[crónica] Hellfest Open Air 2024 – Clisson, 27 al 30 de junio

Texto: Aritz Sola
Fotos: Julián Corro

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ENLACE.

Día 1 – Jueves 27

Un año más, nos encontramos en la cita ineludible para los fanáticos de la buena música. Con mucha ilusión nos acercamos al primer show del festival, de la mano de The Broken Horizon. El modern-metalcore, como ellos mismos lo denominan, ha llegado a los países del Loira. En el último año la formación navarra ha cosechado numerosos éxitos por el circuito europeo con su álbum “Until Silence Speaks” (2022).

Nada más acceder al recinto nos encontramos con una ciudad repleta de pequeños establecimientos y locales que rodean el Hellstage. Pasadas las 16:30, bajo un sol de justicia y con un poco de retraso, dio comienzo un accidentado show. El grupo, ya preparado, se vio obligado a retrasar el inicio del show debido a las bandas anteriores, lo que generó nervios y algún que otro problema técnico que se pudo solucionar con facilidad.

HELLFEST JULIÁN CORRO-52

El siguiente gran momento del día vino de la mano de Slaughter To Prevail el resto ya es historia.

Alex exclamó “HELLFEST. Are you ready to be a part of history?” Fue en este momento cuando desde el provocador fue organizando a los allí presentes para batir un nuevo récord mundial, el Wall of death más grande del mundo, solo hizo falta diez minutos unas breves indicaciones. ¿Lo habrán conseguido?

Continuamos frente al Main Stage 2 con el particular show de Ice Nine Kills. Si en alguna ocasión tienes la oportunidad de verlos en directo, es, como mínimo, toda una experiencia. Cada canción trata de una película de terror diferente y la banda recrea escenas de la película mientras la canción suena en directo. La canción de apertura ‘Hip To Be Scared’, basada en la película American Psycho, dio el pistoletazo de salida y la banda se vistió de abogados y hombres de negocios en el escenario. El cantante Spencer Charnas llevaba un micrófono en una mano y un hacha en la otra. A mitad del tema, un actor que interpreta al personaje de “Paul” en la película American Psycho entra en escena para ser “asesinado” unos segundos más tarde.

El siguiente tema fue ‘Rainy Day’, basado en la serie de películas y videojuegos Resident Evil. En este tema, se convirtió en una batalla campal entre los zombies se hicieron con el control del escenario y la policía que les hacía frente. Le siguió ‘Meat and Greet’, basada en la película El silencio de los corderos. Durante la canción, un oficial de policía sacó a una persona con una máscara y una camisa de fuerza similar a Hannibal Lecter en la película, donde el oficial de policía fue prontamente asesinado y “comido” al final de la canción. Seguimos con ‘Ex-Mortis’, sobre la serie Evil Dead, fue la siguiente canción, en la que Spencer blandía una motosierra durante todo el tema. Si no me dejo ninguna le siguieron ‘Wurst Vacation’, sobre las películas de Hostel, y ‘Funeral Derangements’, sobre las películas de El cementerio viviente. Mientras tocaban estas canciones, dos monitores gigantes en el escenario, que parecían televisores de tubo de la vieja escuela, mostraban escenas de los vídeos musicales relacionados con cada canción. Y para terminar escenificaron la famosa película Psicosis con The Shower Scene todo un clásico Ice Nine Kills.

HELLFEST JULIÁN CORRO-40

Durante la siguiente hora nos tomamos un breve descanso, y nos preparamos para el icónico show de Babymetal. Una vez pasadas las 20:30 el escenario se iluminó con destellos de luces rojas y doradas mientras la gran multitud esperaba emocionada frente al Main Stage 2. De repente, un potente riff de guitarra rompió el silencio y se iluminó la pantalla revelando el logo de BABYMETAL, las tres carismáticas integrantes del grupo, en el centro del escenario. Vestidas con sus icónicos trajes de estilo gótico-lolita, proyectaban una mezcla de inocencia y poderío.

A mi parecer, lo que más destacó del show fue sin duda la banda de apoyo, conocida como Kami Band, desplegando una tormenta de riffs y complejas líneas de bajo. Sumado a las coreografías impecables de las cantantes, sincronizadas con la precisión de un reloj suizo, cautivaron tanto a los ojos como a los oídos de los allí presentes. Temas como ‘Gimme Chocolate!!’ y ‘Megitsune’ resonaban con fuerza.

