[entrevista] Crazy Stacey & The Customs: “Me pongo a pensar en salir a defender nuestro directo en el Resu y me flipa la idea”

Los madrileños Crazy Stacey & The Customs son pura actitud. Lo mismo te hablan de su coche soñado que te hacen una versión de Bad Religion, todo derrochando rock n roll, blues y punk rock con las cosas bien claras. Hablamos con su líder Crazy Stacey antes de las próximas fechas de la banda, que incluyen paradas en el sur y un set especial en el Fuzzville de Benidorm.

– First Class Hypochondriac es el LP con canciones propias. Entiendo que trabajando desde las versiones en los EP’s uno podía sentirte más cómodo desde la perspectiva de meterse en la piel de otro artista, especialmente si éste ya había sido aceptado por el gran público ¿Hubo algo de miedo al no saber si a la gente le iba a gustar lo que hacías por tu cuenta con tus propias canciones o este proyecto siempre tuvo la intención de ser primero para ti y luego para la gente?

Fíjate, te diría que al contrario: casi me da más miedo sacar una versión y pensar si le gustará a la gente, si me despegaré lo suficiente del original para que sea interesante y si se reconocerá el proyecto en ella. Además de no pasarse haciendo versiones. Esto evidentemente se no aplica al “Scream & Shout”, ya que creo que la premisa de este EP era distinta: definir el proyecto y su sonido con canciones que me parecía que lo representaban.

En cuanto a componer temas propios, es algo que estoy acostumbrado a hacer desde Kick Out, mi primer grupo, por lo que no es problema sentarse a escribir. Pero aunque no sea miedo por ver cómo sale el resultado, si te diría que hay un mínimo de cuidado en que el resultado sea bueno: la intención es que Crazy Stacey le guste al mayor número posible de peña.

– Creo que el proyecto de hecho nació de la intención de grabarlo todo de manera más simple, con menos cosas, como en el EP “Scream & Shout”

En un principio, sin duda. Creo que en “Scream & Shout” no hay más de 12 pistas por canción. La idea primigenia era grabar en mono, con menos micros y conseguir lo máximo de ello. Personalmente, hay discos que su sonido me vuela la cabeza y tienen cero artificios y poquísimos medios. El “Here Are The Sonics” es un buen ejemplo.

Con “First Class Hypochondriac” refinamos un poco la idea, introduciendo algún arreglito más y detalles aquí y allá, pero con exactamente la misma filosofía. Y tengo bastante claro que en el futuro seguirá siendo así.

– ¿Crees que a día de hoy se intenta grabar demasiadas cosas a la vez o recargar tanto ciertos estilos que se pierde la base de hacer rock n roll con lo justo y necesario?

Es un tema complejo. Creo que es cuestión de saber utilizar la tecnología y no tener que meter todos los cacharros y aparatitos a tu disposición sólo por el simple hecho de tenerlos. Casi prefiero ponerte un ejemplo de cómo creo que sí se hacen las cosas: Santi García. Utiliza determinados truquis que sin un ordenador son prácticamente imposibles de conseguir, pero lo hace para la canción. Y sí, sus mezclas suenan gigantes. Pero siempre (SIEMPRE) naturales. Te crees lo que estás oyendo. Aunque claro, estamos hablando del mejor en ese estilo.

– Creo que ha habido un movimiento de integrantes en la formación actual, algo que resulta casi inevitable pero que en los primeros momentos de la banda puede ser crucial ¿Es jodido que todo el mundo mantenga la misma ilusión o tenga el mismo nivel de compromiso que uno mismo? Hace nada tuviste un cambio de baterista…

Es complicado, no te lo voy a edulcorar. Más siendo un proyecto personal pero con vocación de grupo. También te diré que hemos conseguido un sentimiento de piña en torno a los Customs que creo se va a prolongar en el tiempo.

Efectivamente, Saray Sáez ha tenido que dejar de tocar con nosotros recientemente. Lo que pasa es que cuando se acaba así, viendo que una buena amiga empieza a recoger profesionalmente lo que lleva toda una vida sembrando con la bate (y todo lo que le queda por recoger, que va a ser muchísimo), las penas son menos penas. Hemos podido solventar su marcha y tenemos a Javi García Claudio (Red Apple), que es de las pocas personas que puede cubrir el hueco gigantesco que deja Saray.

¡Agridulce, claro! Pero es lo mejor para todos.

– La imagen y el sonido claramente denotan rockabilly, pero también hay mucha suciedad del punk rock ¿Crees que estos dos estilos casan mucho más de lo que a priori pueda parecer? ¿Has visto que alguien haya rechazado tu música por cruzar el límite de uno u otro?

La premisa básica es esa: la mezcla entre el rock ‘n’ roll y el punk rock. No se puede entender el grupo sin uno de esos pilares. La conexión entre ambos es directa, siendo uno descendiente del otro. Es una cosa totalmente natural y donde queremos estar.

De momento nadie ha venido en plan policía de la música a decirnos que si lo que hacemos no es lo que debería ser. Y la peña así, cuanto más lejos, mejor.

