[entrevista] Dane Campbell: “Mi padre era el guitarrista de Motörhead, pero no queremos ser una banda tributo a Motörhead”

Dane Campbell es baterista, y uno de los hijos de Phil Campbell, guitarrista de Motörhead. Con el resto de su familia formó Phil Campbell And The Bastard Sons, que ahora publicarán su segundo álbum “We´re The Bastards”. Hablamos con él sobre lo difícil de montar un grupo con tu padre y con una figura tan icónica del rock, de como están llevando el confinamiento y la pandemia, de su podcast sobre bateristas, y de lo que se espera de ellos. Por Morpheus Misfit

– Había muchos planes para el lanzamiento del nuevo álbum de Phil Campbell & The Bastard Sons pero han tenido que ser aplazados por el coronavirus ¿Qué es lo que más ha dolido aplazar? Imagino que después del lanzamiento del disco tendría que venir una gira de presentación

La fecha de lanzamiento siempre iba a ser la misma, en noviembre de este año, pero sí que teníamos una gira por Reino Unido programada para después, y ahora mismo deberíamos estar en Escandinavia tocando. El concierto en Escandinavia se ha pasado al año siguiente, y con el sello llegamos a la conclusión que el disco se lanzaba igualmente pasase lo que pasase, ya estaba listo y no veíamos motivo para dejarlo para 2021.

– Es bastante valiente por vuestra parte, muchos artistas han pasado todos sus planes a 2021, incluyendo lanzamientos ¿No se cruzó por tu cabeza aplazarlo o fue más cosa del sello?

Yo personalmente yo hubiese retrasado a 2021 para poder presentarlo cuando estuviese fresco, pero el resto votaron que querían lanzarlo ya, así que me quedé en minoría (risas). Me pareció raro lanzarlo y no poder tocarlo en directo, pero estamos viendo muchas otras formas de promocionarlo de manera online con revistas y radios. Espero que la gente lo compre igual (risas).

– De hecho puede salir bien la jugada, porque la gente no está pudiendo ir a conciertos y festivales, por lo que compra más música con el dinero que no se gasta en otra cosa. Mucha gente en cuarentena está escuchando más música de lo que habitualmente hacía

Si, tiene sentido, especialmente para aquellos que no han perdido su trabajo con esto del coronavirus. La gente que sigue trabajando no puede salir a comer fuera, ni ir a conciertos o ciertos espectáculos, así que pueden gastarse más y apoyar a todas las bandas que están publicando cosas ahora mismo.

– Este es un segundo álbum, se supone que todas las influencias aparecen en el debut y ya con un segundo álbum el grupo empieza a coger un sonido más propio ¿Notas que haya pasado con Phil Campbell & The Bastard Sons?

En cuanto a estilo o sonido no creo que este disco sea tan diferente del anterior, aunque la producción si es diferente. Como mi padre está involucrado en este proyecto se espera que tenga algo del sonido Motörhead, por supuesto, pero solo queríamos coger un poco ya que nuestra intención no es ser una banda de versiones de Motörhead.

No queremos perder esos fans de mi padre, los fans de Motörhead, pero también queremos hacer nuestro propio rollo. Quizás se nota algo más en este disco, hay gente que le gusta lo que hacemos y gente que piensa que somos una mierda porque no sonamos exactamente a Motörhead.
Queremos distanciarnos todo lo que podamos de ese estigma, y en los últimos conciertos nos dimos cuenta que alguna de nuestras propias canciones tenían una mejor reacción que las canciones de Motörhead de las que hacíamos versiones.

– De todas maneras tener Phil Campbell, miembro de Motörhead, condiciona bastante las cosas, el público espera algo concreto teniéndolo a él en el grupo. De hecho hicisteis una gira con Guns N´Roses, algo bastante grande para una banda con un solo disco en el mercado ¿En algún momento sentiste como que te estabas aprovechando del legado Motörhead para conseguir cosas con el grupo?

Creo que simplemente estábamos felices de que cualquier persona nos prestase atención, de que hablaran de nosotros o escribieran sobre nosotros, que nos invitasen a los festivales o las giras. De hecho la experiencia con Guns N´Roses fue de las cosas más importantes que seguramente jamás haré, pero también fue una experiencia bastante difícil, porque el público de Guns N´Roses no es el mismo que el nuestro, y tocando al lado de ellos éramos una banda de rock duro sin serlo.

Todavía no hemos tenido esa conversación, pero imagino que ahora que tenemos más canciones propias iremos tocando menos versiones de Motörhead en directo. De todas maneras, como dices, tener a mi padre es un condicionante y siempre habrá gente en el público que esperará que toquemos sus canciones favoritas de Motörhead.

– Si dependiese de ti ¿Quitarías todas las versiones de Motörhead y te quedarías solo con tus canciones?