HELLFEST JULIÁN CORRO-42

El sol ya se estaba poniendo y era el momento de ir a uno de mis escenarios favoritos, la Warzone. Tenía muchas ganas de ver a Crystal Lake, ya que tras la salida de la banda de Ryo, dudaba que John Robert Centorrino, ex-The Last Ten Seconds Of Life, estuviera a la altura. Sin embargo, el show no fue el mejor de todos. Para la segunda o tercera canción comenzaron los problemas técnicos, el sonido de la PA derecha se fué. JR continuó con la canción, pero se le notaba muy molesto. Al ver que el problema no se resolvía en las siguientes dos canciones, muchos de los oyentes decidieron marcharse del lugar. Otros, en cambio, jaleaban con voces cada vez que el sonido iba y venía como si de un juego se tratase. Finalmente, unos pocos mostraron su disgusto alzando los brazos en alto formando una X y pidiendo que se parase la actuación. Una dura batalla que tuvieron que lidiar los integrantes, en especial Yudai Miyamoto, quien se dejó literalmente la piel en el escenario al resbalarse mientras realizaba una patada voladora. Minutos más tarde, el problema fue resuelto.

El siguiente show que no pude perderme fue el de los franceses Landmvrks. La noche caía en el recinto y parece que todo el mundo se puso de acuerdo para soltar sus mejores pasos. Antes del inicio del show, la multitud vitoreaba a la formación, que apareció en el escenario con una presencia imponente. Durante los primeros temas también sufrieron algún problema técnico con el sonido, que pronto fue solventado. El público no paraba de moverse. Los pogos se formaban y se disolvían al ritmo de la música, con los fans levantando sus puños y gritando cada palabra junto a la banda. Los breakdowns, característicos de su estilo, provocaban una respuesta visceral, llevando a la audiencia al borde de la euforia.

HELLFEST JULIÁN CORRO-45

Entre canciones, la banda tomaba momentos para conectar con los fans, agradeciendo su apoyo y compartiendo historias detrás de sus temas. Estos instantes de cercanía añadían una capa de humanidad a la brutalidad de su música, haciendo que cada asistente se sintiera parte de algo más grande.

HELLFEST JULIÁN CORRO-19

HELLFEST JULIÁN CORRO-21

HELLFEST JULIÁN CORRO-4

Después del show de Avenged Sevenfold, llegó el que sin duda fue el mejor show del día, y como no, tuvo lugar como no en la Warzone. Desde el primer momento, quedó claro que este no sería un concierto típico; la fusión única de rock, electrónica y post-hardcore de los británicos Enter Shikari prometía una experiencia multisensorial increible.

Rou Reynolds, mostrando su carisma, no paró quieto en ningún momento. Su presencia escénica hipnotizaba a todos los presentes, mientras las luces y los efectos visuales añadían una dimensión casi teatral al show.

La banda alternaba entre temas más agresivos y otros más melódicos, mostrando su versatilidad y la amplitud de su repertorio. Canciones como ‘Sssnakepit’ y ‘Live Outside’ desataron una ola de mosh pits y crowdsurfing, con la audiencia cantando a todo pulmón y sincronizándose con cada cambio de ritmo y breakdown. Llegado casi a la mitad del show en concreto al final de ‘The Void Stares Back’ Rou es engullido por la pantalla creando un original efecto visual. En el siguiente tema “Bloodshot”, apareció entre el público, sorprendiendo a todos.

HELLFEST JULIÁN CORRO-18

HELLFEST JULIÁN CORRO-28

HELLFEST JULIÁN CORRO-22

Día 2 – Viernes 28

La mañana en Hellfest se desperezaba lentamente, con el sol elevándose sobre el horizonte y la brisa fresca acariciando la piel. El Main Stage comenzaba a llenarse de vida con uno de los primeros shows del día. Era el turno de ANKOR, la banda catalana liderada por Jessie Williams, que preparó un notable espectáculo. Con su potente voz y presencia escénica, Jessie conectó rápidamente con el público, animándolos a unirse al frenético ritmo. La combinación de riffs pesados, líneas de bajo contundentes y una batería implacable creó una atmósfera electrizante, perfecta para arrancar el día.A pesar del tiempo limitado, la interacción de la banda con el público fue notable y el set, aunque breve, estuvo lleno de intensidad y pasión. ANKOR seleccionó cuidadosamente sus mejores temas para maximizar el impacto.

