Danzig – Danzig

Por Morpheus Misfit

01. Twist of Cain
02. Not of This World
03. She Rides
04. Soul on Fire
05. Am I Demon
06. Mother
07. Possession
08. End of Time
09. The Hunter
10. Evil Thing

Página oficial: www.danzig-verotik.com

Málaga, cualquier noche de cualquier fin de semana en un bareto anónimo…me acerco a la barra, pido otra Heineken y le digo al de los Devil´s Dandruff que me ponga la canción…no es otra más que “Mother” y desde sus primeros riffs bluseros entra el jodido Danzig por todas las arterias de mi cuerpo… la voz, Glenn, posee todos los ritmos espasmódicos que surjen de mis piernas, y es que llevo escuchándolo desde hace 10 años, desde mi precoz adolescencia con los Misfits, con Samhain y con Danzig…”Danzig”, su primer álbum, un puto clasicazo!!!

Desde los 70 Glenn Danzig lleva paseando su esqueleto por los escenarios, y verlo con los Misfits fue uno de los espectáculos mas pintorescos de la primeriza escena punk norteamericana (y hardcore, todo hay que decirlo) pero su verdadera vocación se encontraba al lado de músicos de mayor técnica (que no talento), por eso en el trágico 1983 deja huérfanos a los Misfits y forma su banda de hard rock/metal/rock-gótico llamada Samhain, que se enfocaba en resaltar mas a ese barítono, mezcla entre Jim Morrison y Elvis, al lado de músicos de calidad metálica y carisma incomparables. En 1987 consiguen dar el gran salto y firmar con una multinacional, pero para entonces Glenn (en su búsqueda eterna por mas profesionalidad) decide reformar la banda y echar a todos sus integrantes, quedándose solo con el bajista Eerie Von (quien ya fue roadie y fotógrafo de los Misfits) y cambiando el nombre a “Danzig”…así nace la leyenda hecha carne.

A través de Def Jam sale en 1988 este “Danzig”, conocido mundialmente por el logo de la calavera/demonio que adorna todas las giras que ha hecho desde entonces Danzig (y que sigue haciendo)…y es algo curioso, porque Danzig en toda su carrera en solitario se ve traumatizado por demonios, monstruos, ciencia ficción y el horror en todas sus expresiones, cosa que se ve plasmada en sus letras, a cual mejor. ¿El sonido? Las guitarras virtuosas de los ochenta, con riffs pegajosos referencia directa al blues sesentero (John Christ), percusión básica a cargo del ídolo punk Chuck Biscuits (Circle Jerks, DOA) y los gruesos sonidos ultratumba de Eerie Von al bajo (como adoro a este chico…arrgghh)…¿no hace falta que describa la “voz”, no?

“Twist of Cain” (basado en la historia de Abel y Cain) no es ni rápida ni lenta, sino un un blues metalizado en donde desde la primera vocalización Danzig despliega todo el arsenal (voz aterciopelada, letras oscuras como el infierno y ténica instrumental) y deja en claro que atrás quedaron las crestas y los devilocks…”Not of this world” ya presenta ese aroma hard rock, con una increíble manera de construir una canción, “in crescendo”, que desde unas baterias y riffs a medio tiempo Glenn elabora una canción rápida…”She Rides” es toda una bomba sensual (y super recomendada para las féminas lectoras que quieran realizar un apabullante striptease, jeje), una de las canciones mas largas (5 min.) así como de las mas lentas rítmicamente hablando…”Soul on fire” empieza a capella al puro estilo Elvis, que luego de 30 seg empieza a crecer con los solos de John, uno tras otro, hasta acelerar infinitamente. “Am I Demon” es la que permite a Glenn explorar todo tipo de registros (altos y bajos) al lado de las letras mas inspiradas de toda su carrera, un punto y aparte del álbum y una de las mejores, sin duda…”Mother” no necesita presentación, lo quieras o no se incrusta en tu cerebro con esos riffs iniciales y esos alauridos en forma de canto que acaban con uno de los solos mas aireados en la Mtv (el Headbanger´s Ball lo puso incontables veces en su espacio durante los primeros noventa)…

“Possesion”, con una super extraña intro interpretada al revés (si, lo que te decían en la iglesia que era rock satánico) que se interrumpe con el grito de Glenn diciendo “quiero arrastrarme por tu alma, descansar en tu cerebro, posarme en tu cabeza y aplastarte”, es la mas heavy de todas las 10 interpretadas, con unos coros excelentes. “End of Time”, a su vez, posee las guitarras mas suaves de John Christ, que hacen perfectas migas con los susurros de Glenn, una de las lentas. “The Hunter” es simple y cuadrado hard rock, pero violentizado por Glenn en voces y “Evil Thing” cierra esta joya con una de las canciones mas perfectamente construidas instrumentalmente (cambios aquí y alla en tiempos, escalas, riffs, etc).

Nada mas de lo que pueda decir hará justicia a “Danzig”, material que se ha convertido en culto debido a la incomprensión de la crítica en general…no ha entrado en los anales de la historia “oficial”…pero ya se sabe, la historia la escriben los vencedores…si lo supieran tantos muertos, vivirían.