Frozen Dawn – The Old Prophecy of Winterland

Por Ashborne.

Recientemente uno de los integrantes de la banda valenciana Noctem nos comentaba en una entrevista como el clima de un pais puede condicionar el estilo de música que toque una banda, asi tenemos cientos de bandas de black metal de Escandinavia, con una escena musical extrema mucho mas desarrollada que la nuestro, pero como demuestran Frozen Dawn en este “The Old Prophecy of Winterland”, eso a ellos les importa un pimiento, porque en Madrid también puede haber un atardecer helado proveniente desde el mismo underground.

 

Tampoco es que a Frozen Dawn, a pesar de auto-declararse “black metal de la vieja escuela”, les importe mantenerse en los cánones que llevaron al black metal en los noventa a la cumbre de su éxito inicial: ellos realizan una producción mas que digna para este lanzamiento, con influencias claras de otros sub-géneros del metal (si, este disco huele a thrash en varios momentos), e inclusive atreviendose a versionear a una banda que actualmente no goza del beneplácito dentro círculo mas puro del black metal para cerrar este disco, pero al carajo con todo el dogma que muchas veces encierra este estilo, porque hay que ser tonto como para descartar un lanzamiento como éste por dichos motivos.

 

La belleza de Frozen Dawn en este lanzamiento no reside en arrojar nueva luz sobre su género, ni por una destreza deslumbrante con sus instrumentos frente a otros referentes del estilo, sino en saber coger las influencias marcadas del extremo y explotarlas en 10 canciones para que en cualquier momento podamos pensar que estamos ante una banda tal como Alvheim o Marduk sin ponernos un techo al tratarse a una banda patria. Me imagino que Frozen Dawn lo saben, y aunque aun no han sabido encontrar un sonido original que los separe del resto de bandas que adoran, deciden seguir explorando entre sus mejores reliquias.

 

Otra cosa que habla a favor de Frozen Dawn es que, a pesar de que este “The Old Prophecy of Winterland” se enmarque dentro del black metal, podrá gustar tanto a varios seguidores del metal en general gracias a las melodias que se importen como mazazos en varias de sus canciones, asi como el gran trabajo de guitarras que desempeñan Grinder y Lord Morgoth, además de la mezcla de narración y unos coros de muerte que hacen que la creación de todo un mundo ficticio haya valido la pena. Material de calidad y mi enhorabuena a Davinia por su gran trabajo tras las cuatro cuerdas.