HELLFEST JULIÁN CORRO-41

Lo que es innegable del siguiente show, Wargasm, es su energía desbordante, cruda y aparentemente inagotable.Tras un breve retraso por problemas con la petaca del vocalista, El público se dejó llevar hasta el último segundo por la mezcla de electro y nu-metal, una propuesta sencilla pero efectiva ofrecida por los británicos. Sin embargo, durante el espectáculo, se destacó un lado provocativo, rebelde, e incluso a veces sexualizado, seguramente presente para explicar el “-gasm” en el nombre de Wargasm.

Regresamos a la Warzone con el sol en su apogeo a las 13:30. Era el turno de Dropout Kings, justo lo que todos habíamos estado esperando. Desde Phoenix, Arizona, el grupo tenía la misión de hacer retumbar el lugar. Sin preámbulos, Adam saltó hacia el público, donde permaneció buena parte de la actuación. Por otro lado, Eddie demostró que el fútbol no es lo suyo; intentó patear una pelota hacia la multitud dos veces, pero esta ni siquiera llegó a la primera fila. La energía desbordante del grupo se palpaba en el ambiente: saltos, giros, gritos, movimiento caótico y saltos hacia el público desde el escenario, lo que causó frustración al guardia de seguridad que tuvo que sortear las barreras para recuperarlos.

A pesar de la falta de un bajo en vivo, las canciones funcionaron sorprendentemente bien y se mantuvieron fieles a la versión de estudio, con ese pequeño extra característico de las presentaciones en vivo. Si te gusta el hardcore punk, la fusión o simplemente una banda que sabe cómo rockear en directo, no te pierdas la oportunidad de verlos cuando estén cerca de ti. Con el ambiente ya cargado y lleno de energía nos sumergimos en las primeras filas de While She Sleeps. El concierto dio comienzo con ‘Rainbows’, con su característica intro melódica que rápidamente se transforma de una amalgama de poderosos y rítmicos riffs.

HELLFEST JULIÁN CORRO-58

Con el transcurso de los siguientes dos temas el público ya está eufórico y podemos afirmar que hay una conexión con la banda. ‘Sleep Society’, ‘Anti-Social’ encendieron aún más los ánimos de los presentes con sus mensajes rebeldes y crítica de la sociedad moderna. Finalmente, “Systematic” cierra el espectáculo con su poderío sónico y su mensaje provocador. Los últimos acordes resuenan en el aire mientras la banda se despide entre aplausos y ovaciones, dejando una impresión duradera en todos los presentes.

Nos tomamos un descanso y acudimos a la rueda de prensa de Tom Morello en la cual nos comenta que está muy contento de volver a Hellfest, le gusta mucho este festival ya que es uno de los que más disfruta. Dice que la gente y ambiente que aquí se respira tiene algo especial y que la gente no deja de sorprenderle. Avanzada la entrevista nos anticipa que durante el show de hoy va a tocar la nueva canción que su propio hijo de trece años Roman ha participado en el solo ‘Soldier In The Army Of Love’, comenta que Roman la compuso durante un sesión y que fue un momento mágico, entonces se pudo manos a la obra y produjo el tema. El tema se estrena hoy 28 de Junio y formará parte de su nuevo álbum por ahora desconocido.

El resto de preguntas de la entrevista se concentraron en un monotema de cómo uno mismo con pequeñas acciones puede cambiar el mundo y hacer un mundo mejor. Algo en lo que a día de hoy lo tiene muy presente. Finaliza que está muy contento con la acogida a su nuevo proyecto en solitario en Europa y agradeció la escena que hay aquí. Está alimentando a las nuevas y futuras generaciones, aún hay esperanza.