Si fuese decisión mía solo tocaría dos o tres canciones de Motörhead, el resto serían canciones de nuestros dos discos…pero creo que es una discusión que nunca le ganaré a mi padre (risas). Hasta que no empecemos a dar conciertos de nuevo y empecemos a preparar los setlists no tendremos esa charla. De todas maneras, aunque todo está cancelado este año, ya para el año que viene nos han confirmado en eventos donde solo haremos sets de Motörhead y nada más.

No lo veo mal, incluso creo que podemos salir a tocar como dos entidades totalmente diferentes, una tocando solo versiones de Motörhead, y otra tocando las canciones de Phil Campbell & The Bastard Sons. Si hay público que quiere vernos tocar un set de Motörhead estaré feliz de hacerlo, pero no quiero hacerlo a tiempo completo.

– Ya que hablas del año que viene y los compromisos ¿Cómo de seguro ves que se vayan a hacer los festivales y las giras? Me refiero a que ya estamos en la última parte del año y todavía no tenemos vacunas, no sé si llegaremos a tiempo para el próximo verano

Lo sé, estoy intentando ser positivo con todo este tema, pero si somos realistas hay que decir que como no salga una vacuna para navidad y principios del año que viene veo difícil que se pueda hacer algo en verano con normalidad. No sé cómo lo estáis llevando allí en España, espero que bien, pero el condado donde vivo aquí en Reino Unido vuelve a estar en confinamiento y los casos van subiendo, el gobierno intenta poner normas más severas para ver si dejan de subir los contagios.

Tengo esperanzas de que el año que viene se puedan volver a hacer las cosas, aunque sea con una capacidad reducida, pero no tengo ni idea de cómo lo van a hacer porque para tener festivales necesitas a mucha gente. Están llevando a cabo experimentos, como los conciertos que ves desde tu coche o conciertos donde tienes una zona delimitada donde puedes estar…creo que todo merece la pena intentarlo, pero no sé si de esa manera se venderán tantas entradas como necesita un festival para ser rentable. Afectará no solo a los festivales, también a las bandas, a los agentes, a los empleados que trabajan en estos eventos, de hecho no creo que todas las bandas puedan salir de gira si tienen que pagar los costes y llevar a su equipo.

– Siempre pensé que Neil Starr fue una gran opción como vocalista de la banda, ya lo seguía en su anterior banda Attack y creo que su voz pega bastante con el sonido aunque cuando salieron las primeras canciones hubo una lluvia de críticas sobre el cantante. Imagino que no tiene que ser fácil ser el vocalista en una banda donde todos son familiares y tienes la sombra de Lemmy de Motörhead rodeándote ¿Fue vuestra primera opción como vocalista? Creo que ya erais amigos antes de formar el grupo

Si, es así. Mi otra banda y yo solíamos salir de gira juntos con Attack Attack, mi hermano Todd estaba con Neil en una banda llamada Dopamine, y de hecho la primera vez que cantó con nosotros fue en el 30 cumpleaños de Todd donde para divertirnos empezamos a tocar versiones todos juntos. Esa “broma” nos llevó a que sigamos adelante con el grupo de versiones, que es como nació todo esto, y realizamos una gira por Reino Unido además de un show en Francia bajo el nombre Phil Campbell All Star Band.

Vimos que podíamos hacer esto en serio y fue cuando cambiamos el nombre a Phil Campbell & The Bastard Sons, un nombre bastante curioso si lo piensas (risas). Como bien dices aún hay gente a la que no le gusta la voz de Neil, pero creo que en la mayoría de los casos es porque la comparan con la de Lemmy. Lo que tienen que entender es que no queremos ser Motörhead, y que nadie sonará como Lemmy, ya hay demasiadas bandas tributo a Motörhead en el mundo y nosotros no queremos ser una más. Queremos nuestro propio sonido, y Neil forma parte de ello, además es muy conveniente porque vive cerca de donde vivimos y no hay problemas para ensayar. No pensamos nunca en nadie más, siempre fue Neil, y tampoco nos importa mucho lo que digan de él en las redes sociales o en YouTube, para nosotros es la mejor voz que podríamos tener.

– Para este segundo álbum ¿Cómo se compartieron las labores de composición? Me imagino que alguien como Phil Campbell, tan veterano en bandas, tiene mucho peso a la hora de decir que será una canción, aunque vosotros también venís de otras bandas así que no os pilla de nuevas.

Intentamos trabajar como un equipo. En esta ocasión sacamos todas las canciones en la sala de ensayo justo antes de que explotase todo esto del coronavirus, pero Neil no estaba allí ni formó parte del proceso creativo. Lo normal es que Todd o mi padre propongan un riff y hagamos algo alrededor de ese riff principal, pero para este disco Tyla (que toca el bajo) también aportó grandes riffs para algunas canciones que acabaron saliendo adelante. Yo como baterista no tengo mucho que aportar en cuanto a riffs, pero en esta banda lo compartimos todo y hasta los créditos de las canciones son iguales para todos, en todas pone “compuesta por Phil Campbell & The Bastard Sons” para evitar que nadie se pelee por royalties de composición (risas).

