[entrevista] Nick Oliveri: “No entiendo que Josh Homme y Scott Reeder tengan la propiedad del nombre de Kyuss cuando quisieron matar la banda”

El pasado junio entrevistamos a Nick Oliveri en el Hellfest Open Air de Francia. El bajista de bandas como Kyuss, Queens Of The Stone Age o Mondo Generator se presentaba con el proyecto Stöner que comparte con Brant Bjork, del cual nos habla en esta ocasión, además de recordar la demanda por la gira de Kyuss Lives! Por Morpheus Misfit.

– Te habíamos visto hace unas noches en Nantes con Mondo Generator, fue un show bastante bueno y la sala me gustó bastante.

Sí, el concierto salió muy bien.

– Entonces estás haciendo las dos cosas en esta gira europea, conciertos con Stöner como el de hoy en Hellfest Open Air, pero también algunas fechas con Mondo Generator cuando tienes el día libre.

Sí. Empezamos la gira europea con Stöner el 20 de abril, hicimos unos tres conciertos y luego llegaron los chicos de Mondo Generator. Con Mondo hicimos unos 20 conciertos en 23 días, hemos descansado otro par de días y aquí estamos para el Hellfest. Haremos lo mismo hasta el 2 de julio, no paramos.

– Cuando empezamos a escuchar hablar de Stöner pensamos que sería un proyecto de un disco y ahí se quedaría todo, pero ya llevamos dos discos de Stöner en un año. La cosa parece seria.

Sí, lo que pasó con nuestro nuevo disco ‘Totally…’ es que grabamos los dos discos a la vez, el disco debut y este nuevo disco. De hecho ya tenemos otro nuevo disco, el cual hemos ya mezclado y masterizado. Saldrá en algún momento del año que viene, la cosa no se ha quedado en un solo disco.

– En ‘Totally…’ tienes 8 canciones y aparecen invitados de Bad Religion o Yawning Man ¿Quién aparece en el otro disco que ya tienes grabado?

Greg Hetson de Bad Religion y Circle Jerks también aparece en el nuevo disco, le pedimos que grabase un solo de guitarra y lo hizo. Usamos a los mismos invitados porque lo grabamos a la vez, lo que ocurrió fue que teníamos demasiadas canciones y las dividimos en dos discos diferentes, que saldrán muy pegados uno de otro.

– En ‘Totally…’ aparecen canciones como “Party March” pero también largas jams que duran varios minutos ¿Es lo mismo en el nuevo álbum? ¿También hay largas jams improvisadas?

Hicimos canciones rápidas para este otro disco, que son mis favoritas. También tenemos alguna jam, y algo de versiones. Recuerdo que grabamos “City Kids” de Motörhead como tributo a Lemmy, y una canción bastante larga de la cual no recuerdo el nombre ahora mismo.

– Ayer aquí en el Hellfest Open Air estuvo cerrando la noche Jerry Cantrell de Alice In Chains. Venía a presentar su disco en solitario, ya tiene tres, pero aun así tocó como 8 o 9 canciones de Alice In Chains. Stöner también cerrasteis hoy vuestro set con una versión de “Green Machine” de Kyuss ¿Te sientes de alguna manera obligado a tener que tocar canciones de tus ex-bandas por compromiso con los fans?

Las tocamos porque todavía sacamos algo de ellas. No se sí “obligado” es la palabra correcta, aunque puede que lo sea, porque para nosotros es una obligación rescatar canciones de nuestro catálogo antiguo para fans que las escuchan por primera vez o que esperan escucharlas siempre, porque son sus favoritas. También solemos tocar “Gardenia”, canciones antiguas que a los fans les encantan. Yo me pongo en su piel, si fuese a ver a Motörhead me gustaría escuchar los viejos clásicos.

– La reacción cuando escuchan alguno de los clásicos es de volverse locos. Hoy por ejemplo Brant empezó con “Green Machine” pero se equivocó con algún riff y tuvo que empezar de nuevo, pero los fans nada más escuchar ese primer riff ya se salieron del pellejo.

Sí, lo vi. En nuestra primera gira como Stöner no tocábamos ninguna versión, pero vimos que mucha gente joven venía a vernos y es gente que no tuvo la ocasión de ver a Kyuss cuando éramos una banda. Sabíamos que querían escuchar esas canciones, así que empezamos a tocar alguna.

Nos pasó lo mismo cuando hicimos lo de Kyuss Lives! Muchas bandas de amigos nuevos no habían empezado en el rock cuando Kyuss estábamos en activo y no pudieron vernos en directo, o simplemente empezó a gustarles Kyuss cuando ya nos habíamos separado, así que nos pedían que volviésemos.

– Vi un concierto de la gira de Kyuss Lives! cuando tocasteis en Madrid en el Sonisphere Festival. Nos alegramos tanto cuando ese sueño se hizo realidad, pero lo de Kyuss Lives! acabó en una demanda ¿Todavía te arrepientes de todo lo que pasó en ese entonces?

Mira, hace un mes compuse y grabé una canción que se llama “Kyuss Dies” y está basada en ese incidente. De hecho la estamos tocando en directo con Mondo Generator. Lo que pasó fue que vinieron unos abogados con sus trajes y sus corbatas, y nos entregaron una demanda para paralizar la gira. Resultó que nosotros que habíamos creado la banda no éramos dueños del nombre, lo eran otros y nosotros nos convertimos ante sus ojos en unos piratas.

Kyuss hasta 1995, gracias al apoyo de los sellos discográficos, solo llegó a tener cierta popularidad. Luego la banda se separó, los fans empezaron a utilizar mp3s y plataformas digitales, y la popularidad de Kyuss se disparó mucho más de lo que la banda tenía cuando estaba en activo. Para mí eso demostró que Kyuss siempre fue una banda de los fans, ellos deben tener la propiedad de Kyuss. Sin ningún sello de por medio, y con la banda ya muerta, tuvimos más popularidad que nunca. Ahora no tenemos los derechos del nombre, no podemos tocar bajo el nombre de Kyuss, pero los fans quieren una reunión.

A Brant se le ocurrió el nombre Kyuss. Josh Homme y Scott Reeder tienen ahora la propiedad del nombre de Kyuss, lo que me parece algo raro porque habían dejado el grupo en su momento y querían matar la banda, pero aprovecharon para registrar legalmente el nombre cuando Brant no estaba. Seguimos tocando esas canciones de Kyuss con todo el respeto que se merecen, lo más parecido a lo original que podemos, y es porque se lo debemos a los fans.

– Si buscas “stoner” en google entre las respuestas aparecen todos vuestros nombres: Nick Oliveri, John Garcia, Brant Bjork. Aparecen todas vuestras bandas ¿Era una cosa obvia llamar a este proyecto Stöner?

A Brant se le ocurrió el nombre “The Blonde Lebanese”, que es un tipo de hachís. Me gustaba, pero pensé “¿Y por qué no lo llamamos simplemente Stoner?”. Brant pensó que alguien ya debería tener ese nombre registrado como grupo, pero resulta que no y nos quedamos con él. Creo que el nombre resume exactamente lo que hacemos.

– Muchas gracias por tu tiempo y nos vemos en otra!

Gracias a ti.