HELLFEST JULIÁN CORRO-63-19

Efectivamente, ‘Soldier in the army of love’ fue el primer tema del show y poco después Tom nos dijo: “He estado esperando esto durante mucho tiempo”. El público, algo desconcertado, se preguntaría de qué se trataba todo esto, pero reconocimos de inmediato la icónica introducción de ‘Testify’. Sin embargo, la sorpresa llegó pronto: resultó ser un popurrí instrumental con media docena de riffs emblemáticos de Rage Against The Machine. Además del repertorio de RATM, más adelante interpretaron ‘Kick Out The Jam’ en su totalidad, seguido por otro popurrí instrumental con riffs de ‘Bombtrack’, ‘Guerilla Radio’, ‘Know Your Enemy’, ‘Sleep Now In The Fire’, ‘Bullet In The Head’…

Audioslave también tuvo su momento con una versión de ‘Like A Stone’ cantada por el guitarrista rítmico, todo esto bajo la mirada de Chris Cornell, cuyo retrato se mostró en la pantalla gigante. Apostar por la nostalgia resultó ser un éxito rotundo.

Como ya sabréis, la banda californiana suele rehuir los grandes festivales, pero el escenario del Hellfest es diferente y la oportunidad de tocar ante miles de fans desplazados hasta Clisson cambió la perspectiva de los pesos pesados de la noche, Machine Head.

HELLFEST JULIÁN CORRO-1

Esta noche se puso de manifiesto el colosal desperdicio de talento que aquella decisión anterior supuso. Incluso con su impresionante puesta en escena y suficiente fuego para abrir su propia fundición de acero, Robb Flynn y los muchachos convirtieron el Main Stage en una auténtica barbacoa de jardín. “¿Cómo les va a todos mis bebedores de cerveza del viernes?”, gritó Flynn con una enorme sonrisa, provocando un gran clamor entre la multitud. Aunque el ambiente era relajado, no fueron menos que devastadores mientras arrasaban con ‘Davidian’, ‘Ten Ton Hammer’ y ‘From This Day’.

Eran una máquina de metal de precisión que se movía y golpeaba como un tanque de guerra. Estaba claro que nadie lo disfrutaba tanto como Robb, quien miraba cada circle pit con la sonrisa de un hombre que una vez más sabía lo que se siente al estar en la cima de la montaña.

Haciendo memoria, no es la primera vez que el Hellfest termina una jornada en una discoteca. Recordamos los cierres de Perturbator y Carpenter Brut, y este año le tocó a The Prodigy. Los británicos aprovecharon la oscuridad para desplegar un espectáculo visual impresionante con láseres y proyecciones, justo como esperábamos de ellos.

HELLFEST JULIÁN CORRO-37

Más allá del aspecto visual, nos sumergimos en un descenso de adrenalina con cada golpe de bajo, a pesar de que el setlist se inclinó más hacia el electro que hacía su espectro metal habitual, con canciones como ‘Omen’, ‘Voodoo People’, ‘Take Me To The Hospital’. Cada tema fue un éxito rotundo, fue toda una hazaña sobrevivir el show en las primeras filas sin sufrir daños, además fue increíble ver las expresión en los rostros de la gente que decía “¡Oh, esta la conozco!” y seguía bailando con entusiasmo.

También hubo un hermoso homenaje a Keith Flint, su ex carismático cantante fallecido en 2019, una silueta de él fue proyectada en las pantallas gigantes detrás del grupo, acompañada de sus icónicos pasos de baile. La referencia fue sutil pero conmovedora para quienes entendían su significado.

Día 3 – Sábado 29

Esta tercera jornada de Hellfest fue probablemente la más esperada por mucha gente, debido al regreso de Metallica a tierras francesas. La expectación era enorme, con fans de todo el país y más allá llegando para ver a una de las bandas más icónicas del metal. Sin embargo, también fue el regreso de la lluvia, que parecía ser una invitada habitual cada año. Para mí, sin embargo, el día no tenía tanto interés debido al cansancio acumulado de los días anteriores y a las bandas programadas.

El reloj marcaba las 16:00, el cielo seguía encapotado y de vez en cuando se escapaba un rayo de sol. Ya habíamos llegado frente a la renovada zona del Valley para ver al trío belga Brutus. ¿Todavía no los conoces? ¿Qué estás haciendo con tu vida? No es fácil definir a Brutus. Para los más neófitos: Stefanie se encargaba de las partes de voz, batería y carillón, llevando toda la energía y carisma del grupo. Stijn, el guitarrista, tomaba líneas post-rock y las elevaba a niveles de hardcore punk con su velocidad y energía. El post-hardcore adornado con sus voces quebradas transmitía tanta emoción que se convertía en un sello distintivo, creando una atmósfera casi religiosa durante los silencios del segundo tema, ‘Liar’. Su actuación fue humilde, conmovedora e impecable de principio a fin. ¡Y tuvimos la suerte de librarnos de la lluvia prevista!

