[entrevista] Obituary: “Que la escena death metal surgiera en Florida fue una mera coincidencia”

Obituary son una de las bandas pioneras del death metal y que acaba de formar parte del Deathcrusher tour, si a caso el mejor cartel de metal extremo del año, compartiendo gira con grupos del calibre de Carcass, Napalm death y Voivod. La banda fue fundada en 1984 en Tampa (Florida, Estados Unidos) por John Tardy (voz) y su hermano Donald (batería), con quien tuvimos el placer de charlar un par de horas antes de su actuación en la sala Razzmatazz de Barcelona, en el que sería el último concierto de un extenso tour que les ha llevado a realizar 33 conciertos en 35 días por varías países de Europa. Por Xavier Vidal y Gustavo Revoredo.

-Me gustaría empezar hablando de vuestro último disco, “Inked in blood”, editado el año pasado. Más allá de aspectos musicales o técnicos, ¿qué sensaciones tienes sobre este álbum?¿Cómo lo han recibido los fans?

Hemos tenido una reacción extraordinaria de los fans. Pasaron cinco años desde al anterior y la gente tenía muchas ganas de material nuevo. No podemos estar más felices en este sentido.

-Habéis usado el método del crowdfunding para financiar este disco…¿cómo ha sido la experiencia?

Fue algo para nosotros y no sabíamos si funcionaría. Sí que sabíamos que tenemos fans muy acérrimos que nos ayudarían, pero no esperábamos tanto. Fue muy interesante hacerlo de esta manera y nos quedamos alucinamos cuando vimos, al final, que teníamos casi 1000 pedidos de gente de todo el mundo.

obituary-Leí que habías tardado solo 24 horas en reunir el dinero…¿es así?

Efectivamente, y esto demuestra el grado de implicación de nuestros fans, que pudieron conseguir packages muy atractivos. Cada persona que colaboró obtuvo un pack diferente, y esto fue un gran reto. Gente de El Salvador que pedía una camiseta de una talla concreta y un juego de baquetas, otro de Texas que quería otra cosa diferente…

-Supongo por tanto que esto demuestra que la industria discográfica ha cambiado mucho…Que una banda tenga que “pedir dinero” a los fans es algo nuevo, pero entiendo que tiene su parte positiva, como el contacto con los fans…

Correcto. Los fans consiguen cosas especiales…por ejemplo, uno obtuvo un parche de mi caja de la batería…todo el mundo quiere hacer reservas previas…es un concepto nuevo. Hay gente que se preguntaba “¿Cómo puede ser que Obituary esté “pidiendo” dinero?” . Pero era algo que queríamos hacer.

-Sobre todo ello, ¿quiere decir que el sistema de autofinanciación es algo no sólo de bandas amateurs?

Las bandas deben ser realistas en cuanto a saber cuánto dinero pueden conseguir. Te tienes que preguntar cuántos fans tienes y cuánto crees que están dispuestos a pagar. Y, por tu parte, por supuesto, tienes que ser original al ofrecer tus productos. No vale solo el CD, tienes que ofrecer “memorabilia”.

-“Inked in blood” fue sacado bajo el sello Relapse Records. ¿Cómo fue trabajar con ellos en comparación con Roadrunner?

Trabajar con Relapse ha sido muy confortable. Es una discográfica más pequeña que Roadrunner, es gente muy dedicada, les gusta Obituary. Algo bueno es que solo tienen los derechos del disco durante dos años; normalmente los sellos se los quedan durante siete u ocho.

obituary -El grupo paró en 1997 y no volvió hasta 2003. ¿Fue por la relación con Roadrunner o por cuestiones personales?

Ambas cosas. Llevábamos muchos años, la vida en las giras es dura, viviendo prácticamente todos en una habitación durante varias semanas, viajando continuamente…necesitábamos un descanso, y nos fue bien, ya que ahora tenemos más fans que antes.

-El sonido de “Inked in blood” lógicamente es mejor que el de los primeros discos, pero mantiene su esencia…¿Cómo fue el proceso de composición?¿Cada cuánto ensayáis?

