas de práctica que llevan encima, además de las tablas ya sea en pequeños pubs o grandes eventos. Una banda camaleón, que sabe adaptarse según las circunstancias.

Con un equipo adecuado lograron sonar atronadores (lástima que no podamos decir lo mismo de las luces, aunque esto no es culpa de la banda) y dejaron impactados a todos los presentes, ya sea estrenando canciones nuevas como “These Four Walls” (de la cual puedes ver un video al principio de esta crónica) o versioneando a Led Zeppelin con “Immigrant Song” y “Whole Lotta Love”.

El resultado final fue de una satisfactoria noche de rock n roll con músicos tan honestos y que van de frente tanto como su música, sin añadidos artificiales ni doble significado. Empiezan a jugar en otra liga, y ganas y talento no le faltan para dar el gran salto.

furyonfuryon

furyonfuryon

furyonfuryon