[crónica] Rock Fest Barcelona día 3 – Can Zam, sábado 06/07/2019

Texto: Íñigo Domínguez Díaz
Fotos: Organización del Rock Fest Bcn

Las fuerzas comienzan a fallar pero el ánimo ni por asomo. Tercer día de festival, con una jornada precedente difícil de superar tanto por el cartel como por las actuaciones que realizaron las bandas. Para el recuerdo van a quedar la de GAMMA RAY, RAGE, CANDLEMASS y POWERWOLF. El cartel del sábado presentaba propuestas muy variadas y se presentaban las primeras bandas de estilos más alternativos. Variopinto pues con COMBICHRIST, CRADLE OF FILTH, DEF CON DOS, ARCH ENEMY, que fueron el aderezo de las más tradicionales como SAXON, VENOM y KROKUS. Así pues y siguiendo con la teoría de los hilos conductores, fue el día del metal más alternativo unido al true metal de siempre.

Comencé la jornada con los noruegos COMBICHRIST, que montaron una fiesta gracias a su estilo industrial desenfrenado más influenciado por el drum & bass y los noches largas en discoteca que por el metal. En cualquier caso es una propuesta atractiva y resultona que hubiera funcionado mejor como cierre de día, pero aun así consiguió arrancara a saltar y bailar a unos cuantos en la Rock Tent. Se marcaron un concierto aceptable en el que todos sus miembros olvidaron el bochorno reinante y dieron lo mejor de sí. La disposición en el escenario fue cuanto menos curiosa, con un batería y un percusionista enfrentados que generaban una atmosfera pesada a la vez que de trance en la que tanto el vocalista como el guitarrista colaboraron para hacerla una más cargada. Como he dicho todo al final del concierto todo el mundo se animó y sirvió para comenzar a desentumecer músculos para ir preparando el resto del día.

Y que no decaiga la fiesta, siguiente y sin respiro el Dani “Simpático” Filth y su banda CRADLE OF FILTH. En el escenario principal y en uno de los puntos álgidos de calor del festival, la banda de black/gothic metal tuvo que lidiar con un sol inclemente que abrasó tanto a la banda como al público. No había nada más contradictorio que escuchar Her Ghost In The Fog  o Nymphetamine, temas oscuros y nocturnos, bajo el astro rey en su máximo esplendor. Esta circunstancia no pudo ser superada por el elfo oscuro, que no paró de recordársela a los técnicos del escenario, como si ellos tuvieran el poder de ocultar el sol. El caso es que a pesar de su rabieta y del calor la banda cuajó una buena actuación con un Dani que a pesar de todo chilló como nunca, bien secundado por los dos guitarristas consiguieron transmitir poder y agonía en sus temas, sobreponiéndose a las circunstancias.

Buena idea me ha parecido incluir en el cartel a unos veteranos del metal alternativo, como son DEF CON DOS, grupo que ha contribuido a la historia musical de este país tanto como lo han hecho OBUS o BARÓN ROJO. La otra razón es que al paso que van las cosas, podemos considerarnos privilegiados de haberlos visto, dado el boicot que sufren por parte de los medios y partidos políticos de la derecha. En todo caso César Strawberry, se lo tomó con la ironía y el humor ácido que le caracteriza pidiendo asilo político a Ada Colau. La banda hizo un concierto eléctrico y frenético, demostrando por qué llevan tantos años de carrera y como su estilo es transversal, pudiendo agradar a un espectro de público muy amplio. Otra de las cosas que quedó clara es que la sabia nueva introducida a través de su guitarrista y uno de los vocalistas, le ha dado una nueva frescura que anima y contagia al resto de miembros. Fueron muchos les temas que tocaron de su repertorio tradicional como Armas Para El Pueblo, Asociación de Mujeres Violentas o El Día De La Bestia y algún otro que se quedó en el tintero como Acción Mutante.

Después de la juerga con Strawberry y los suyos vuelta al metal de siempre. HAMMERFALL una de las bandas más carismáticas de finales de los noventa y principios del dos mil, saltaban a escena para traernos tanto los temas más recientes como Sweden Rock (We Made) del que será su próximo disco y más los antiguos como Let The Hammer Fall, Bloodbound o una de mis debilidades como es Renegade. El caso es que devolvió el festival a la senda tradicional y ya más cercano a la hora de los cabezas de cartel el concierto estuvo bastante concurrido y la banda tocó bien demostrando teniendo que soportar alguna que otra incidencia de sonido. A mi sirvió de concierto receso ya que había que reunir fuerzas para lo que venía después, los manchegos ANGELUS APATRIDA.