Las canciones estaban listas antes del coronavirus, pero las grabamos ya en confinamiento. Hay que decir que en ningún momento estuvimos todos juntos en el estudio, lo grabamos por partes y sin estar todos presentes a diferencia del primer disco que sí se grabó como en directo. Todd produce el disco, así que él estaba siempre en el estudio con quien estuviese grabando sus partes, pero en mi caso por ejemplo yo estuve con Todd grabando las pistas de batería y ya no volví al estudio en ningún momento para escuchar lo que habían hecho los demás…bueno, al final del todo sí que me llegué para tocar algo de percusión, pero ya estaba todo hecho.

Fue curioso grabar de esa manera, porque como nadie estaba contigo en el momento de grabar no podías tener opiniones de terceros ni recibir ningún tipo de feedback, grababas y se quedaba así a no ser que Todd te dijese lo contrario.

– Si no estás acostumbrado a trabajar así tiene que ser difícil, ya que a lo mejor algún hermano tuyo podría haberte guiado para hacer algo diferente otro día, en lugar de hacerlo todo de una vez y sin posibilidad de cambiarlo

Sí, creo que estuvimos como 4 días grabando las baterías y solo lo escuchamos Todd y yo. No es lo habitual, estoy acostumbrado a que los demás lo escuchen y nos demos ideas mutuamente para hacerlo mejor…pero bueno, Todd también es baterista y es un buen productor, así que sabe lo que hace.

– En el disco hay bastantes canciones, unas 13, pero es que en otra edición se incluyen hasta 5 canciones en directo con el álbum. Imagino que la idea era dar lo máximo posible en un lanzamiento en época de pandemia, en lugar de realizar dos lanzamientos diferentes

De hecho en el disco solo iban a venir 11 canciones, pero al final dijimos que queríamos darle algo más a los fans ya que iban a comprar el disco, y metimos un par más. Grabamos cada dos años y medio, podíamos haber lanzado un EP con el resto de las canciones, pero decidimos hacerlo todo de una vez porque creemos que le da más valor al lanzamiento. Lo de las canciones en directo fue cosa del sello, querían hacer una versión digipack para tener más opciones. Las canciones en directo que aparecen son de una sesión que hicimos para la revista Kerrang!, no sé porque no se menciona en la nota de prensa o el lanzamiento ya que son inéditas.

– Creo que tienes tu propio podcast, no? Sobre batería y bateristas

Sí, se llama “Drum For The Song”.

– Muchos músicos se están lanzando al podcast, la mayoría solo por diversión. En tu caso ¿Es por diversión o piensas en ello como algo que puede llegar a ser profesional?

Fue una idea que tuve el año pasado mientras estábamos en los festivales, porque mi padre conoce a muchos bateristas famosos y me podía conseguir los contactos. En ese entonces no tenía mucho tiempo para ponerme con ello, aunque me parecía una idea genial, pero ya cuando salió lo del coronavirus y sabía que nos iban a cancelar todos los conciertos supe que era el momento perfecto para lanzarme. Empecé a ver a gente que hacía los podcasts en Zoom o Skype y me pareció divertido, pero creo que es algo que siempre haré en paralelo a mi actividad principal.

Si puedo hacer algo de dinero con el podcast sería genial, pero no pienso ser un podcaster profesional aunque voy mejorando día a día. Mi primer invitado fue Nigel Glockler de Saxon, lo cual fue genial para empezar, y luego vinieron Matt Sorum de Guns N´Roses y Ryan Richards de Funeral For A Friend, que es galés como yo y somos amigos. En mi último episodio tengo un invitado muy curioso, es también un baterista galés y se llama Bob Richards, su fama le viene de aparecer en los videoclips “Rock Or Bust” y “Play Ball” de AC/DC reemplazando a Phil Rudd…fue solo en los videoclips pero es una historia muy curiosa que podéis escuchar en el podcast.

– Ya para terminar: Lars Ulrich de Metallica acaba de aparecer en todas las portadas de noticias del rock ya que le pusieron la difícil tarea de elegir entre Neil Peart de Rush y John Bonham de Led Zeppelin como mejor baterista de todos los tiempos ¿Te atreves tu a elegir?

No sé lo que ha dicho Lars pero si tengo que basarme con la música con la que me crie y con mi conocimiento musical tengo que elegir a John Bonham. Es porque en realidad nunca fui tan fan de Rush, sé que Neil es un baterista fuera de serie y he visto varios de sus solos de batería, pero elegiría a John Bonham solo porque he escuchado más de la música que hizo y me llega más.

Peart es mejor baterista en cuanto a lo técnico, creo que en eso no hay duda y creo que Bonham no podría tocar todos los tiempos que Peart era capaz de hacer, pero a mí personalmente como baterista me ha influenciado más la manera de tocar de John Bonham. Tenía un groove natural que es al que aspiro, porque no soy tan bueno como John Bonham (risas).