[crónica] In Solitude + Graveyard en Barcelona – sala Razzmatazz 3 28/04/2014

Texto: Alba Rodrigo
Fotos: Xell (cedidas por thedrinktim.es)
Promotor: Madness Live! Productions

Tan solo veinticuatro horas después de haber estado en Razzmatazz 3 disfrutando del directazo de Gorguts (crónica aquí), la siguiente cita que nos atañía era con In Solitude. Presentando su último – y aclamado – disco Sister (2013), los suecos prometían ser una máquina arrolladora en directo, destilando sangre joven y frescura a raudales.

La velada hubiese sido redonda si sus paisanos retrorockeros Graveyard se hubiesen sumado a la cita. No obstante, nuestros Graveyard particulares abrieron la noche demostrando las tablas que han ganado después de todo el trabajo duro acumulado a sus espaldas. Con la incorporación de un Fiar (Foscor) implacable al frente, la banda desplegó un muro de sonido impenetrable. Death Metal puro y duro con ese toque sueco old school y pinceladas blackies que tan bien saben encajar en directo. Los catalanes dieron un repaso variado de su repertorio, especialmente de su The Sea Grave, conectando con el público y encendiendo la mecha rápidamente tema tras tema a través de guitarras fulminantes y ritmos devastadores. Para los que se quedasen con ganas de más, por suerte ya han cerrado varias fechas, entre ellas una gira junto a Nominon que pasará por aquí en junio.

ins1Pese a que la sala se mostraba mucho más vacía que la noche anterior, lo cierto es que los allí congregados estaban mucho más entregados. Se palpaba en el ambiente que las ganas de gozar del show de In Solitude eran muchas. Si todavía hay alguien que no los conoce, se lo recomiendo especialmente a aquellos fans de Ghost, puesto que cuentan con ese Heavy Metal oscurete, aunque con menos parafernalia y toques mucho más ocultistas.

Y por fin, entre incienso y una larga intro, los de Uppsala salieron imparables mientras introducían las primeras notas de ‘Death Knows Where’. Lo cierto es que el sonido durante las primeras canciones no fue nada bueno, aunque afortunadamente fue mejorando. Como era de esperar, su último trabajo conformó gran parte del setlist, destacando temas como ‘Lavender’, la íntima ‘A Buried Sun’ y la pegadiza ‘Sister’. Sin embargo, también hubo tiempo para otras del discazo que supone The World, The Flesh, The Devil (2011) como su homónima, ‘We Were Never Here’ o ‘To Her Darkness’ (pese a que se echó mucho de menos ‘Serpents are Rising’).

Si alguien destacó especialmente fue el guitarrista Henrik Palm, quien muy comedido ejecutó de manera casi perfecta cada uno de los pasajes. No obstante, quienes atraían todas las miradas eran los hermanos Åhman. Con una energía envidiable, ambos parecían comerse a los presentes en varias ocasiones mientras sobrevolaban las primeras filas. Sobre todo su carismático cantante Pelle, quien se contorneaba por el suelo y gesticulaba exageradamente cual Iggy Pop poseído por la oscuridad de King Diamond. Está claro que Pelle resulta el elemento clave de su puesta en escena. Una actitud que enloquecía a todos sus fans, pese a que en varias ocasiones su interpretación vocal dejase que desear. Pero ni siquiera eso restó calidad a su actuación.

Por último, el mágico ‘Witches Sabbath’ – tema de su primer disco – fue el encargado de cerrar una noche sin bises. Tampoco hacían falta, ya que si lo que querían era no dejar impasible a nadie lo consiguieron con creces.

Setlist In Solitude:
Death Knows Where
Lavender
We Were Never Here
A Buried Sun
The World, the Flesh, the Devil
Horses in the Ground
To Her Darkness
Sister
Witches Sabbath