[entrevista] Hablamos con Bobby Blitz de Overkill antes de su show en Barcelona

“Overkill nos guiamos por nuestras propias normas”

Por XF Vidal

Robert Ellsworth (5 de mayo de 1959), más conocido como Bobby “Blitz” Ellsworth, o, simplemente, “Blitz”, es uno de los cantantes más carismáticos de la historia del thrash. Cantante y líder, junto al bajista Carlo “DD” Verni, de los estadounidenses Overkill, con casi 20 discos en su haber y 35 años de carrera, Blitz es un tipo que cae bien, básicamente porque se le ve íntegro, se le ve disfrutar con el metal y, a pesar de que, como casi todas las bandas del género, sucumbió a una importante crisis creativa a finales de los ’90, su banda, proveniente de Nueva Jersey, nunca se apartó demasiado de sus raíces thrasheras, al contrario de lo que hicieron muchos grupos que empezaron con ellos a principios de los ’80.

Sus primeros discos tienen una clara influencia punk, notándose que Blitz es un tipo al que bandas como los Ramones le marcaron muy de cerca, mientras que discos de finales de esa década y principios de los ’90, como The years of decay o Horrorscope, están consideradas verdaderas obras fundamentales del thrash. Nunca han dejado el thrash aunque a finales de los ’90 tuvieron mucha influencia “neo-thrash” o groove hasta que, con la ola del “revival” del thrash, del que se aprovecharon o, mejor dicho, al que contribuyeron (interesante cuestión que se planteó en la entrevista que le hicimos), su nombre volvió a primera fila. Así fue como en 2012 “retornaron” con un discazo, Ironbound, al que le siguieron The electric age y, en este 2014, “White devil armory”, trabajo que venían a presentar a España, siendo Barcelona el primero de sus conciertos, no solo en nuestro país sino de toda la gira.

Así pues, aprovechamos para charlar un poco con él. Blitz, a pesar del cansancio y del jet lag, se mostró muy atento y cercano, más interesado en tener una conversación que propiamente una entrevista. Se le aprecia. Es un tipo que lo da todo delante del escenario, que se nota que disfruta y con un gran estado de forma a sus 55 años. Un músico que, mientras que muchos de sus coetáneos se vendieron a discográficas o estilos, él continuó, con su fiel escudero Verni, al pie del cañón. Nos comentó que hubo una época, allá por finales de los ’90, cuando las cosas no iban finas, que ellos mismos tenían que ser sus propios mánagers, mover al grupo y buscarse sus propios conciertos. Ello demuestra que Blitz sigue por amor a su música, convencido de lo que hace y sin que nadie le haga la agenda y, además, que sabe de lo que habla. Hacia el final de la entrevista, lanza una frase lapidaria: “La gente que sólo piensa en la velocidad, sólo piensa en ir cada vez más rápido. La gente que entiende la velocidad, sabe cuándo utilizarla”. Parece una sentencia zen. Y tiene toda la razón del mundo Blitz. El thrash es mucho más que velocidad. Todo un ejemplo a seguir.

overkill-Mucha gente ve muchas diferencias entre White devil armorist y los dos álbumes anteriores…yo, sinceramente, no creo que las haya. ¿En qué se diferencian?

Bueno, siempre hay una progresión de un disco a otro. Quizás de fuera no se ve, pero sí si estás metido en el proceso creativo. Creo que la principal diferencia es que Electric age, y también Ironbound, son discos esencialmente thrash, de “puro thrash”. En cambio, en White devil armory hay muchos toques de otros estilos, como punk, o también de nuestro propios discos de hace años, cuando ya de hecho mezclábamos varios estilos.

-¿Tenéis una idea preconcebida de cómo será el disco antes de escribirlo?

No, en absoluto. Nuestro lema al componer es “no rules”. No queremos poner reglas en las composiciones. La idea es hacer el mejor trabajo posible, sea como sea.

-Ironbound se abre con un tema muy largo, The green and black, de casi 8 minutos, mientras que White devil armory empieza con un tema corto, Armorist, muy directo y con un estribillo coreable…¿Lo escribisteis pensando en el directo?

No, no. De hecho, no pensamos en poner esta canción como la primera. La idea era iniciarlo con “Freedom rings”, pero al tener una intro de bajo, creímos que sería demasiado parecido al principio de “The green and black”, que ya empieza así

-En vuestros primeros discos hay muchísima influencia punk. Supongo que al ser de Nueva York/Nueva Jersey esto ayudó a crear el “sonido Overkill”. ¿Te gustan bandas como Ramones?¿Fuiste al CBGB?

¡Sí, por supuesto! Me encantan  los Ramones, los vi como 7 o 10 veces. Nosotros éramos críos, y veíamos a Ramones como un pequeño ejército, vestidos igual, con las chupas de cuero, y esto nos gustaba y esto nos influyó.

