[entrevista] Papa Roach: “Ya no ganamos tanto dinero como antes, porque la gente ya no compra discos”

El pasado 17 de febrero Papa Roach tocaron en Madrid y pudiemos entrevistar a su bajista Tobin Esperance. Nos habla de los 20 años de su disco “Infest”, de lo que supone ser un rockstar, de como vive la banda esa conexión tan personal con sus fans, del trap, y también de sus futuros planes. Por Mari Carmen Tajuelo.

– Vamos a hablar un poco de tus principios en la banda. Eras el roadie del grupo y luego reemplazaste a Will James en el bajo ¿Qué recuerdas de ese tiempo?

Bueno, eso no pasó realmente así, nunca fui roadie del grupo. Los chicos de la banda son algo mayores que yo, fui a uno de sus conciertos…creo que hicieron uno con Will James, y para el siguiente necesitaban alguien que lo reemplace de manera temporal. Yo estaba allí y fui el elegido, hice giras con ellos y cuando Will James regresó como bajista me quedé con ellos aunque no tocaba con el grupo.

Esto pasó muy al principio de todo, me encantaba porque iba a todos lados con ellos y me bebía toda su cerveza. Me sabía todas las canciones, siempre estaba preparado para lo que pueda pasar, y eventualmente Will ya no pudo seguir en el grupo porque sus padres no querían que estuviese con Papa Roach. Poco después nos empezaron a salir conciertos “de verdad”, nos programaron para tocar en Los Angeles, en California, tocamos en el Whiskey, en el Roxy…

Verlos por primera vez, antes de unirme al grupo, fue muy interesante ya que era la primera banda que veía con un bajista que tocaba el bajo sin seguir a la percusión, que movía las manos haciendo slap de manera muy funky. Yo crecí escuchando mucho funk y eso me atrajo mucho, porque en ese entonces yo estaba tocando punk rock y el resto del mundo estaba haciendo metal, pero Papa Roach estaba haciendo algo diferente y me atrajo mucho tocar con ellos, aunque ya no hago tanto slap en la actualidad.

– Cuentan que solías llevarte un teclado y una guitarra acústica contigo de gira, por si surgía la inspiración ¿Es cierto? ¿Lo sigues haciendo?

Me encanta componer canciones en una guitarra acústica, en un piano o en unos teclados que siempre llevo conmigo. Con un piano básicamente puede conceptualizar el resto de instrumentos, tienes algo de bajo y una melodía…

– ¿Y te suene venir la inspiración estando de gira?

Si, suele ser fácil dejarse llevar estando de gira. Muchas veces las ciudades te dicen algo, las escenas de aquellos sitios. Muchas veces estoy escuchando a la banda que toca con nosotros y me surgen ideas. Estando de giras tienes mucho tiempo libre cuando no estás tocando, y yo suelo hacer siempre dos cosas: o bien estoy ensayando las canciones para que salgan perfectas, o estoy componiendo y sacando nuevas ideas.

Con la guitarra acústica es mucho más fácil, puedes sentarte en un sitio como éste y no tienes que enchufar nada, solo sacar unos cuantos riffs y si suenan bien de manera acústica, también sonarán bien cuando lo hagas de manera amplificada y con toda la banda.

– El disco “Infest” puso a Papa Roach en el mapa, pero ha pasado mucho tiempo de eso y la banda ha evolucionado bastante en cuanto a sonido ¿Hay algo que lamentas o algo a lo que te gustaría volver?

No me parece justo volver atrás en el tiempo y cambiar algo que ya está hecho, yo al menos no lo haría. Las cosas vienen como vienen, en cuanto al éxito lo único desafiante fue tener éxito de inmediato. Ya en nuestro primer disco, la primera vez que le ofrecíamos nuestra música al mundo, todo se salió de control y el éxito fue masivo. Se convirtió en nuestro momento de mayor éxito hasta ahora, y es algo difícil de manera en su momento cuando no has hecho una evolución progresiva con el tiempo. Aun así no cambiaría nada, estoy muy agradecido con todo lo que nos ha pasado.

