[crónica] Hellfest Open Air 2015 – Clisson, 19 al 21 de junio de 2015

Texto: Morpheus Misfit
Fotos: AliveCarlos

Diez años han pasado desde el primer Hellfest, 10 años desde que el pequeño Furyfest se convirtiese en el gigante de Europa que puede plantarle cara míticos festivales de la talla del Wacken o sus hermanos ingleses o belgas. El año pasado quedó reflejado en el histórico récord personal del festival atrayendo a las de 110.000 personas con Black Sabbath como cabezas de cartel, y en ésta décima edición no han querido quedarse cortos, por eso las mas de 150.000 que asistieron a Clisson este año pudieron notar todas las mejoras a nivel organizativo del evento del verano metalero en Francia. Y no hablemos de las bandas del cartel, porque es para quitar el hipo…

Hablemos de las mejoras:

1 – Quizás lo mas destacable para los asistentes ha sido el cambio en la infraestructura de las carpas Altar, Temple y Valley. Recuerdo perfectamente haberme salido fuera del concierto de The Black Dahlia Murder el año pasado al no soportar el sofoco en esas “carpas de circo” que poco aire dejaban correr. Este año la organización ha optado por quitar las carpas y colocar un techado mas espacioso y mas alto, dejando correr aire y luz, además de proporcionar mas sombra y repeler mejor el calor. Un gran acierto que ha favorecido tanto a público como a las bandas.

2 – Siguiendo con los escenarios de Temple, Altar y Valley: se colocaron pantallas gigantes que anunciaban que bandas tocarían en dichos escenario y a que horas, lo cual facilitaba el trabajo para los mas despistados. A través de estas pantallas también se transmitían los shows que ocurrian dentro, para quienes preferían verlos sentados en el césped. Mas ventajas que mejoran la calidad de vida en el festival.

hellfes3 – El sonido: mucho mas compacto y nítido en los escenarios de metal extremo así como en el de stoner, una mejoría notable en comparación con ediciones anteriores. El cierto que el Mainstage 1 tuvo varios inconvenientes entre el sábado y el domingo (Airbourne, Scorpions y Cavalera Conspiracy) además de un susto en el Mainstage 2 con Faith No More, pero en lineas generales un sonido a la altura de una edición aniversario.

4 – El cambio de tokens a cashless: este año como novedad han desaparecido las fichas o “tokens” para los pagos de bebidas en el festival. En su lugar se ha impuesto una tarjeta única llamada “Cashless” que bien podías recargarla online inclusive antes de ir al festival, o recargarla en el mismo festival tanto con pago en efectivo como con pago en tarjeta. Te ahorra llevar cientos de fichas en el bolsillo, además del ahorro en plástico al festival. Otra de las medidas innovadoras del festival, que ha llegado para quedarse. También hubieron puestos de comida oficial del festival donde se podía pagar con cashless, además de los tradicionales puestos de comida al lado del bosque que da acceso al Warzone y en los cuales aceptaban efectivo.

5 – Atracciones: además de repetir con la noria donde se podían ver los shows desde gran altura por 6 euros, éste año como novedad entre el escenario Temple y Altar se colocó una jaula donde varios skaters hicieron las delicias de los presentes con acrobacias y piruetas varias todos los días del festival, a ritmo de un DJ que amenizaba todo aquello. Curioso cuanto menos, así como que las “animadoras” del Hellfest en lugar de realizar shows en el Metal Korner o en la terraza VIP durante alguna actuación, lo hiciesen para el público general encima de una de las barras opuestas al Temple.

6 – Limpieza y aseos: solo hace falta darse un paseo por las fotos y testimonios recogidos en el Graspop Metal Meeting de Bélgica (que transcurrió en el mismo fin de semana) y compararlo con el Hellfest. Es bueno ver que la limpieza del festival en sí es constante durante todos los días (el Graspop es literalmente un vertedero, lástima por un festival que lleva 20 años funcionando de la misma manera), que se puedan ver papeleras en distintas localizaciones del terreno del festival, y que en la misma zona de camping ayuden con la provisión de bolsas de gran tamaño, y con la limpiza en si del festival.

hellfestLos aseos por su parte también, al igual que el año pasado, recibian su limpieza al menos 2 veces al día, y al menos este servidor pudo ducharse con agua caliente tanto en las duchas comunitarias como en las individuales. Pagas 6 euros por disfrutar de ellas, pero se agradece una ducha caliente a las 9 AM, así como los puestos de desayuno en las distintas zonas del camping (Blanco, Rojo, Amarillo, Naranja, Azul) a precios asequibles.

7 – Festejos Aniversario: Si es cierto que los fuegos artificiales son un ya habitual de este tipo de eventos, lo de los 15 minutos de fuegos artificiales tras el show de Faith No More simplemente es para sacarse el sombrero. ¿Alguien se dio cuenta que las explosiones de colores iban acordes a los golpes de ritmo de las canciones que se pusieron? ¿Alguien dudó de tatarear el “Thunderstruck” de AC/DC o el “Bohemian Rhapsody” durante los fuegos artificiales? Emotivo video el que pusieron durante este espectáculo el sábado, algo que engrandece mas a esta edición del Hellfest.

