Fate – Vultures

Por Morpheus Misfit.

La música que hacen Fate en su disco de debut, “Vultures”, traiciona a su edad pero por lejos…Combinan los principios del hardcore con la extremidad del death metal y tratan de unir las barreras que separan ambos géneros igual o tanto que las otras bandas que lo vienen intentando desde hace años y años. Pateando escenarios desde el 2003, lograron afilar su sonido antes de fichar para Metal Blade Records y grabar este “Vultures”. Ahora la banda esta lista para dar el gran salto.

“Vultures” también tiende su mano hacia la magia del metalcore, conjuntando el oscuro aplaste del death y del grind con las melodias del viejo thrash de toda la vida. No es un experimento totalmente satisfactorio, pero HEY! asi es como se aprende, además estos muchachos acaban de salir del instituto, entonces?… La inicial “Apostasy” pone el listón bastante alto, con su tacto melódico (vaya escalas armónicas) pero con “Psychopathic Diary” y “Your Creed is Greed” lo lanza todo al viento con mas y mas de bruto metal. Fate logran un ruido poderoso que los colocan a la par de sus influencias mas que notorias. Es como si los dos lados musicales de Fate se encuentren constantemente en conflicto, y el lado agresivo se encontrara infestado de esteroides (jeje xD). No es que el lado melódico no sea bueno, es simplemente que no encaja en el empalme con igualdad, dejando de lado quizás las letras. Lo cierto es que el material de “Vultures” no sufre en las canciones que dejan el “lado brillante” apartado: pueden hacer una muy convincente velocidad grind (“Of Riddance and Innocence” y “Your Creed is Greed”).

Varada en la mitad del disco se encuentra la canción que da nombre al disco, “Vultures”, una gran pieza instrumental con dobles guitarras armónicas y de pegadizo sonido sin ser ñoño (se entiende, no?). Lo único “verde” del grupo quizás es que reunen las diferentes estructuras de una misma canción de manera forzada: “Battlegrounds Beneath My Feet” tiene riffs bastante técnicos que se anidan entre los gritos hardcoretas, pero en la sección media se abre en arpegios que no logran una canción coherente. Sin embargo “Ruins of Necropolis” hace funcionar la maquinaria de esta contradicción.

Incorporar melodias del metal moderno al metal extremo siempre será una tarea dificil, pero Fate parecen haber creado 9 canciones que cogen las piedras angulares de la actualidad y lo derriten encima de riffs violent de interesante brutalidad, llegando solo a una cobertura…no todas las canciones funcionan bien, claro, pero los deseos de estos jovenzuelos se ven mas que cumplidos en una anormal forma de trabajo musical…¿Puede un grupo decepcionar por demostrar demasiado potencial? jajaja estas críticas solo deben tomarse como lo que son, esperemos a ver el próximo disco, que será enorme si logran controlar la fórmula….