HELLFEST JULIÁN CORRO-38

Al mismo tiempo que Brutus tocaba en una punta del festival, los ya consagrados Stratovarius se presentaban en la otra. Llegamos a mitad de su concierto, justo en la mejor parte. El setlist era insuperable, con temas como ‘Eagle Heart’, ‘Speed of Light’, ‘Paradise’ y ‘Black Diamond’. La energía mostrada en el escenario, aunque un poco débil, fue suficiente para calentar nuestros corazones en un día bastante fresco.

Durante la introducción de ‘Black Diamond’, el ambiente en el escenario era de ayuda mutua. El bajista se acercó a Jens Johansson para ayudarle con una tercera mano en el teclado, mientras continuaba tocando el bajo. Luego, Lauri Porra (bajo) y Matias Kupiainen (guitarra) se colocaron frente a frente para tocar la mano derecha del instrumento del otro, manteniendo la mano izquierda sobre el mástil de su propio instrumento. El cantante también tuvo un breve pero contundente mensaje ecológico entre ‘Paradise’ y ‘World On Fire’, dos de los títulos con letras más significativas al respecto.

La ejecución de la banda fue impecable para los cuatro miembros, pero lamentablemente, como en muchos otros escenarios hoy, hubo algunos problemas de sonido, con microcortes y crujidos. A pesar de estos inconvenientes, el concierto de Stratovarius fue una experiencia memorable.

De un escenario pasamos a otro, esta vez era el turno de Mammoth WVH, que significa “Wolfgang Van Halen”. Sí, el “Van Halen” en referencia a Eddie Van Halen, ya que es su hijo quien sostiene la guitarra y el micrófono. Sin embargo, el registro musical de Wolfgang no se parece en nada al de su padre. Estamos ante un rock vanguardista pero radiofónico, pegadizo pero no duro, más cercano al estilo de Foo Fighters (banda que veremos mañana). Y en este registro, funciona al cien por cien.

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-14

Los músicos aprovecharon la ampliación del escenario principal (Snake Pit), preparado durante la noche para recibir a Metallica, y aquellos que no se veían obligados a permanecer pegados a una pedalera o detrás de un soporte de micrófono se acercaron regularmente a la multitud.

Mammoth WVH culminó su actuación con el díptico ‘Don’t Back Down’ y ‘Another Celebration at the End of the World’, dejando una impresión duradera y energizante en todos los presentes.El cielo comenzó a oscurecerse de manera alarmante, con nubes negras acumulándose rápidamente. El viento cambió de dirección, soplando con una intensidad que anunciaba la inminente tormenta. No había duda, la lluvia estaba a punto de caer con fuerza. En un intento de escapar del aguacero, nos dirigimos apresuradamente hacia la carpa del Altar, buscando refugio y un momento de respiro antes de que el cielo se abriera por completo.

Dentro de la carpa, nos encontramos con un espectáculo electrizante. The Haunted, la banda sueca de groove-death metal melódico, estaba en pleno apogeo. La energía desbordante del grupo era palpable, con riffs poderosos y una batería implacable que resonaba en cada rincón del recinto. Los hermanos Björler y Erlandsson, miembros fundadores de la legendaria banda At The Gates, aportaban su experiencia y maestría, llevando la atmósfera a un nivel superior.

El ambiente era acogedor a pesar de la intensidad de la música. La conexión entre la banda y el público era evidente, con cada tema arrancando vítores y aplausos. Canciones como ‘99’, ‘Trespass’ y ‘All Against All’ transformaron la carpa en un hervidero de emociones. Finalmente, la lluvia llegó con fuerza, empapando rápidamente el festival. Desde las pantallas laterales del Main Stage, pudimos ver brevemente el espectáculo de Accept antes de dirigirnos a la zona de prensa para refugiarnos de la lluvia.

