[crónica] The Pineapple Thief + Randy McStine en Barcelona – Sala Apolo 2, 01/03/2024

Texto: Marc Fernández

La noche de prog perfecta llega a Barcelona, y Randy McStine fue la joya de la noche. Algo mágico que tienen los conciertos de progresivo es la inclusión de artistas que se nutren de lo abierto de miras que será el público que tienen ante ellos, permitiendo actuaciones como la de Randy McStine. Tras años en la escena metalera, resulta curioso volver a ver a un hombre con su guitarra sacando adelante su concierto, pero al ritmo de cortes tan hipnóticos como “Before”, el concierto se hizo de todo menos anodino.

Ex miembro de Porcupine Tree y colaborador con Marco Minneman, otra venerada leyenda del mundillo del progresivo, la inclusión de McStine en el concierto fue un caramelo para los más acérrimos, pues aunque Pinneapple Thief distan de ser una banda cañera, la actuación de McStine fue como una tranquila letanía que precede a la tempestad, atrapando con su excepcional voz a una sala casi llena que aunque no acudiera por él, si que quedó prendada de sus 35 minutos de show

Pinneapple Thief, la experiencia progresiva perfecta . Con una Apolo 2 en la no cabía un alfiler, Pinneapple Thief salió sobre el escenario con la hipnótica “The Frost” , a la que le siguió una dupla ganadora como “Demons” y “Put It Right” para terminar de meterse a los apretujados asistentes en el bolsillo. El grupo supo aprovechar su resultón juego de luces para acompañar a un desempeño musical sesgado y preciso, que pese a su calma aparente logra funcionar con un groove atrapante que no se hace pesado en vivo.

Canciones como “Every Trace of Us” supieron mantener alta la intensidad, solo interrumpidas por pequeños reconocimientos al excelente Gavin Harrison, cuya aportación al sonido de la banda es innegable, como se pudo ver en una “Dead on the Water” más cautivadora que nunca. La experiencia en vivo de Pinneapple Thief podría traducirse a algo más cercano a una actuación de conservatorio que a un concierto de metal al uso, y de hecho no es extraño que conciertos así suelan disfrutarse en teatros con asientos, no en salas tradicionales, pero la tranquilidad no mermó en ningún momento la implicación de un público que estuvo cautivado en todo momento.

A temas recientes y más cañeros como “Rubicon” le siguieron otros más sesgados como “To Forget”, pese a que el espíritu del concierto estuvo siempre más alineado con el ánimo de la segunda. “Give It Back” supuso el subidón de energía que sucedió a la traca final de clásicos venerados, que se inició a una “The Final Thing In My Mind” que puso a cantar a toda la sala, dejándola en el punto perfecto para que el falso final lo pusiera todo en su sitio. Como no podía ser menos, el primero de los bises fue la celebradísima “In Exile” y la personal “Alone At Sea”, cerrando una noche que el público y la banda difícilmente olvidarán.

Pinneapple Thief son de esos grupos que han salido adelante trabajando como hormigas, ganándose un nuevo puñado de fans de bolo excelente a bolo excelente, cautivando a propios y extraños con una ejecución en vivo que eleva su particular propuesta sonora. Resulta gratificante ver cómo poco a poco se van asentando incluso en España, país que por lo general es ignorado por proyectos así, labrando un reconocimiento y una fama que, con un poco de suerte, solo irá en aumento. Espero que la próxima vez podamos verlos en la Apolo grande, pero que también haya sold out.

SETLIST

The Frost
Demons
Put It Right
Our Mire
Versions of the Truth
Every Trace of Us
Dead in the Water
All That’s Left
Now It’s Yours
Fend for Yourself
Rubicon
To Forget
It Leads to This
Give It Back
The Final Thing on My Mind
In Exile
Alone at Sea