Face to Face – Laugh now, Laugh later

Por Morpheus Misfit.

Ohh dios mio, ¿Hace cuanto que no escuchaba hablar de Face to Face? “Laugh Now..Laugh Later” marca el regreso triunfal de estos maestros del punk rock después de 9 años de ausencia. Se trata de su séptimo disco de estudio, el primero desde aquel “How To Ruin Everything” de 2002 y el primero en muchas cosas: su primer disco en People Like You Records, su primer disco con el nuevo batería Danny Thompson, el primero con el guitarra Dennis Hill, el primero con Chad Yaro de vuelta y el primero sin Chad Blinman (quien estuvo en todos los discos desde 1996). A pesar de todos estos cambios, y de su largo periodo sin hacer música, el resultado es el de una banda que recoge el legado donde lo dejó hace una década: como una de las bandas mas importantes en su juego.


Trever Keith siempre ha sido identificado como una de las voces mas fuertes e identificables del punk rock. Eso continua en este nuevo disco, aunque la diferencia con el resto de los discos y éste es la cantidad de voces que realiza Keith, muy en la línea de su último disco en solitario (“Melancholics Anonymous”), es decir, mucho mas cante. La melodía siempre ha sido una materia de vital importancia para el grupo (especialmente en la era Scott Shiflett), pero ahora sin la ayuda de Pete Parada (debido a sus obligaciones con Offspring) la duda estaba presente: ¿la banda tendría esa vigorosidad e intensidad detrás de la batería? Nada de nada, porque el señor Thompson ha demostrado ser un gran ingreso para el sonido de la banda, pisando a todo gas en canciones como “What You Came For” y acentuando la vena punk del grupo.


El sonido tradicional que los fans aman y veneran es bien representado en este “Laugh Now…Laugh Later”, con esos riffs salidos de una Les Paul y esas líneas de bajo zigzagueantes marca de la casa, en un Yaro cuyo trabajo le cae como anillo al dedo. El único inconveniente que veo en este trabajo es la mezcla: a veces las voces suenan demasiado altas, otras las canciones suenan como si hubiesen sido grabadas con cada músico en una habitación diferente (lo cual no es raro, pero pierde ese sabor de “directo” que todos los demás discos de Face to Face poseían).

La producción de este álbum se resiente, haciéndose notar el primer disco sin el habitual productor Chad Blinman. Somos muchos los que vemos al dúo compositor Keith/Shiflett como ganadores en su terreno, y por eso nos alegramos de este nuevo disco. Nueve años han sido muchos, y esperamos que estos cracks tengan mucha gasolina en el tanque para lo que promete ser un largo largo viaje.