– Aquí en Málaga tenemos el festival Rockin´Race Jamboree centrado más bien en el rockabilly y el rock de los 50´s ¿Preferirías tocar en un sitio así donde tu música sería aceptada desde el minuto 0 o prefieres un reto más difícil como por ejemplo tocar en un festival donde haya cabida para el rock pero se centre más en el metal?

¡Ambos! El Rockin’ Race es una institución y poder tocar en él sería un premio del copón. Ahora: me pongo a pensar en salir a defender el directo de Crazy Stacey en el Resu y me flipa la idea.

Con todos mis grupos he compartido cartel con bandas que van desde el power pop a metaladas bastante salvajes. Me gusta más esa idea que ir a ver a 27 grupos que hagan exactamente lo mismo.

– De ver los videos en directo se nota que hay mucho de show y no solo algo estrictamente musical en Crazy Stacey & The Customs. Los hay que valen para esto de ser showmans y quienes no ¿Qué tan fundamental lo ves como parte de vuestro directo?

Es importante para nosotros envolver bien el paquete completo. De nada serviría que fuéramos Dios tocando o tuviéramos las mejores canciones del mundo si luego en el escenario fuéramos unas estacas. Moverme, dar brincos y pasármelo bien tocando es algo inherente en mí.

Lo que me cuesta y me parece súper difícil es el perfil de frontman. Conseguir que la gente te preste atención, engancharles. Eso es súper complicado. Cuando veo alguien que es bueno de verdad en ello veo todo lo que a mí me falta en ello. Que no es que yo sea un sosainas (jajaja). Pero alguien bueno de verdad: cuando ves eso, flipas.

– La banda incluso decide lanzarse al barro con temas políticos como en “Kill It”, más aún teniendo una gran base de seguidores del rockabilly y su afición por todo lo relacionado a la era de los 50´s y el conservadurismo ¿Pensaste en lo arriesgado que podría ser o te dio simplemente igual?

Por una parte, siempre he escrito sobre lo que siento y así voy a seguir: caben en el mismo cajón una canción de admiración al Chevrolet Impala y una que hable sobre racismo y odio. Si tuviera que verme en la tesitura de escribir de “nena, nena, nena: vamos al baile en la bolera en el auto nuevo y al final te diré que te quiero, Mary Lou” me cortaría las manos.

Sobre el público cincuentero, creo que hay de todo. En cualquier caso, creo que el conservadurismo es veneno, por lo que no me importa no llegar a según qué gente.

– ¿Veis que Crazy Stacey & The Customs haga algo sin igual en la escena española o hay suficientes bandas dentro de “vuestro rollo” para decir que pertenecéis a una escena concreta?

Ésta es difícil de responder y fácil para quedar como un flipao, ¿eh? Jajajaja

Seguro de todas todas que no hemos inventado nada. Te podría poner un ejemplo detrás de otro de gente que juegan a esta peli pero que muy bien. Qué te diré: Los Chicos, Los Oddballs en Málaga, Tiburona… todos los que quieras.

Ahora, creo que tenemos voz propia. Sonamos a nosotros. Por supuesto que se ven todas las influencias, pero sonamos a nosotros. Ni a los “tal o cual” españoles (cómo detesto eso) ni a la fotocopia de los menganos.

– Me sorprendió esa versión de “21st Century Digital Boy” de Bad Religion que lanzaste con la colaboración de Juan Blas ¿Cualquier canción del mundo se puede arrastrar al terreno de Crazy Stacey & The Customs o hay cosas que te ves que no podrías hacer?

¡Espero que te sorpendiera gratamente!

Cualquier cosa con una base adecuada. Hacerte una versión de King Crimson o de free jazz ya lo vería más jodido.

Intentaremos seguir poniendo algún ejemplo así en el futuro, pero vamos, en la época del Youtube que ves a peña haciendo versiones bluegrass de metaladas está claro que se puede.

– ¿Que tus padres tuviesen una tienda de discos te encaminó directamente hacia el mundo de la música o no ha tenido nada que ver?

Ha sido totalmente crucial. Todo lo bueno que pueda hacer musicalmente tengo que agradecérselo a ellos y al mundo de posibilidades que me abrieron. Son los responsables directos de que esto sea mi vida ¡Gracias, pas!

– Por último: ya que has visto durante bastante tiempo como funciona el negocio musical y la industria ¿En qué posición no te gustaría trabajar nunca? ¿Cuál parte del negocio crees que es peor y no te ves en ello?

Otra pregunta para hacer coleguitas jajajajaja

Te diré que no me gustaría estar en la posición en la que la pasión estuviera anulada. El trabajo se da por hecho y la cabeza es súper importante, pero si no haces algo que te salga de las tripas, ¿qué coño estás haciendo? Para mí, nada bueno.

PRÓXIMAS FECHAS DE LA BANDA

28 de Febrero. Loue Louie (Estepona)
29 de Febrero. ZZ Pub (Málaga)
26 de Marzo. Fun House (Madrid)
27 de Marzo. Fuzzville Fest (Benidorm)