– A día de hoy Papa Roach hace casi de consejero para sus fans, siempre intenta dar un mensaje esperanzador y positivo ¿Es difícil ser un modelo a seguir y mantener esas expectativas que tienen sobre ti?

Ya no es tan difícil serlo, creo que hubo momentos antes en el que era más difícil para nosotros ser un espejo en el que la gente quiera mirarse, pero llevamos tanto tiempo haciendo esto que sabemos el tipo de conexión que tenemos con nuestros fans. Cada uno de nosotros ha pasado por mucho en nuestras vidas, y ahora cada uno tiene su propia familia, tenemos hijos, y sabemos lo duro que es criarlos.

Cuando éramos más jóvenes la gente venía a contarnos sus problemas y quería respuestas, pero nosotros mismos estábamos intentando lidiar con los nuestros. Ahora somos adultos, vemos que ocurre y nos ponemos en la situación de nuestros padres, buscamos salidas e intentamos aconsejar lo mejor posible a nuestros fans.

En general la gente solo quiere conectar con algo o con alguien, saber que no están solos. No hay nada malo en pedir ayuda, o en simplemente escuchar a alguien que lo está pasando mal. Yo mismo he estado con un terapista antes, y no tengo ningún inconveniente en decirle a alguien vaya a ver uno, porque realmente ayuda. Yo no soy tan bueno hablando con los fans, pero Jacoby es buenísimo en ello, es bastante paciente con ellos y también con sus letras les ayuda bastante. Todo se resume en eso, en encontrar la luz al final del túnel, porque una música agresiva porque sí y sin mensaje sería algo falso para nosotros, no tendría sentido.

– A pesar de toda la evolución, a lo largo de los años los fans siempre han pedido a Papa Roach que vuelva a sus raíces cercanas al hip hop. Ya les diste eso con canciones como “Elevate” anterior pero quieren más ¿Te frustra como músico que siempre pidan lo mismo? Especialmente cuando ya no estás de humor para hacer hip hop, cuando no te apetece

Es interesante porque recientemente nos hemos enfocado de manera consciente en hacer las cosas como creíamos que las hacíamos antes, y cuando lo hacemos lo que sale no nos emociona tanto como nos emocionan las nuevas ideas que tenemos, las frescas, lo que no hemos hecho antes.

No puedes forzar nada, tiene que salir de manera natural y tienen que ser cosas que te hagan sentir bien en ese momento, que las sientas más tuyas en ese momento de tu vida, o los fans se van a dar cuenta inmediatamente. De todas maneras si algún fan quiere escuchar a los Papa Roach de la vieja escuela siempre pueden volver a escuchar nuestros primeros discos.

– El trap parece estar muy de moda ahora mismo, en la actualidad y muy cercano a la juventud ¿Han considerado hacer una colaboración con algún artista de este género?

¿Trap? No, no lo hemos considerado. Si algún artista de trap quiere hacer una mezcla de una de nuestras canciones yo no tendría problema con ello, me encanta que a los jóvenes de hoy día les ponga mucho las líneas de bajo y el hit hat, pero no nos vemos nosotros haciendo algo así. Lo que sí habrá en el futuro cercano de Papa Roach serán colaboraciones con diferentes dj´s aunque no puedo desvelar mucho de este asunto.

Somos una banda muy abierta en cuanto a sonido se refiere, nos encanta todo lo relacionado a la electrónica, ya sea trap o incluso cuando el dubstep se puso de moda. Me encanta la idea de que nuestra música pueda cruzar fronteras, que se pueda remixar en diferentes estilos y llegar a más gente. Por ejemplo nuestra canción “Last Resort” se ha puesto en festivales gigantes de electrónica, con cientos de miles de asistentes, y todos estaban cantándola…es algo que me hace sentirme muy orgulloso, he visto videos y es una locura tener una canción que haya calado tanto en la gente.

