[crónica] White Cowbell Oklahoma en Estepona – Louie Louie Bar, 09/10/2013

Texto: Morpheus Misfit
Fotos: Morpheus Misfit

Sabíamos que el espectáculo que podrían ofrecer White Cowbell Oklahoma era grande (no por nada nos desplazamos desde Málaga hasta Estepona un miércoles por la noche), pero nada nos podría preparar para el enorme show (con mayúsculas) que vivimos en nuestras carnes en el ya hoy día templo del rock de Estepona: El Louie Louie. Me quedo con las palabras de su anfitrión (y quinto miembro de la banda): “Hoy es miércoles, pero cualquier día es bueno para el rock n´roll”.

En una mezcla entre el sonido de Supersuckers y Turbonegro, con un gran sabor sureño norteamericano (aunque la banda es canadiense) y un gran despliegue visual, estos White Cowbell Oklahoma han cogido el rock n roll, se han ido de marcha con él y le han hecho el amor de la manera mas divertida que se te pueda ocurrir. Con tres guitarristas encima del escenario (ya lo decían ellos mismos, ninguna guitarra sobra) iban desgranando poco a poco las canciones de su última referencia “Buenas Nachas” asi como ya clásicos de su amplio repertorio, ante el deleite de los asistentes.

La banda en sí es un gran tributo a todas las bandas de rock n´roll sureñas habidas y por haber, con cierto deje de punk rock en ciertas canciones (de ahi la referencia a Supersuckers anteriormente), pero esa noche en Estepona también rindieron a bandas míticas del rock mas progresivo como con esa divertidísima versión del “Hocus Pocus” de Focus que realizó su rubio y delgado guitarrista en medio del público.

Esta banda lleva rodando desde 2008 y se conocen los trucos a la perfección: paradas en medio del set, mezcla de canciones de medio tempo con versiones aceleradas de sus propias canciones, y por sobre todo adornar su set con parafernalias del tipo de sierras sacando chispas sobre un cowbell de batería, o utilizar el mismo cowbell pero para realizar chorros de fuego mientras la banda sigue tocando. Estas pequeñas cosas animan realmente la noche.

Sin duda uno de los puntos mas altos del show fue cuando el quinto integrante de la banda saca una motosierra al escenario y empieza a cortar una piña en rodajas. Seguido saca dos rollos grandes de papel higiénico cogidos a un palo y empieza a destrozarlos con la motosierra, creando una nube de papel sobre los asistentes tal cual fiesta de la espuma…escrito no suena tan divertido, pero te aseguramos que lo fue.

Con un gran sonido en toda la noche (a excepción de ciertos problemas técnicos como un micro apagado u otro con el volumen muy bajo), acabaron de la mejor manera posible (y con dos bises luego de retirarse) subiendo a todas las mujeres presentes en la sala para interpretar “Put The South In Your Mouth”, con el resto de asistentes haciendo coros y respondiendo de manera absoluta. Si estos vaqueros pasan por tu ciudad ni te lo pienses, ve a verlos.