8 – Zona Prensa y Foso: Esto quizás no interese mucho a otras personas que no sean de medios de comunicación, pero hay que decirlo: en el Hellfest Open Air miman bastante a los medios de prensa, y este año el bar que se encontraba dentro de la zona de prensa mejoró bastante, incluso con shows exclusivos. Por allí pudimos ver todo el fin de semana a Martin van Drunen de Asphyx (que no tocaban en el festival) junto a su pareja. En cuanto a los fosos para fotógrafos también fue un detalle el último día dejarlo sin restricciones para todos los conciertos del día, inclusive los grupos de los escenarios principales. Chapó por ellos.

Sin enrollarnos mas, vamos a lo ocurrido día a día en el festival, que hay ciertas cosas a destacar!.

VIERNES 19 DE JUNIO

El primer día arrancamos con Bölzer en el escenario extremo del Altar, un concierto digno de la altura de la banda. Lo mismo Despise You en el calor del Warzone, aunque aun no tenemos muy claro que hace Cynthia Nishi en la formación de la banda. Samsara Blues Experiment reventaron el Valley a base de psicodelia stoner, y Enthroned harían lo suyo en el Temple con un público muy entregado.

hellfestTruckfighters dieron el primer llenazo del día, en un escenario Valley en el cual apenas se cabía y que explotó con “Desert Cruiser” (así como lo hizo el show de Clutch en el mismo escenario el año pasado). A Armored Saint quizás le quedaba grande el escenario principal, cosa que no sufrieron Orchid en el Valley con una performance íntima e impactante. Melechesh supieron animar con su sumerian metal y meterse a todos en el bolsillo, al igual que High On Fire en el Valley en uno de los mejores directos que he visto de la banda en tiempo.

Llegaba el turno para uno de los cabezas de cartel: Motörhead dieron un concierto típico suyo, pero se nota ya el pesar físico y anímico de Lemmy al frente de la banda. Mítico por lo relevante de la banda, pero un show mas. Bloodbath si que sorprendieron en el Altar, con un Nick Holmes que fue a tapar bocas (y no precisamente por su humor inglés) a base de defender de manera correcta los temas fundamentales de la banda. Alice Cooper si nos dejó con la boca abierta, tanto por su buen estado vocal como con el despliegue de atrezzo y espectáculo shock rock presentado (un Frankestein gigante, una enfermera katrina, Nita Strauss pletórica a la guitarra).

hellfestSatyricon nos dieron una lección de baterías en directo a cargo de Frost, pero la oscuridad de la noche se la robó Rob Halford al frente de Judas Priest, quien demuestra que a pesar de sus mas de 5 décadas y millones de gritos, aún puede defender con honor sus grandes clásicos (moto y malabarismos de Scott Travis a los palillos incluidos).

La primera noche la cerraron Slipknot con una de sus mejores performances en directo en mucho tiempo, llenando el Mainstage hasta la boca y regalando detalles como ese “Vermillion” poco esperado. Según nos contaron Meshuggah también dieron una lección de brutalidad que dejó mandibulas abiertas, y una vez finalizado todo nos marchamos para el Metal Korner a bailar a ritmo de maquineo y clásicos del rock. Quedaban muchas horas y días aun por delante, pero el primer día nos había contentado.

SÁBADO 20 DE JUNIO

El segundo día lo arrancamos con Elder en el Valley con un sonido justo pero efectivo. Mas justo fue el show de Butcher Babies en el escenario principal (sigo sin saber como un grupo así tiene la repercusión que tiene, supongo que el sexo vende). Prostitute Desfigurement pusieron las cosas en su lugar en el Altar, pero el primer sabor a concierto gordo se vivió con The Answer en el escenario principal, con un sol justiciero pero con un frontman de los que quedan pocos en el rock n roll.

hellfestGhost Brigade nos encantaron, aunque la elección de ponerlos en el Mainstage y a las 14:00 bajo un sol abrazador no sería la correcta, aún asi mucha gente disfrutó de un setlist correcto. Merauder caldearon el ambiente en Warzone con varios sing-alongs y circle pits, todo el desparpajo que no tuvieron Backyard Babies en el escenario principal (¿Soy yo o a Nicke Borg se le escuchaba muy poco?).

Con Airbourne empezaron los problemas en el Mainstage 1, cuando al principio del show se jodió el sonido (amplis que reventaron) y estuvieron una canción y media sin sonido. Show parado, se solucionó a medias pero sería un problema constante el sábado en el escenario, aun asi Airbourne salvaron las papeletas y dieron un show antológico. L7 rockearon el otro Mainstage, dejando en claro que esta reunión ha sido por el honor y no por la pasta. Terror casi echan abajo el Warzone, mas petado que en todo el festival, y Slash haría lo suyo en el Mainstage con un increíble Myles Kennedy (que es su basa mas importante).