Si tocara en mi banda en un festival no me gustaría preceder ni continuar después de ANGELUS APATRIDA. Te dejan mal lugar y te empequeñecen. La caña y las ganas con las que toca esta banda son impresionantes. Thrash metal old school pero con frescura además de potencia que los hace merecedores de ser la banda más internacional de nuestro país. El grupo es ya habitual del festival como ellos mismos reconocieron y volvieron a destrozar cuellos sin piedad con temas como Sharpen The Guillotine o Downdfall Of The Nation de su disco más reciente y que dejaron boquiabiertos a los que nos los conocían y exhaustos a los que los disfrutamos desde hace un tiempo. El sonido fue atronador, hasta demasiado limpio para una banda de thrash pero qué más da cuando se toca combinando esa energía y rapidez.

Así pues, mucho tuvieron que esforzarse los suizos KROKUS para no parecer unos principiantes al lado de los albaceteños. Y principiantes no son precisamente los de la federación helvética que llevan en esto del rock desde el ´75. La banda, a la que siempre se ha comparado con AC/DC, tiene un punto propio de personalidad que les ha hecho poder seguir tanto tiempo en el candelero, si bien utilizaron para abrir un tema sacado de su último disco de versiones Rockin’ In The Free World, de NEIL YOUNG, que sucesivamente complementaron con Headhunter y Heatstrokes de cosecha propia. Como siempre, no fallaron y sirvieron para calmar los ánimos entre ANGELUS APATRIDA y los que les siguieron, que no eran otros que los británicos VENOM.

El único e inimitable Cronos, tiene el placer de ser considerado el inspirador del black metal. En todo caso en su repertorio figuran más temas de su época NWOBHM y es más a fuerza de lírica en lo que se ha ganado el título que no en lo musical. VENOM  solo hay uno y es dónde se encuentre Cronos¸ después te pueden gustar o no pero lo que no se puede quitar es el mérito de permanecer cuarenta años en la profesión (rasgo compartido con unas cuantas bandas del festival). En particular nunca me han llamado la atención y el concierto del sábado en Rock Fest tampoco lo hizo. Si bien supieron jugar con llamas y fuegos artificiales (se echaba de menos algo de espectacularidad en el festival) el sonido fue pésimo. Fue una única circunstancia la que lo propicio y fue el zumbido que emitía el bajo de Cronos en cada una de las notas, fue bastante insoportable y lo raro es que se corrigiera en todo el concierto. Para sus seguidores más acérrimos dejaron clásicos como Wellcome To Hell que se celebraron a pesar de la incidencia comentada.

A SAXON le correspondió el honor de ser cabezas de cartel. Un premio a una banda que celebra su cuarenta aniversario en plena forma con un Biff Byfod sobresaliente por el que parece que no pasen los años. He comentado lo del premio porque creo que es una banda a la que le ha faltado ese punto de suerte para haberse convertido en un fenómeno un poco mayor. Se les veía orgullosos en el escenario, en el cual volvía a volar el águila y estaba profusamente adornado, inspirado por varias de sus portadas como Unleash The Beast¸ a lo que añadieron llamas en momentos puntuales y una gran pantalla en la que se repasó la historia de la banda según fueron cayendo temas como Heavy Metal Thunder, Motorcycleman o The Eagle Has Landed, momento en el que la citada águila luminosa bajó de los cielos para alumbrarnos el camino. Biff estuvo en su salsa, orgulloso y satisfecho de poder darse un homenaje que hacía tiempo que no se daba. Estuvo atento y comunicativo son el público y se vistió con los innumerables chalecos de parches que le lanzaron. NI un pero a un concierto entretenido y espectacular que permitió disfrutar de SAXON en modo banda grande.

No se vayan todavía que aún hay más! ARCH ENEMY para cerrar. Así como quién no lo quiere y a la una de la madrugada el mejor concierto de la tercera jornada. Y es que Alissa salió a darlo todo a pesar de la hora y que se notaba el cansancio en el público. Francamente cantó como nunca la había visto antes y si bien el resto de la banda es un poco estática, le apoyaron como técnicamente solo saben Lomis y Amott y el monstruo de las baquetas que es Erlandson Su descarga saco de la ensoñación a más de uno y lo acabó de rematar hasta la extenuación con temas como Dead Eyes See No Future o War Eternal.

Ahora sí, tiempo de irse a casa y recargar la batería para el último día en el que de nuevo el cartel es variopinto con THERION, SONATA ARCTICA, CHILDREN OF BODOM y los esperadísimos cabezas de cartel DEF LEPPARD.