HELLFEST JULIÁN CORRO-48

El show de Accept, tristemente, no estuvo a la altura de las expectativas. La icónica banda alemana de heavy metal, conocida por sus himnos poderosos y su energía en el escenario, se enfrentó a una combinación desafortunada de factores que jugaron en su contra. El tiempo inclemente, con la lluvia torrencial y el viento azotando, contribuyó a que muchos asistentes abandonaran el área descubierta en busca de un techo bajo el cual resguardarse.

La multitud que permaneció frente al escenario era visiblemente más reducida y menos animada de lo habitual. A pesar de los esfuerzos de la banda por mantener la energía, el clima y la dispersión del público afectaron el ambiente. Temas clásicos como ‘Balls to the Wall’ y ‘Metal Heart’ sonaron bien, pero no lograron encender la chispa habitual. La interacción con el público fue limitada y la conexión, esencial para un concierto memorable, se sintió debilitada.

Fue un concierto que, bajo mejores condiciones, podría haber sido espectacular, pero que terminó siendo una experiencia algo decepcionante debido a la combinación de factores externos y la desventurada situación climática.

Por suerte, desde la zona de prensa disponíamos de una gran pantalla en la que pudimos seguir los conciertos de los Main Stages. Tuve la fortuna de poder disfrutar del concierto cómodamente, a diferencia de mi compañero Julián, quien se enfrentó a las inclemencias del tiempo para traeros estas impresionantes imágenes de Metallica.

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-13

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-3

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-28

¡Ahora,vayamos con la música de verdad! Después de una larga introducción de ‘It’s A Long Way To The Top’ de AC/DC, seguida de la obligatoria ‘The Ecstasy Of Gold’, los Cuatro Jinetes del Apocalipsis subieron al escenario para comenzar con uno de sus títulos más emblemáticos: ‘Creeping Death’. Sin embargo, algo no terminaba de cuajar. El solo estaba bastante desentonado y, lamentablemente, esto se repitió durante todo el concierto. Más adelante en el set, ‘Sad But True’, ‘One’, e incluso el primer solo de ‘Master Of Puppets’ estuvieron mal ejecutados, con las transiciones entre riffs resultando molestas. Las pausas entre las canciones eran lentas y aburridas, y en muchas ocasiones solo se escuchaba retroalimentación.

Sabemos que a Robert Trujillo y Kirk Hammet les gusta ofrecer una mini-versión de una canción que represente el país donde se realiza el concierto, y esta noche fue una versión desafortunada de ‘L’Aventurier’ de Indochine. Que fue algo realmente penoso. En resumen, hubo mucho que criticar en cuanto a la calidad de la ejecución.

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-11

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-9

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-2

Pero si nos deshacemos de todo eso (claro, si podemos hacerlo), el espectáculo fue tan bueno como siempre lo es con Metallica. La batería cambió de lugar varias veces, el final del último tema culminó en fuegos artificiales, y el setlist estuvo lleno de joyas como ‘Orion’, ‘Seek & Destroy’, ‘One’, ‘For Whom The Bell Tolls’, ‘Master Of Puppets’ entre otras. James Hetfield incluso rindió un breve homenaje a Cliff Burton. Y por una vez en su historia tuvieron la buena idea de no tocar ‘Nothing Else Matters’ y ‘Enter Sandman’ seguidas, como solían hacer, evitando el efecto de “cuarto de hora soporífero”. Está claro que el espectáculo tuvo su calidad, innegablemente, porque no todo se basa en el virtuosismo. La nostalgia, la composición de estos títulos pioneros y, simplemente, la leyenda en la que se ha convertido Metallica, todo eso jugó un papel importante.

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-22

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-35

HELLFEST JULIÁN CORRO-62-24

Además, durante el concierto, la lluvia volvió a caer a mares, añadiendo una atmósfera aún más épica a la noche. Para finalizar el día nos acercamos a la Warzone para disfrutar de Suicidal Tendencies este año pareció un “deja vú” del año pasado, cuando tocaron a la misma hora en el mismo escenario. A pesar de las similitudes, la energía y la intensidad no perdieron un ápice de su impacto. Con el hijo de Robert Trujillo en el bajo, la banda irrumpió en el escenario con una fuerza renovada, atrayendo de inmediato a decenas de personas que se congregaron frente a ellos. El ambiente era eléctrico y familiar a la vez, como si el tiempo se hubiera detenido para revivir una experiencia única. Los clásicos resonaron con fuerza, y la multitud respondió con entusiasmo, creando una atmósfera de celebración y conexión genuina.