– Papa Roach ha vendido más de 20 millones de discos en todo el mundo ¿Están en un punto donde ya no dependen de salir de gira constamente y vender merchandising? ¿Ya están viviendo más tranquilamente gracias a los royalties?

No, todavía estamos en un punto donde tenemos que salir de gira constamente, de hacer música nueva, pero porque es nuestro trabajo…todavía pagamos nuestras facturas de esta manera. Es natural para nosotros, es lo que llevamos haciendo los últimos 20 años, y cuando llevamos mucho tiempo sin hacer nada hasta nos sentimos raros.

Ya no ganamos tanto dinero como antes porque la gente ya no compra tantos discos, ahora tienes que salir más de gira y vender más merchandising. De todas maneras todavía no quiero relajarme de esa manera, creo que todavía somos jóvenes y todavía tenemos el hambre por componer cosas nuevas, todavía disfrutamos haciendo nuevos discos. Mientras esto no nos queme lo seguiremos haciendo, y cuando nos queme pararemos y nos daremos un descanso.

– Como ya dijimos, antes los discos se vendían por millones y Papa Roach pudo disfrutar de los últimos años en el que los músicos todavía vivían como auténticos rockstars, con todo el estilo de vida que ello conlleva ¿Sigue siendo así en cierta manera? ¿Lo fue alguna vez?

Creo que depende de lo que entiendes por rockstar. Definitivamente he hecho muchas cosas en mi vida que considero como de rockstar, pero creo que no es sano ni seguro para mí ni para nadie que esté cerca de mí seguir haciendo esas cosas. La actitud que tienes encima del escenario cuando estás tocando es muy diferente a la que tienes cuando bajas del escenario, yo por ejemplo cuando intentaba ser un rockstar era bastante egoísta y destructivo para mí mismo.

Ahora hay gente que lo lleva bastante bien en las redes sociales, lo veo aunque yo no tengo redes sociales. Es totalmente otra cosa a lo que solía ser, antes ser un rockstar era bastante nuevo para todos, el tema de las drogas y del sexo, pero a día de hoy me siento más como músico que como rockstar. Me sigo sintiendo como un rockstar cuando me subo al escenario, pero cuando me bajo me siento como un ser humano más y me gusto mucho más como persona. Ahora pienso que intentar ser un rockstar es ridículo, centro todas mis fuerzas en ser mejor marido y padre que en ser rockstar.

– Ya para terminar: otra cosa que ha cambiado en cuanto a principio de los 2000 es que Papa Roach ya no toca en estadios sino en salas más pequeñas cuando sale de gira ¿Crees que es una manera de volver a las raíces de la primerísima etapa de la banda? Quizás sientas más cercanos a los fans de esta manera

Tocamos en todo tipo de sitios en todo el mundo, en algunas partes son grandes estadios y en otros salas más o menos pequeñas, pero disfrutamos de todas ellas. Por supuesto que es una experiencia más personal cuando son sitios pequeños, pero tocar en un gran estadio también tiene su encanto. No te voy a mentir, disfruto mucho tener un gran camerino cuando tocamos, tener un baño y una ducha para ti mismo (risas). Sea como sea, lo que nos gusta es tocar.

– ¿Te gustaría añadir algo más?

Solo decir que venimos aquí a celebrar los 20 años de Papa Roach, 20 años tanto en la escena. Tenemos algunas sorpresas, es el 20 aniversario de “Infest” y queremos lanzar un documental con escenas grabadas a lo largo de todos estos años. Al mismo tiempo hemos estado preparando nuevas canciones en el estudio, hemos estado experimentando, y veremos si eso sale pronto. Un documental, regrabaciones de viejos temas, un nuevo álbum y más giras…eso es lo que nos espera en el futuro más inmediato. Queremos agradecer a todos los fans, los antiguos y los nuevos, por tanto amor.