[crónica] Pain of Salvation+ Kingcrow en Berlín – Columbia Theater, 31/08/2018

Texto: Nati P Taviel de Andrade

El pasado viernes fue un día especial para los amantes del progresivo en Berlín. Y es que la tremenda combinación de dos bandas como Pain of Salvation y Kingcrow es, sin duda alguna, uno de los mejores regalos en forma de concierto que nos podía regalar este 2018. Una explosión de la mejor música, dos shows impresionantes y unos setlists de categoría que hicieron de la velada una experiencia inolvidable.

Los italianos Kingcrow no resultaron sólo una muy grata sorpresa para una servidora que aún no había tenido la posibilidad de verlos, sino también todo un acierto como teloneros para una banda como Pain of Salvation. Una banda llena de energía, carisma y un directo impecable a la par que entusiasta que nos hizo vibrar y consiguió convencer a un público alemán que generalmente no suele mostrar ninguna emoción con los teloneros.

Debo admitir que, si bien al principio pensé que la voz de Diego Marchesi no era especialmente impresionante en comparación con la calidad general que ofrecía el grupo; su fuerza y complicidad con el público y el resto de los componentes de la banda fueron ingredientes que demostraron valer más que mis dudas iniciales.

La banda nos hizo disfrutar de temazos como “If only” y “The moth” entre otros muchos y demostró que es una banda realmente sólida y con muchísimo potencial. Tal vez no fueran el plato fuerte de la noche, pero sin duda dejaron el listón muy alto.

Unos sonrientes Pain of Salvation aparecieron en escena y un público entusiasta vitoreó a la banda a ritmo de “On a Tuesday” (In the passing light of day, 2017). Un temazo que no solo abre su último disco, sino que fue la canción perfecta para comenzar con un concierto muy especial en el que pudimos disfrutar de un Daniel Gildenlöw en plena forma y de la esperadísima vuelta de un insuperable Johan Hallgren. Y es que si bien es cierto que Ragnar Zolberg es un grandísimo artista de gran potencial, de todos es sabido que la complicidad de Hallgren y Gildenlöw es extraordinaria.

Seguimos con “Reasons” (In the passing light of day, 2017), canción que nos permitió disfrutar especialmente de esa complicidad entre Gildenlöw y Hallgren. Mientras Daniel nos gritaba las razones, Hallgren nos regaló unos coros que nos hicieron volver a un pasado glorioso  y disfrutar de unos PoS más entregados que nunca.

Continuamos con el mismo disco para revolcarnos en la sordidez de “Meaningless”  (In the passing light of day, 2017) y saltar a un estupendo “The perfect element”  (The perfect element, pt. I). Momento cumbre y tremendamente ocurrente llegó cuando un divertido Gildenlöw apareció cargado de vinilos y se puso a jugar con ellos en el tocadiscos. ¿Qué ocurría? Y es que nadie esperaba ese giro de tuerca y que la sala se colmara de luces de colores y bolas de discoteca a ritmo de una  formidable “Disco queen” (Scarsick, 2007), temazo que sin duda destacó por ser la apuesta más arriesgada de la banda en ese disco (y también el más acertado, en mi opinión).

Damos un giro de 360 grados a nuestras emociones y sucumbimos en la tristeza de “Kingdom of loss” (Scarsick, 2007). Pero fue “Handful for nothing” (One hour by the concrete lake, 1998) la que nos hizo regresar a un pasado furioso y oscuro de la banda.

Siguiendo en el mismo disco, la banda nos regaló el debut en directo de “Pilgrim”, preciosa canción que jamás habían interpretado en directo anteriormente.

Pasamos de la dulzura de “Pilgrim” a una pletórica y revolucionaria “Inside out” (One hour by the concrete lake, 1998), tema que nos hizo sumergirnos en una locura musical y disfrutar de unos Pain of Salvation muy auténticos.

Regresamos a su último trabajo con una energética “Full throttle tribe” (In the passing light of day, 2017) y llegamos al éxtasis con la decadencia de “Used”  (The perfect element, pt. I).

Pero, al igual que en su anterior gira, el plato fuerte lo dejaron para el final: 15 minutos indescriptibles de “The passing light of day” (In the passing light of day, 2017). Un tema único, mágico y tremendamente íntimo. Un regalo para los oídos, pero sobre todo para el corazón.

Conciertos hay muchísimos. Algunos francamente buenos. Pero pocos marcan un año de la misma manera que lo consiguieron PoS esa noche.

SETLIST KINGCROW

Right before
At the same pace
The moth
Father
If only
In crescendo

SETLIST PAIN OF SALVATION

On a Tuesday
Reasons
Meaningless
The perfect element
Disco queen
Kingdom of loss
Handful of nothing
Pilgrim
Inside out
Full throttle tribe
Used
The passing light of day