[crónica] Maneskin en Barcelona – Palau Sant Jordi,11/04/2023

Texto: Victoire Adrogué
Fotos: Maneskin

En la noche del 11 de abril de 2023 Maneskin trajo el Loud Kids World Tour al Palau Sant Jordi de Barcelona. Un Tour que empezó en Estados Unidos y que culmina en Estonia el 19 de mayo de 2023.
Respecto a su presencia en Barcelona, cabe decir que el show fue mucho más completo de lo esperado, de inicio a fin.

Aun no habiendo empezado el concierto, sí que tuvimos un poco de espectáculo por parte de sus fans: Si hay algo que caracteriza al grupo, a parte de su música, son sus outfits y esto ya lo pudimos presenciar en su triunfo en Eurovisión. En la noche de concierto, el público dejó bien claro que no solo se sienten representados con las letras sino también con su singular expresión a través de la moda, que rompe con cánones de género y suele ser a pecho descubierto.

Las fans han demostrado ser unas auténticas entendedoras de la vibe Maneskin. Se podía oír a la gente comentar que “esto parece la fashion week”. Y lo parecía. Podías ser de las que había llegado excesivamente pronto al recinto y no te hubieras aburrido mirando al público. Probablemente el 50% del tinte rojo y el eyeliner del Mercadona se encontraba en ese concierto.

Sobre las 21h comenzaba el espectáculo de Maneskin, con una puesta en escena que arrancó los gritos de todo el público: un velo rojo ocultaba el escenario, de suelo a focos, y unas luces estroboscópicas nos dejaban intuir la silueta de Damiano, Ethan, Victoria y Thomas como si de un espectáculo de sombras se tratara. Mantuvieron esa especie de telón durante unos largos minutos, creando mucha expectación mientras Victoria y Thomas comenzaban a tocar, después se sumó Ethan con su batería y finalmente Damiano se incorporó para empezar la canción “Don’t Wanna Sleep”, una vez cae el telón al suelo.

El setlist fue impecable, mantuvieron al graderío entero despegado del asiento ya que cada tema invitaba a bailar y cantar junto al grupo. Poco más de medio concierto después, Damiano y Thomas se colocan en un escenario en el fondo de la pista y ofrecieron un espectáculo en acústico de “Vent’anni” e “If Not For You” que conmueve a todos, y llena el Palau de linternas de móvil que se mecen en el aire. Toda la gente en pista les rodeaba.

Victoria, desde el escenario principal, nos encandila con un solo, que trae de nuevo al público de pista a correr por estar cerca del espectáculo. Aquí comienza “I Wanna Be Your Slave”. Se apagan todos los focos excepto uno, que enfoca a Thomas en su solo de guitarra, con una espesa nube de humo que lo cubre. Los integrantes del grupo se hacen con el foco, lo menean aleatoriamente y lo utilizan para iluminar al público empezando por el lado derecho hasta dar toda la vuelta.

Este es alguno de los tantos gestos que tuvieron para integrar a todo el mundo en el concierto. No fueron pocas las veces que bajaron del escenario para cantar o tocar junto a la gente de pista. También se dejaron llevar en manos del público y fue muy notable que realmente se dirigían a la gente y los miraban con intención durante la actuación.

Para terminar, decidieron subir una parte del público al escenario. Ese grupo de personas favoritas del señor, que han tenido la suerte de poder abrazar a Damiano, son la envidia del mundo. Pudieron disfrutar de bailar y cantar “Kool Kids” con Maneskin. Creo que todas nos sentimos identificadas con la chica que se quitó la camiseta delante de Thomas y que bailó a los pies de Victoria. Y es que no fueron pocos los sujetadores que volaron hasta el escenario durante toda la noche.