[crónica] The Hives en Barcelona – Sala Razzmatazz, 04/10/2023

Texto: AliveCarlos
Fotos: AliveCarlos

The Hives volvían de nuevo al Razzmatazz de Barcelona, donde nos visitaron hace escasamente un año. Un tour en el que han agotando las entradas con mucha antelación en todas las fechas europeas y norteamericanas, y en el que presentan un nuevo trabajo discográfico. Parece increíble que hayan pasado once años desde su ‘Lex Hives’ del 2012 hasta este nuevo ‘Death of Randy Fitzsimmons’.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ENLACE.

Tiempo en el que no han parado de girar, aunque fuera sin material nuevo a excepción de los temas “I´m Alive” y “Good Samaritan” que sacaron en el 2019. No es nada habitual ver un periodo tan alargado salvo en algunos grupos de grandes recintos que pueden permitírselo, aunque siempre hay excepciones y The Hives lo son en muchos sentidos ¿O acaso conocéis algún grupo que sus pipas sean ninjas? Para los que fueron o conozcan, nada nuevo, pero para los demás deciros que los roadies del grupo son verdaderos ninjas encargados de velar porque el escenario, instrumentos y salud física (que no mental) de sus componentes sea la óptima.

The Hives en Barcelona

Aun faltaba mucho para que diera comienzo, ubicándonos los fotógrafos a derecha o izquierda del foso ya que en medio de este había dispuestas unas plataformas a forma de escalera por los laterales, para que Howlin´Pelle pudiera acercarse al público de las primeras filas. En este periplo los ninjas ponían todo a punto, con la sala ya prácticamente llena y un público animado desde bastante antes de la hora de inicio, sin parar de mostrar las ganas que tenían en que llegara el momento de empezar.

The Hives en Barcelona

Arranca la Sonata Para Piano Número 2 de Chopin, que es la marcha fúnebre escogida para introducirnos en la muerte de Randy Fitzsimmons, el nombre del “supuesto” sexto componente del grupo y compositor de todos sus temas… o al menos lo que el grupo siempre ha defendido. En un escenario bastante diáfano y con el nombre del grupo en el telón de fondo, Niklas Almqvist, Mikael Karlsson, Johan Gustafsson y Christian Grahn salían con sus impecables y característicos trajes, dando comienzo con el “Bogus Operandi” de su nuevo disco.

The Hives en Barcelona

Las primeras notas de guitarra eran coreadas por todos, increíble el ambientazo que había y las ganas de pasárselo bien. Con la salida de Howlin´Pelle se iniciaron los momentos de locura que se irían sucediendo durante toda la noche, con un público cantando el tema como cualquiera de los mas laureados de su repertorio. Ver a la gente coreando desde el segundo cero la guitarra de “Main Offender” y cantándola te ponía los pelos de punta. En ocasiones hay conciertos (o algunos grupos) que son diferentes a los demás, y este lo era exageradamente.

The Hives en Barcelona

Howlin´Pelle, en un perfecto castellano, nos presentaba a los componentes y nos decía su habitual: “Señoritas, señores y todos vosotros, esta canción trata de idiotas”: “Walk Idiot Walk” hacia que la gente bailarla a su ritmo. Volvían a su ‘The Death of Randy Fitzsimmons’ con el “Rigor Mortis”. Seguido nos llevan a un ritmo mas pesado y gótico, acompañado de un redundante estribillo que va quedándose como el “Good Samaritan” que siendo de hace cuatro años también parece que estará bastante tiempo en su repertorio. Locurón de tema para hacer un buen pogo, haciendo una de las suyas parando la canción y quedándose durante un buen rato como si fueran estatuas.

The Hives en Barcelona

“Go Right Ahead”, otra mas que no te deja estar con los pies quietos, como su vocalista que no para de moverse, acercarse a las primeras filas, gesticulando, interactuando y lanzándose a la gente. Continuaron presentando de su último disco, dando el turno a otra canción mas atípica el sonido de ellos, y es que posiblemente estemos ante el disco mas variado y con un sonido mas distorsionado facturado hasta la fecha por el quinteto. Hablamos de “Stick Up”, con un ambiente mas dramático y denso con secuencias que recuerdan al ska/punk ingles de los 70. “Hate to Say I Told You” hizo que la gente volviera a cantar y corear.

The Hives en Barcelona

“Trapdoor Solution” es un tiro, de lo mas rápido facturado por ellos, un minuto de tema tocado a toda maquina. Tras hablar con una asistente y cogerle el cartel que llevaba, hizo que la sala le cantara el Happy Birthday que recordará de por vida. Sonó también el semi nuevo “I´m Alive” con ese corte metalero tanto por el tono de Howlin’ Pelle como por las guitarras. Con el himno punk-glam “Smoke & Mirrors” y el “Countdown to Shutdown”, repitiendo en diferentes ocasiones que era la última que tocaban para abucheo del público, fueron seis temas los que acabaron sonando del ‘The Death of Randy Fitzsimmons’.

The Hives en Barcelona

No quiero dejarme atrás el “Two-Timing Touch And Broken Bones” que fue otro fiestazo coreado hasta la saciedad, como los dos temas que dejaron para los bises: su mítico “Come On!” comenzando con el tambor de Grahn acompasada, cantada y coreada al unísono, para dejar un momento único y despedirnos con “Tick Tick Boom”. Un concierto inolvidable que nos supo a poco por la cantidad de canciones que nos hubiera gustado escuchar, y que en un concierto de una hora y cinco minutos es imposible tener cabida.