Impresionante y enigmático Brant Bjork en el Valley, tanto o mas que Killing Joke en el principal (quienes aun tienen algo de magia), pero sin duda la traca final del día sería mortal: Orange Goblin poniéndonos de rodillas en el Valley, y Faith No More sometiendonos a un show de leyenda en el escenario principal. Lo de Mike Patton no tiene nombre, hace lo que quiere con el público y con su voz, y nos deja embobados ya sea con versiones o con su catálogo personal.

hellfestLos fuegos artificales, de mas de 15 minutos, fueron también protagonistas al terminar el show de Faith No More, así como un emotivo video en conmemoración de los 10 años del festival y de toda la gente que lo hace posible (ya sea organización o asistentes). Nos quedaban Scorpions (quienes también sufrieron problemas del Mainstage 1 en mas de una canción), quienes hicieron llorar a base de canciones de medio tempo y baladas, con un show digno pero mejorable en cuanto a la proyección de videos entre canción y canción. La noche la cerraron Venom, increíbles en el Temple con esta actual formación. Pudimos ver un trozo del final de Marilyn Manson para comprobar que poco queda del Reverendo en él. Mas fiesta en los alrededores del camping del festival, mas desfase y a guardarse para el último día.

DOMINGO 21 DE JUNIO

Las cosas empezaron temprano el último día del festival, con los ingleses Hawk Eyes castigados por el horario pero arropados por el poco público que disfrutó de su show. Tribulation gozaron de mejor y mayor audiencia, y lo vale la puesta en escena teatral asi como el misterio de su show. The Great Old Ones nos siguieron llevando por la estela extrema con un show atronador (quizás demasiado, con un sonido muy alto), y las cosas se calmaron con The Atlas Moth en el Valley, con un show rozando la perfección.

hellfestRed Fang fueron muy esperados y no defraudaron, con un Mainstage repleto que disfrutó del set variopinto que llevan los norteamericanos en festival. Dark Tranquillity lo hicieron lo mejor que pudieron en el Mainstage, faltaron canciones pero fue un show para recordar con un “Misery´s Crown” final de alucine. Weedeater en su línea en el Altar, sin muchos sobresaltos, todo lo contrario de A Day To Remember en el escenario principal 2 donde dieron quizás el mejor de sus shows en festival que se recuerdan en Europa.

Eyehategod tampoco defraudaron en el Valley, donde miles se congregaron para una descarga sludge del sur de EEUU que hizo vibrar los cimientos del escenario. Cavalera Conspiracy, a pesar de lo esperado de su show, supieron vivir al hype y movieron a bastante gente, lástima que el Mainstage 2 les jugara una mala pasada en la útima “Roots” y se fuese el sonido sobre el final de la canción.

Life Of Agony fue otro de los conciertos memorables del último día, con una Mina Caputo totalmente entregada al público y sin perder nada de voz con su cambio de sexo. Limp Bizkit fueron los reyes del Mainstage esa tarde, hicieron su show con varios parones y varios tributos a Metallica entre canción y canción (Wes Borland interpretaba trozos de varios clásicos de Metallica a su manera), pero dejaron contentos a su fans. Saint Vitus en el Valley nos demostraron porque son uno de los grandes nombres del género y porque llevan tanto tiempo siendolo, y At The Gates demostraron cual es el verdadero Gothemburg death metal a la par que In Flames tocaban en el escenario principal. Ciertas personas se quejaron del sonido de At The Gates en el Altar, aunque un servidor no notó nada raro.

hellfestTriptykon era uno de mis esperados, y no defraudaron en cuanto a ambiente/puesta en escena / elección de setlist. A la misma hora, y con un cambio de horario, tocaban Nofx en reemplazo de los caídos Rise Against, y según comentarios fue un show decente, con burlas hacia Limp Bizkit incluidas (hicieron 8 versiones seguidas en 3 minutos, saliendo airosos). Lo de Phil Anselmo con Superjoint en el Valley no tiene nombre, si alguien aun dudaba de la capacidad vocal de Anselmo, este concierto tapó bocas y fue mítico al ser su primer y único show europeo en su historia.

El final se acercaba con Nightwish poniendo el cierre al festival, con un setlist cuestionable pero con una puesta en escena de quitar el aliento (pirotécnia incluída) y con una Floor Jansen encantadora. El festival acabó con sonrisas en los labios y cuerpos cansados en las tiendas de campaña.

La sensación general fue muy muy positiva, ya que no solo las mejoras en organización se hicieron notar, sino también en sonido y en infraestructura general del festival. Estas si son maneras de celebrar 10 años por todo lo alto, mis felicitaciones a quienes considero un gran equipo respetable de profesionales. ¿Repetiremos? Con ediciones así no hay que dudarlo.

PUEDES VER TODAS NUESTRAS FOTOS DEL HELLFEST OPEN AIR 2015 AQUÍ:

HELLFEST OPEN AIR 2015 by AliveCarlos