[crónica] Hellfest Open Air 2022 – Viernes 17 de junio

Texto: Jorge Fretes
Fotos: Sebastián Flores

Muchas cosas pueden pasar en tres años, pero ni en los sueños más salvajes podíamos imaginar que el mundo se pare al completo y la industria de la música sufra una de las mayores crisis que recordemos, al menos en nuestra generación. Llevamos unos meses de una normalidad en modo a prueba de fallos, pero un macro evento como el Hellfest Open Air nos ha hecho creer que la maquinaria puede volver más grande que nunca.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ENLACE.

SFS_0100

El averno francés es en esta edición 2022 un éxtasis para todos los sentidos, y desde que abrieron las puertas del infierno a las 10:00 de la mañana ha sido un no parar de encuentros, sonrisas, cervezas compartidas y mucho calor, todo bajo una lluvia de riffs, gritos y percusión.

Para ponernos en situación: el Hellfest Open Air no solo cuenta con un cartel de infarto en sus seis escenarios, con bandas para todos los gustos, sino que ha ampliado su duración y se extiende a lo largo de dos fines de semana en Nantes. Si a todo ello le sumas una organización casi impecable que pone todo de sí para que la experiencia sea lo más placentera posible, tienes el Disneyland perfecto para el fan del rock, metal, punk y hardcore.

SFS_0873

En una mezcla de nostalgia y felicidad, al pisar el recinto vemos cómo todo está como lo habíamos dejado en 2019, a lo que se suman mejoras repartidas por todo el recinto (un reloj gigante que marca la hora de espectáculos de fuego, un nuevo monumento a Lemmy de Motorhead en la zona del escenario Warzone, más puntos de agua, los escenarios Temple y Altar asfaltados), lo que nos hacía olvidar por momentos el asfixiante calor del primer día.

Arrancamos la mañana con Leo Moracchioli y sus Frog Leap en el escenario principal, donde entre versiones de canciones del imaginario pop de todas las épocas como el tema principal de la película Cazafantasmas o el mítico “Eye Of The Tiger”, nos hicieron botar tan temprano entre personas vestidas de conejos y mucha ganas de quemar calorías.

SFS_0119

Así podríamos extendernos hasta el infinito hablando de todo lo que hemos visto en solo un día, pero haremos un breve resumen de lo más destacado, como por ejemplo el paso de Greenleaf por el escenario Valley en donde no solo descandilaron los ojos color mar de su vocalista Perder Bergstrand sino los guitarrazos a ritmo de “Trails And Passes” o “Equators” en un set muy marchoso en el que los aplausos no cesaron.

SFS_0343

Haciendo contraste, los norteamericanos ASG decidieron dar un show bastante pulcro y correcto pero con poca chicha para volver después de más de cinco años a pisar ese escenario, siendo quizás los más estáticos del día en el reino stoner. Leprous tenían su oportunidad en el escenario principal y no la desaprovecharon, desde grandes hits como “From The Flame” hasta temas de su nuevo lanzamiento ‘Aphelion’ que sonaron atronadoras acompañadas de cello y un Baard Kolstad a la batería que se robó el show.

SFS_0421

A los sonidos extremos nos mudamos al Altar para gozar del estado de gracia de los norteamericanos Gatecreeper y su metal hardcore que también por momentos coqueteaba con los Obituary más cazurros, y un Chase Mason enorme a la voz que hizo que todos se arrancarán en sangrientos circle pits.

Si de sets épicos hablamos, el main era un mar de personas para ver a Frank Carter y sus Rattlesnakes partir el Hellfest en dos, con el pelirrojo saltando al público y haciendo el pino, animado por un fan en silla de ruedas que estaba haciendo crowdsurfing. Su recién editado ‘Sticky’ fue coreado por todos, confirmando su gran popularidad actual.

SFS_1302

Opeth sufrieron el sol abrasivo del main pero por fin pudimos verlos con su nuevo baterista de gira Sami Karpinnen (Therion), que se lució en nuevos clásicos como “Sorceress” o un cierre de infarto con la larga “Deliverance”. A no perderlos de vista en el Resurrection Fest y en el Leyendas Del Rock.

Había ganas de ver lo que hacían The Offspring tras los buenos comentarios que escuchamos de su concierto en el Azkena Rock Festival. No defraudaron, Dexter Holland está en mejor estado vocal que la última vez que lo vimos, y el guitarrista Noodles tira del carro para movilizar desde la primera a la última fila. A excepción de dos canciones nuevas, el set estuvo repleto de clásicos de todas las épocas y favoritas del público como “Want You Bad”, “Bad Habbit” o el final con “Self Esteem”. Uno de los mejores y más animados sets del escenario principal en lo que llevábamos de día.

SFS_0980

High On Fire no se quedaron atrás en el escenario Valley, y controlando más el volumen que en otras ocasiones pudieron dar un set de leyenda en el que su nuevo baterista Chris Maggio dio más que el callo como si llevase toda la vida tocando miticadas como “Rumors Of War” o “Snakes For The Divine”.

Dropkick Murphys quisieron lucirse en su regreso a Nantes, también motivados por la grabación de un vídeo en directo durante su set para una canción que estrenarán en julio y que pertenece al disco que lanzarán en septiembre. No escatimaron en confetti, fuegos, un homenaje a los refugiados ucranianos incluso con las luces del escenario imitando la bandera de Ucrania, y su habitual energía desbordante en canciones más grandes que la vida misma como “The State Of Massachusetts”.

SFS_0860-2

Si tenemos que darle el premio al concierto del festival sin duda se lo damos a Baroness, grandes triunfadores del Valley que desgranaron favoritas como “Take My Bones Away” para abrir el set o “March To The Sea”, con la guitarrista Gina y el líder John Baizley tan compenetrados que daba gusto solo con verlos haciendo shredding codo con codo. Terminaron el set con “Isak” pidiendo al público que cantase la melodía de guitarra, y el respetable respondió quedándose unos minutos más tras terminar el set tarareándola en uno de los finales más épicos del primer día.

SFS_1126

Deftones eran los cabezas de cartel del primer día y se lucieron más por el set, el sonido y el talento sobre el escenario que por llevar pirotecnia para engañabobos. La forma física de Chino Moreno vuelve a mutar, por lo que tuvo que sudar la gota gorda pero no falló en ningún momento, en una formación extraña en el que guitarrista de Will Haven cumplió con creces reemplazando a Stephen Carpenter, y dónde extrañamos a Sergio Vega al bajo. En el Resurrection Fest si dan solo la mitad de lo que dieron en Hellfest serán sin duda una de las bandas que no te querrás perder.

SFS_1377

Fin de fiesta con Volbeat en el escenario principal, con las fuerzas ya mermadas sobre tras más de 12 horas de conciertos pero con melodías como “Lola Montez” que tiraban del carro donde ya había mucho cansancio y sueño. Quizás a una hora intempestiva, que hubiese lucido más si hubiese sido tres horas antes, pero no sé puede tener todo ni siquiera en el infierno.

No olvides seguirnos en Instagram, Facebook y Twitter para ver todos nuestros reportajes, y pronto en YouTube para las entrevistas como las de Elder o Baroness que hicimos ayer. Hoy más calor y baños de cerveza en el Disneyland del rock.