[crónica] Judas Priest + Saxon + Uriah Heep en Madrid – Palacio Vistalegre, 17/06/2024

Texto: David Alonso
Fotos: Oliver Heras

El hard rock y el heavy metal más clásico proveniente de Inglaterra esta en un momento dulce, con varias de sus bandas con más de 50 longevos años de carrera pudiendo ofrecer al respetable, como se pudo ver en el palacio Vistalegre de Madrid, un espectáculo digno de su legado que no ensombrece en absoluto sus años dorados y hacen crecer (aun mas) sus estatus de leyenda. Desconozco si será la última vez que veré a Judas Priest, pero, si es así, marchan con la cabeza alta, pero también es de ser un buen estratega saber cuándo hay que retirarse a tiempo.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ENLACE.

Acorde a lo previsto, las puertas del Palacio Vistalegre se abrían para las 17:30 y ya desde el primer momento había un animado ambiente en los alrededores, con numerosos asistentes (de una media de edad algo elevada en un plano general) charlando animadamente, tomando algo y compartiendo batallitas. El acceso fue realmente ágil y pudimos estar listos a las 19:00 para disfrutar de Uriah Heep.

Uriah Heep

Con un aforo del 40% al inicio de su concierto, Mick Box y los suyos comenzaron su show de 50 minutos de duración donde repasaron tanto temas nuevos como clásicos atemporales de la banda, y es que cuando tienes 25 álbumes de estudio, hacer un setlist de 50 minutos no debe ser fácil por el hecho de concentrar en tan poco tiempo, numerosos años de historia. Pese a ello y a gozar de un sonido que hubiese deseado que fuese algo más nítido, los británicos convencieron al respetable con clásicos de su carrera como “Gypsy”, “Grazed by Heaven” y la maravillosa “Easy Living”. Hubo tiempo para repasar algunos temas de su más reciente ‘Chaos & Colour’ como fue el caso de “Save me Tonigth” o “Hurricane”. Su veterana actuación sirvió de calentamiento para la doble dosis de NWOBHM que estaba por venir.

URIAH HEEP

URIAH HEEP

URIAH HEEP

Setlist

Save me Tonight
Grazed by Heaven
Rainbow Demon
Hurricane
Free ‘n’ Easy
Gypsy
July Morning
Easy Livin’

URIAH HEEP

URIAH HEEP

URIAH HEEP

URIAH HEEP

URIAH HEEP

Saxon

El hecho de que Judas Priest sea el cabeza de gira no empaña en absoluto el poder de convocatoria que sigue poseyendo Saxon, con numerosos asistentes ataviados con sus camisetas y, al momento de comenzar su actuación, el aforo se presentaba con los mismos índices de asistencia que luego veríamos en Judas.

Con puntualidad británica, la banda comandada por Byff Byford daba inicio a su actuación presentando algunos cortes de su reciente y exitoso ‘Hell, Fire and Damnation’ como su tema homónimo o “Madame Guillotine”.

SAXON

SAXON

SAXON

SAXON

Evidentemente también hubo tiempo para repasar clásicos (“Motorcycle Man” o “Denim and Leather” por poner unos ejemplos), donde el respetable se hizo notar y mostro en numerosas ocasiones (en forma de los clásicos oe oeoeoe que tanto nos gustan en España) el respeto que se le tiene a la formación. Desfilaron por el escenarios himnos del heavy británico como son “Wheels of Steel”, “747 (Strangers in the Night)” y la imbatible “Princess of the Night”, que fue coreada por un público entregado, ofreciendo como resultado final un concierto cargado de buena actitud y con un sonido algo más nítido y contundente que en Uriah Heep, pero con ese eco habitual que encontramos habitualmente en estadios y pabellones.

SAXON

SAXON

SAXON

SAXON

SAXON

Setlist

Hell, Fire and Damnation
Motorcycle Man
Power and the Glory
Madame Guillotine
Heavy Metal Thunder
Crusader
Denim and Leather
Wheels of Steel
And the Bands Played On
747(Strangers in the Nigth)
Princess of the Night

Judas Priest

Llegaba el momento, la legendaria “War Pigs” de Black Sabbath estallaba a todo volumen entre las paredes de Vistalegre, coreada por el respetable impaciente a que comenzase la acción, ya que tras el icónico tema, daba comienzo el show de Judas bajo un telón que daba sentido a su último trabajo que vienen presentando, ‘Invincible Shield’.