Estuvimos componiéndolo durante casi cuatro años. Fue lento, porque componemos un tema, lo practicamos mucho, lo dejamos un tiempo, lo recuperamos a ver cómo ha evolucionado. Creo que para componer buenas canciones tienes que practicarlas e ir viendo cómo se pueden mejorar durante bastante tiempo.

No nos gusta llegar al estudio y tratar de inspirarnos…de todos modos, tampoco nos lo podríamos permitir. Teníamos los temas preparados que, incluso, el primer corte del disco, “Century of lies”, lo grabé en una sola toma. No necesité más. Tenía mucha confianza. Lo grabé, lo escuché y dije…”ha quedado perfecto”. Esto solo se consigue si compones, dejas los temas respirar, los recuperas, los practicas, los vas mejorando…componer durante mucho tiempo es como trabaja Obituary.

-Tras hablar sobre el último disco, me gustaría dar un salto atrás, hasta los primeros tiempos. Siempre he pensado que Obituary, entre las bandas pioneras del death metal, es la que tiene más momentos lentos. Hay muchas partes muy lentas y pesadas en vuestras canciones…ya desde el principio, lo cual es curioso porque casi todos los primeros discos de las bandas extremas acostumbran a ser rápidos y luego ya se van calmando. En este sentido, hay algo de doom, algo de Black Sabbath ya desde el principio. ¿Son estas vuestras influencias?

Sí, totalmente. Hay una gran influencia de Black Sabbath, porque es con lo que crecimos. De hecho, yo cuando empecé a tocar la batería, en 1980, no sabía lo que era el thrash…de hecho, no sabía lo que era el metal. Para mí, Sabbath era rock. Yo escuchaba rock, y así aprendía tocar y de hecho así toqué. Es por eso que no somos la banda más rápida del mundo ni lo pretendemos ser. Hemos desarrollado así nuestro estilo, nos gusta tocar esos medios tiempos en vivo.

obituary -Y en cuanto a las influencias del guitarrista Trevor Peres, ¿cuáles fueron?

A principios de los ’80 sonaba mucho Celtic frost y Hellhammer, y eso fue fundamental para nosotros. A pesar de que Slayer es mi banda favorita, vimos que queríamos ir por aquella otra dirección. Pero hicimos lo que hicimos sin plantearnos copiar a nadie. Yo mismo no soy el batería más rápido del mundo, de hecho no hago “blast beats”. Creamos nuestro propio estilo, con el que nos sentimos confortables tocando.

-Supongo que esta pregunta te la han hecho muchas veces pero, hablando de los principios…¿Por qué crees que surgió esa escena death con bandas como Death, Morbid Angel, Cannibal corpse, etc. en la soleada Florida?

No lo sé, la verdad. Creo que fue una mera coincidencia. Había mucha competencia en ese momento y tenías que ser muy bueno para ser tomado en serio. Eso ayudó y un puñado de grupos lo hicimos aflorar.

-En “Inked in blood” hay momentos más rápidos incluso que en discos anteriores…¿Por qué?¿No os queréis quedar atrás con la “competencia” del thrash?

No, no es eso en absoluto. No miramos qué hacen los otros ni nos planteamos, al componer, si un tema tiene que ser rápido o no. Nos sale lo que nos sale sin tener ideas preconcebidas sobre cómo tiene que ser un tema, si rápido o lento.

-Cambiando de tema…hoy es el último concierto del “Deathcrusher tour”. ¿Qué balance haces?

Ha sido inolvidable. El cartel es un regalo del cielo para los fans, que pocas veces puede ver coincidir en un solo concierto a cuatro bandas de este calibre. Además, nos hemos llevado muy bien entre las cuatro bandas.

-¿Pero prefieres ser cabeza de cartel o compartir con otras bandas?

Nos da igual. Somos Obituary, cuando estamos en el escenario hacemos lo que nos gusta y nos da igual si somos los primeros en tocar o los últimos. Los fans disfrutarán de un gran show.

-Muchísimas gracias por atendernos Donald, y esperemos que el show de esta noche vaya muy bien

Muchas gracias a vosotros.