Día 4 – Domingo 30

La última jornada del festival la comenzamos con Scowl quienes tomaron el relevo de sus compañeros de Gel en la Warzone. En una actuación que complementó a la de sus compatriotas de Nueva Jersey, a Scowl les gusta mezclar su hardcore ochentero con el horror punk y el grunge. Como los californianos sólo tienen un guitarrista, el bajista tiene inevitablemente una gran influencia en las composiciones, y causa una gran impresión con su presencia y sus intros punzantes. Pero quien realmente llama la atención de todos es la frontwoman Kat Moss (sí, sí), que encandila al público con su pelo fluorescente, sus guantes blancos de encaje y sus coreografías improvisadas.

HELLFEST JULIÁN CORRO-35

Con un look que habría hecho las delicias de Siouxsie And The Banshees, alternó acentos guturales y agudos al puro estilo “riot grrrl” con facilidad. Pero no se dejen engañar por la apariencia frívola de la cantante: el final del concierto se convirtió en una brutalidad sin nombre y la agresividad subió cinco grados sin previo aviso. Al fin y al cabo, ella lo había insinuado al principio del concierto con esta declaración resumida: “¡Jodeos y venid a descubrirlo!”. Por desgracia acabaron su set 15 minutos antes de lo esperado, dejando un agridulce sabor de boca.

Seguido al bolo de Scowl, fuimos corriendo al Main Stage en el que estaban tocando las Nova Twins. Lamentablemente, no llegamos a tiempo para disfrutar de su concierto completo, pero sí pudimos escuchar los dos temas finales ‘Antagonist’ y ‘Choose Your Fighter’. Aunque fue breve, el cierre de su actuación dejó una fuerte impresión con su enérgica mezcla de rock y hip-hop, mostrando por qué se han convertido en una de las bandas liderada por mujeres más emocionantes de la escena actual.

HELLFEST JULIÁN CORRO-63-1

HELLFEST JULIÁN CORRO-63-5

HELLFEST JULIÁN CORRO-63-7

HELLFEST JULIÁN CORRO-63-18

HELLFEST JULIÁN CORRO-63-12

Continuamos con Simple Plan, y su pop punk adolescente. Aún no puedo creer que esta banda haya marcado a toda una generación y sea capaz de reunir a tanta gente tan temprano (14:20). Sin embargo, desde las primeras notas de la intro, la banda sonora de “La guerra de las galaxias”, es un público varias décadas más joven el que se deleita con la llegada al escenario de la formación y del carismático Pierre Bouvier, para quien está claro que el tiempo no hace mella.

Escuchando una sucesión de canciones sobre el “amor adolescente” y viendo lo bien que responde el público, uno casi se pregunta por qué la juventud de hoy no está más interesada en el grupo. Siguieron un popurrí de versiones de Smash Mouth, Avril Lavigne y The Killers, y Simple Plan firmó la sentencia de muerte para el equipo de seguridad, que se encontró con un flujo constante de crowd surfers hasta el final del set. Resonó el esperado ‘What’s New Scooby-Doo?’ y el público regresó a la infancia. A esto hay que añadir el baño de multitudes de Chuck Comeau, decidido a salir de detrás de su batería y chocar los cinco con cualquiera que se cruzara en su camino. En conjunto, la aparición de los canadienses fue muy gratificante, ¡aunque algunos la hayan criticado de monótona!

HELLFEST JULIÁN CORRO-54

Frank Carter & The Rattlesnakes hizo que la seguridad se caliente un poco, porque el “l’enfant terrible” del punk inglés está en plena forma. El esfuerzo realizado por el frontman para esperar hasta el final de la primera canción antes de perderse en el foso debe ser considerable y merece ser destacado. Y aunque admiramos su destreza vocal mientras se balancea precariamente sobre los brazos levantados de los asistentes del festival, tenemos que admitir que la música de Frank Carter & The Rattlesnakes es menos memorable que las constantes payasadas de su cantante.