El telón se elevaba y, tras él, la banda al completo esperaba para descargar sobre el público algo más de dos horas de puro heavy metal de la vieja escuela, comenzando con su reciente “Panic Attack” que demostraba desde un inicio que el Metal God sigue manteniendo el tipo en notas altas y que a nivel vocal sigue dando la talla con creces.

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

Seguidamente, “You’ve Got Another Thing Coming” puso de forma literal de pie a todo el mundo a cantar juntos el primero de los clásicos inmortales de la banda que se dejarían ver por la noche madrileña, con un final en el cual el público volvió a responder jaleando con emoción al veterano vocalista.

No había tiempo de frenar, ya que seguidamente “Rapid Fire” continuaba con el desfile de himnos, con unas guitarras que aportaban la contundencia que merece este icónico tema. La locura se desató cuando una tempranera “Breaking the Law” ponía a corear a todo el pabellón en una versión ligeramente más acelerada y cañera a lo que vemos en su formato original que funciona de forma realmente efectiva en directo, continuando con ese desfile constante de himnos que estaba volviendo al respetable absolutamente loco (y a mí también).

Uno de los redondos con más presencia fue su maravilloso ‘Screaming for Vengeance’ con apariciones de “Riding on the Wind”, “Devil’s Child” y la hermosa introducción de “The Hellion” (que me puso los pelos como escarpias) que daba paso a “Electric Eye” desatando el griterío generalizado.

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

Siguiendo el repertorio y con un Rob Halford caminando en círculos cual comandante, la pegadiza “Love Bites” encandilaba al público y fue cantado con entusiasmo su chicloso estribillo que a mas de a uno se le ha quedado metido en la cabeza. Su reciente disco, tuvo más presencia con otros cortes como “Gates of Hell” o su tema homónimo “Invincible Shield” donde pese a ser celebrados, se nota que son canciones de reciente creación y no fueron ni de lejos celebradas como otras, con un público más pasivo que activo.

Rob tuvo un rato de descanso sentado en el escenario donde hizo un pequeño repaso de su historia en Judas y fue mencionando alguno de sus discos más laureados (el ‘Painkiller’ fue el que más grito el respetable, para sorpresa de nadie) y también, más adentrado el concierto y como si de Freddy Mercury se tratase, estuvo un rato haciendo cantar a capella al público con él, sirviendo para crear una excelente comunión con el gentío y el poder coger algo más de energía para lo que estaba por venir.

El momento marchoso llegaba con la imperial “Turbo Lover” que ponía a cantar a todo el palacio su comercial estribillo y donde a Rob se le vio especialmente interactivo con el público, dejándole cantar numerosas veces sus estrofas.Al señor Halford hay que darle el merito de a día de hoy seguir manteniendo la maquinaria de crear falsetes demenciales bien engrasada, ya que, aunque en temas como “Victim of Changes” necesito tomar asiento para poder hacer con éxito esas notas altas, no paró durante todo el concierto de ir de un lado a otro y moverse caminando, pero con soltura.

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

JUDAS PRIEST

Sabíamos que tenía que llegar el momento de “Painkiller” y Rob cumplió con creces defendiendo un tema que muy poquitos vocalistas pueden sacar adelante con soltura no solo por el apartado vocal, sino por su estratosférica introducción de batería o su legendario solo que sonó de absoluto lujo pese a la acústica del recinto. Una pena que tal legendario álbum no tuviese algo más de presencia, como opinión personal.

Tras un falso final, nos esperaban 4 cortes que volvieron absolutamente dementes a los afortunados que pudimos vivir en directo tal despedida, con “Electric Eye” y un Rob Halford que, todo rechulón, entra al escenario en moto para la rebelde “Hell Bend for Leather”
Finalmente, la juerguera “Living After Midnight” daba carpetazo a una noche memorable con todo el público bailando y cantando un tema que, aunque personalmente no le tengo mucha estima, me parece una excelente forma de finalizar debido a su desenfadado y fiestero contexto. Todo llega a su fin, y no sabemos si esta es la última vez que veremos a tal legendaria banda por tierras españolas en formato concierto. Si esta ha sido la última, lo han hecho con dignidad, respetando su legado y dejando por el camino a más de uno con las emociones a flor de piel.

Setlist

Panic Attack
You’ve Got Another Thing Comin’
Rapid Fire
Breaking the Law
Riding on the Wind
Love Bites
Devil’s Child
Saints in Hell
Gates of Hell
Sinner
Turbo Lover
Invincible Shield
Victim of Changes
The Green Manalishi (With the Two Prong Crown)
Painkiller
The Hellion / Electric Eye
Hell Bent for Leather
Living After Midnight

JUDAS PRIEST