Devildriver – Pray For Villains

Por Morpheus Misfit

Roadrunner Records / Background Noise

Nunca me importó mucho Coad Chamber, asi que cuando el buenachón de Dez Fafara sacó eso de Devil Driver tampoco es que me haya atraido mucho…en ese entonces supuse que iria a seguir esa formula que tanto éxito comercial le dio a Coal Chamber, pero muy alejado de la realidad ya que estaban buscando lazos con el metal extremo: ahi fue cuando atrajeron realmente mi atención, aunque siempre seguia preguntandome hasta donde podian llegar con su “nuevo” sonido…al parecer con “Pray for Villains” si que han llevado el sonido un poquito mas lejos…

Han hecho algo asi como coger lo básico del death metal, lo mejor del black metal y enderezarlo todo con una buena dosis de metal americano moderno…si, en el pasado ya habian hecho lo mismo sin llegar a sonar muy comercial, pero ahora han empujado mas las etiquetas: le han añadido eso que cuando Pantera consiguió exito le llamaron “groove”, y además mucha melodia. Quizás esto suene facil, pero al realizarlo siempre esta el gran riesgo de perder los puntos que has ganado con los discos anteriores…Devildriver los han perdido? Nah…

Quitando la innecesaria y experimental “Pure Sincerity”, el resto brilla por su precisión…ritmos triples, blast beats y pies poseidos tienen el nombre de John Boecklin en este disco, quien recuerda su juventud thrasher en canciones como “I See Belief” o “Fate Stepped”, pero sin duda el momento para aplaudirlo de pie es “Waiting for November”. Los solos de guitarra de Kendrick y Spreitzer son otro motivo mas para que te guste Pray For Villains, tanto cuando son simples (It´s in the Cards) como cuando complican las seis cuerdas (Resurrection Blvd), haciendo temblar al duo de Trivium. Sin prisa pero sin pausa también hay que reconocer el trabajo de Jon Miller en el bajo, bastante correcto.

No tienes que preocuparte, el resultado todavia es muy pesado y destructivo, solamente que el paquete entero se ha hecho mas grande y amplio. Las canciones se expanden y entran mejor a la primera escucha, y en resumen de todo estan las sobresalientes “Pray for Villains” y “I´ve Been Sober”: coros épicos sin quitar el pie del acelerador….y es que en verdad esta es la manera en la cual debe de realizarse eso de “metal moderno norteamericano”. En la parte lírica siguen el mismo camino que llevan Machine Head (el disco ha sido producido por Logan Mader, el mismisimo de Machine Head), es decir, la vida y desgracias personales de Dez en su vida que hacen que todo el veneno que escupe por la boca suene mas convincente. Como ya lo dije, cuando Devildriver empezaron hace unos años nunca espere que llegasen tan lejos…me saco el sombrero…