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-6

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-10

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-1

La banda parece perfectamente consciente de ello, hasta el punto de no dudar en hacer largas pausas que les permiten organizar un moshpit “sólo para mujeres”, sentar a todo el público o reclamar “el circle pit más grande de todo el puto Hellfest” (¿pero qué les pasa este año con los putos concursos de circle pit más grandes?). “No hemos venido al Hellfest a hacer prisioneros”, advierte Frank Carter, y le tomamos la palabra; se alegra de que la banda toque en el Main Stage y no en la Warzone, porque de lo contrario probablemente habría muertos. Al final, la actuación de la banda inglesa fue espectacular, en el verdadero sentido de la palabra. Sin embargo, el espectáculo no lo es todo, y cuando la música pasa a un segundo plano, hay que preguntarse cuánto tiempo puede durar antes de que el público se canse.

De vuelta a la Warzone, le toca el turno a Madball, que desde el primer momento fue una explosión de energía pura, demostrando que el hardcore sigue vivo y coleando. En el momento que Freddy puso un pie en el escenario, no dejó de moverse de un lado a otro, incitando al público a unirse al caos del moshpit. Con temas como ‘Set It Off’ y ‘Hardcore Still Lives!’, la banda entregó una actuación feroz y apasionada, reafirmando su compromiso con el espíritu del hardcore.

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-5

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-11

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-4

Uno de los grandes atractivos de esta edición de Hellfest fue la confirmación de Foo Fighters. De hecho, es todo un acontecimiento, porque la banda rara vez se deja ver por Europa, estuvieron a punto de disolverse tras la muerte de su emblemático batería Taylor Hawkins, y porque representa un punto de inflexión para el festival, que ahora se abre a cabezas de cartel más rockeros que metaleros. A mi parecer es todo un acierto arrancar este avance con Foo Fighters.

Esta es la banda de Dave Grohl, el rockero más guay del mundo, el tipo que es amigo del líder de tu banda de metal favorita, y que prácticamente no tiene detractores. En términos de energía, el concierto tuvo un gran comienzo con la furiosa ‘All My Life’. La contribución de Josh Freese se hizo sentir, sobre todo con su forma de tocar, que aprovechó al máximo el doble bombo de su batería. A lo largo del concierto, el batería f2ue el centro de atención, especialmente en ‘White Limo’, el éxito ‘Breakout’, el extracto de ‘March Of The Pigs’ de Nine Inch Nails durante las introducciones y la punk ‘Monkey Wrench’, donde tuvo la oportunidad de lucirse como nunca, frente a un admirado Dave Grohl que lo había visto todo antes.

En un festival de las características de Hellfest, es imposible cubrir todos y cada uno de los escenarios. Con más de 180 bandas distribuidas en seis escenarios, es necesario hacer parones para hidratarse y comer, además de tomarse un respiro para descansar. Este año, algunas de las bandas de las que más me arrepiento no haber disfrutado son The Interrupters, Corey Taylor, 1000MODS, Cock Sparrer, Rival Sons, Crosses (†††), Heriot, Uuhai, Sanguisugabogg, Kvelertark, Chelse Wolfe entre otros.

HELLFEST JULIÁN CORRO-46

Ahora toca hablar de las numerosas mejoras en infraestructura que han elevado significativamente la experiencia. La distribución de los baños ha sido optimizada, ya no se forman atascos ni malos olores entre las carpas. Además se han modificado diversas instalaciones para facilitar el acceso y el tránsito lo que ha permitido un flujo de personas más eficiente. La mejora más notable ha sido la calidad del sonido en los Main Stages, los ajustes realizados han resultado en una claridad y potencia sonora. Esta mejora en el sonido ha sido un gran acierto, aunque aún queda trabajo por hacer en las carpas del Temple y Altar, donde el sonido aún no ha alcanzado el mismo nivel de perfección.

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-16

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-22

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-19

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-13

El constante movimiento y la intensidad de los shows pueden pasar factura, por lo que es esencial tomarse tiempo para recargar energías. Conscientes de estas necesidades, este año Hellfest ha lanzado una innovadora aplicación de Healthcare llamada Hellcare, que combina la prevención de alcohol y drogas, agresiones sexuales y protección auditiva. En esta aplicación, los asistentes pueden reportar cualquier discriminación o abuso sufrido durante la estancia en el festival. Además, Hellcare ofrece información útil sobre objetos perdidos, puntos de hidratación y ubicaciones de los puntos sanitarios, asegurando una experiencia más segura y organizada para todos los presentes.

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-25

HELLFEST JULIÁN CORRO-64-26