-Y tras muchísimos discos aún hay influencia punk en vuestros últimos trabajos, como en temas como “Bring me the Night”. ¿Es parte importante de vuestro sonido?

Sí, claro. Nos gusta el punk, y forma parte de nuestro estilo. Y también el heavy metal clásico. Nos gustan los Ramones,  los Dead Boys, Judas Priest, Iron Maiden, Angelwitch…todo ello influye en nuestro sonido.

-Precisamente luego iba a preguntarte sobre Judas Priest…

¡Me gusta más conversar que ser entrevistado, así que genial!

overkill-Tras los primeros trabajos que, como ya hemos dicho, tienen muchísima influencia punk, sacasteis The years of decay y luego Horrorscope, que son estrictamente thrash tal y como lo conocemos hoy en día, discos de “puro thrash”. Pero con una importante diferencia. En el primero, y hasta la fecha, solo teníais un guitarrista, pero luego incorporasteis a otro. ¿Por qué?

Es bastante simple. Tuvimos problemas en la banda tras The years of decay. Y si el grupo quería continuar, alguien tenía que irse. Podía ser Bobby (Ndr: Bobby Gustafson, guitarrista que grabó los cuatro primeros discos), podía ser DD o podía ser yo. Y finalmente, fue Bobby. Necesitábamos un cambio. La gente entonces dijo “qué pena” lo que ha pasado. Pero nosotros queríamos seguir, y cambiar, así que para que hubiera un cambio aun más notorio, decidimos no solo sustituir al guitarrista, sino incorporar a otro. Algo bonito en Overkill es que nosotros escribimos nuestras propias reglas…y a quien no le guste, que se joda, jaja.

-Hemos hablado sobre el punk como una gran influencia, pero otra característica de vuestro sonido es la melodía de vuestros solos, lo cual es un contraste muy interesante y que conforma en parte vuestro estilo. Ya teníamos solos melódicos en discos antiguos (recuerdo el de Elimination, que es muy bueno) y más recientemente el de Bring the hammer down, en The Electric Age. ¿”Obligáis” a los guitarristas a componer solos melódicos?

Son una parte importante de nuestras canciones, pero no lo buscamos. Como el punk, forma parte del sustrato de nuestra música, y por eso es muy natural en nosotros. Cuando Dave (Ndr: Dave Links, guitarra solista) me mandó el solo de Bring the hammer down, me pareció tan bueno que le dijo que me lo mandaran en “loop” y que quería que fuera lo que pusieran en mi funeral, jaja.

-¿No la canción “Nice day…for a funeral, del disco “Horrorscope”? Jaja

No, el solo de Bring the hammer down, jaja

-Hablando sobre la escena thrashera, parece ser que hay un “renewal” del género. En vuestra carrera y en este sentido, Ironbound (2010) fue un momento importante para vosotros. ¿Crees que este disco se vio influenciado y aupado por esta regeneración del género o, al contrario, es un disco que contribuye a la misma?

Bien, es una buena pregunta….Nunca me lo había planteado. Nunca pensé en Ironbound en el sentido de cómo iba a ser aceptado. Ironbound fue una gran oportunidad, y un hecho que tuvo mucha importancia fue que Ron Lipnicky, el batería, estuvo a un año girando con nostros antes de grabar Immortalis, el disco anterior a Ironbound, así que pudo impregnarse mucho de nuestros discos más “thrashers”.

-Excepto en contadas excepciones y al contrario que en otros géneros del metal, es difícil escuchar que el bajo tenga importancia en un disco de thrash. Pero en Overkill no pasa. Es de suponer que es porque DD Verni es uno de los líderes de la banda pero, al margen de esto, ¿por qué el bajo tiene un papel tan destacado en vuestro sonido?

Siempre hemos estado muy convencidos de nuestro sonido. Nunca hemos mirado a bandas que crecieron con nosotros, como Exodus, Testament o Metallica a la hora de componer.

overkill-Mi canción favorita de Overkill es “In union we stand”, del disco “Taking over”. Es un medio tiempo con un carácter algo épico. La gente cuando piensa en thrash tiene, por lo general, la imagen solo de un estilo rápido. Lo único que le viene en mente es “velocidad”. ¿Qué opinas?

La gente que sólo piensa en la velocidad, sólo piensa en ir cada vez más rápido. La gente que entiende la velocidad, sabe cuándo utilizarla

-Ya para acabar… ¿cuáles son los planes de Overkill para los próximos años?

No pienso en esto. Para mí, ahora lo importante es el concierto de esta noche. Y creo que parte del éxito de Overkill ha sido por pensar en cada momento y darle la importancia que merece. Ir paso a paso.  No quiero pensar en el futuro.

-Muchísimas gracias por la entrevista, ha sido un placer

De nada, gracias a ti.