[crónica] God Save The Queen (DSR) + Brothers In Band en Barcelona – Sant Jordi Club 11/10/2013

Texto: Alba Rodrigo
Promotor: The Borderline Music

1 de agosto de 1986, Miniestadi de Barcelona. La banda de Rock británica Queen aterriza en la ciudad Condal con su ‘Magic Tour’ para presentar su último trabajo, A Kind of Magic. Sold out. Desgraciadamente, en aquel entonces nadie podía imaginar que esa sería la última gira del exitoso grupo. El largo descanso que se tomaron como banda y, por supuesto, la muerte de su frontman Freddie Mercury, hizo que su música pasase de los estadios a formar parte de la gran Historia del Rock.

11 de octubre de 2013, Sant Jordi Club, Barcelona. Entradas agotadas. Más de 4.000 personas en la sala esperando revivir de alguna manera sentimientos de antaño, o simplemente buscando la oportunidad de disfrutar por primera vez de algo que nunca pudo ser. Y así, como si hubiésemos conectado con el inframundo, el fantasma de Mercury y el resto apareció delante de todos nosotros gracias a su mejor banda tributo (o se dice que eso opina el propio Brian May), los argentinos Dios Salve a la Reina. ¿Quieres saber cómo fue? Pues sencillamente hazte ahora mismo con el Queen at Wembley (1986), dale al play y encuentra las diferencias.

No obstante, antes de coronarnos durante gran parte de la noche, los gallegos Brothers in Band eran los encargados de sacar nuestro lado más bluesero haciendo homenaje a Dire Straits. Gozando de un sonido excelente, éstos nos presentaron un muy buen directo en rasgos generales. Su líder Óscar Rosende demostró su capacidad de imitar la técnica de Mark Knopfler al dedillo, así como algunos aspectos vocales característicos. También destacó la buena forma del batería Miguel Queixas, con una técnica impecable. Pero si algo llamaba la atención era el trío de teclistas que marcaban el ritmo en todo momento. Así, hicieron un repaso de los grandes éxitos de la banda británica como ‘Money For Nothing’, ‘Walk of Life’ o ‘Brothers in Arms’, llegando a la cúspide de su actuación tan solo a la media hora de bolo con la mítica ‘Sultans of Swing’, en la que además de incluir un solo improvisado – seguido del real en la coda – pudimos disfrutar de un diálogo entre saxo y guitarra que hizo las delicias del público. Buen setlist, aunque faltaron algunos temas habituales en su repertorio como ‘Your Latest Trick’, que contentó a todos los fans de la banda. No obstante, creo que a los que tampoco nos emociona en exceso Dire Straits se nos hizo un poco larga la casi hora y media de actuación, aunque sin duda parte de culpa la tenía la grandísima expectación de lo que se nos venía encima a continuación.

Con una escenografía y un juego de luces igual que aquel 12 de julio de 1986 en el estadio de Wembley, de repente apareció Matias “Roger Taylor” Albornoz, mientras las primeras notas de ‘One Vision’ anunciaban que el momento ya había llegado. Y así saltaron a escena Francisco “Brian May” Calgaro a la guitarra, Ezequiel “John Deacon” Tibaldo al bajo y un más que exultante Pablo Padín dando vida de nuevo al inigualable Freddie Mercury. Y, la verdad, es que me cuesta horrores encontrar las palabras exactas que describan todos los sentimientos y todas las sensaciones que consiguen transmitir con su más que perfecta puesta en escena. Queda claro que Freddie no hay más que uno, pero si alguien le da un homenaje más que digno ese es Pablo Padín: (salvando las distancias) mismo carisma, misma gestualidad, mismo dominio de la audiencia, misma técnica al piano y a la guitarra, y una voz que se acerca tanto a la del original que hasta asusta (para mi gusto, incluso mejor que Paul Rodgers) .

Asimismo, nos brindaron con el setlist completo de la mítica actuación en Wembley, con momentos álgidos como… ¿todos? Realmente una actuación con la que nadie paró de cantar, dar palmas, responder a cualquier input e implicarse durante las más de dos horas de bolo. La marea de cámaras de fotos y móviles alzados era incesante, ¡e incluso se vio algún que otro mechero! En definitiva, una respuesta brutal por parte de todos los asistentes, sobre todo en temas como ‘Under Pressure’ (personalmente, hacía mucho que no lloraba en un concierto, pero en este tema fue inevitable, parecía tener ahí arriba al mismísimo Mercury en acción), ‘Love of my Life’, ‘Radio Ga Ga’ o ‘We Will Rock You’.

Pese a ser argentinos y compartir idioma, en ningún momento se salieron de su papel, dirigiéndose a nosotros siempre en inglés (exceptuando el primer “bona nit Barcelona!”) y refiriéndose a ellos mismos por los nombres de sus alter egos, algo que favoreció a teletransportarnos aun más al universo de los británicos. Ataviados con el mismo vestuario – en el caso de Padín, con los diversos cambios pertinentes, incluída la capa y la corona final – y los mismos instrumentos, todos los miembros hicieron alarde de un dominio absoluto, tanto técnico como artístico, de la banda.

Después de interpretar los mismos covers que Mercury y los suyos, como ‘Hello Mary Lou’ o ‘Tutti Frutti’ entre otras (quizás el momento donde decayera un poco la cosa), un ‘Bohemian Rhapsody’ abrumador seguido de ‘Hammer To Fall’ dio paso al primer parón. No obstante, éstos volvieron con fuerza a escena de la mano de ‘Crazy Little Thing Called Love’ y otros grandes éxitos archiconocidos – y esperados – de la banda. Y así, con precisamente ‘God Save The Queen’ daba fin el setlist de Wembley, con un Pablo Padín coronado literalmente, siendo absolutamente el rey de la noche como así demostraban los aplausos incesantes.Y cuando parecía que el bolo ya había llegado a su fin, los chicos nos sorprendieron saliendo una vez más, debiendo continuar el show interpretando una más que destacable ‘Don’t Stop Me Now’ y acabar, ahora sí, con ‘I Want it All’ (temas fuera del setlist original que supusieron todo un gustazo). Un regalo inolvidable para todo el público barcelonés que se despidió con ovaciones interminables y una satisfacción absoluta en sus caras.

Insisto, no hay palabras exactas para describir lo que nos hicieron vivir God Save The Queen esa noche. Así que si alguna vez tenéis la ocasión de verlos en directo, no os lo penseis ni un solo instante porque merece muy mucho la pena.

Setlist God Save the Queen (DSR)

One Vision
Tie Your Mother Down
In The Lap Of The Gods
Seven Seas Of Rhye
Tear It Up
A Kind Of Magic
Under Pressure
Another One Bites The Dust
Who Wants To Live Forever
I Want To Break Free
(Brian May solo)
Now I’m Here
Love Of My Life
Is This The World We Created
Baby I Don’t Care
Hello Mary Lou
Tutti Frutti
Gimme Some Lovin’
Bohemian Rhapsody
Hammer To Fall

Crazy Little Thing Called Love
Big Spender
Radio Ga Ga
We Will Rock You
Friends Will Be Friends
We Are The Champions
God Save The Queen

Don’t Stop Me Now
I Want it All