Iced Earth – Dystopia

Por Iñigo Dominguez Diaz.

Tengo que confesar que no me esperaba este álbum por parte de ICED EARTH. Para mi sorpresa la mejor de ICED EARTH ha vuelto sin Mat Barlow a las voces, al que dicho sea de paso, consideraba una de las tres mejores voces que ha dado el metal. Pongámonos en situación, que ayudará a comprender el porqué de esta sorpresa. Todos sabemos que Schaffer es el fundador y alma mater de ICED EARTH, que por trayectoria, parece más su proyecto personal que una banda, ya que el movimiento de miembros es continuo en casi cada LP y cada gira.

A pesar de este ir y venir de gente, el sonido de la banda es tan particular y se mantiene en cada disco, que consigue enganchar y en gran parte gracias al segundo miembro que más ha permanecido en la banda, el vocalista Barlow, que da lo mejor de sí en álbumes históricos como son Burnt Offerings, The Dark Saga, Something Wicked This Way Comes y Horror Show. Después de este último, Barlow sufre una crisis de identidad por a los acontecimientos del 11-S y abandona la banda, dejando a Schaffer compuesto y sin novia.

Finalmente Schaffer recluta a Ripper Owens y relanza la banda en cuanto a popularidad, pero no consigue alcanzar el nivel compositivo y de pegada que tenía anteriormente. Ni The Glorious Burden¸ni Framing Armaggedon, llegan al corazón del sus fans. Ripper no se ha adaptado al sonido tan particular de ICED EARTH y eso se nota. Cosas de la vida, Barlow decide que ya vale de luchar contra el crimen, que eso es aburrido y vuelve la música.

Sorpresivamente con la banda danesa PYRAMAZE, y acto seguido Schaffer lo vuelve a reclutar, pretendiendo recuperar la magia de antaño, y anunciando la que pretendía ser la obra definitiva de ICED EARTH, The Crucible Of Men, que retomaba el concepto de Set Abominae. Pues bien, yo no recuerdo mayor batacazo reciente en el metal. El álbum no sonaba bien y la vuelta de Barlow no había servido para recuperar la fórmula del éxito. Poco después Barlow hastiado, se retira definitivamente, confirmando que la reunión no debió producirse nunca. Schaffer no quiere abandonar, es un ganador y recluta a Stu Block de INTO ETERNITY. Dicho muy llanamente, yo pensé que se le había ido la pinza, la olla, la chaveta… todo. Yo seguía a INTO ETERNITY y lo que menos me pensaba es que su cantante podía encajar en ICED EARTH.

Ahora, visto el resultado he de reconocer que el equivocado soy yo. Stu, en lugar de imponer estilo, imita perfectamente los registros de Barlow, a la vez que incluye un pequeño toque personal. Es lo que ha hecho este cantante, imitar a su predecesor y adaptarse al sonido de la banda, en el aspecto profesional, encomiable y a raíz del resultado es para felicitarle. Entre él y Schaffer que parece haber vuelto por sus fueros en lo que se refiere a creatividad, estamos ante el mejor álbum de ICED EARTH en diez años. Aquí se han dejado arreglos en la producción orquestaciones y parafernalia para otra ocasión. Suena metal directo, duro, rápido y con ese particular tinte oscuro y melancólico, tanto en la música como en las letras que había definido el sonido de la banda.

Desde el comienzo con la intro incluida en Dystopia, hasta la última canción, la fuerza y el poderío de los temas se deja notar. El ritmo machacón, potente y rítmico de las guitarras de Schaffer se hace notar y Stu cabalga a la perfección con él. El disco alterna un buen puñetazo en la cara con medios tiempos o baladas marca de la casa. A Dystopia le sigue un medio tiempo hímnico como es Anthem, con un comienzo casi acústico pero que pronto nos adentra en un pasaje oscuro y rabioso gracias a la interpretación de Stu. Aquí es donde en mi opinión mejor interpreta y donde unos buenos coros ayudan a redondear el tema. El siguiente Boiling Point, es un tema rapidísimo, corto y directo que en los conciertos funcionará seguro.

De nuevo otro pequeño parón, Anguish Of Youth, un tema que sin ser malo, es de los más flojo del disco, es muy Melancholy, pero no es ni mucho menos tan evocador como éste. V, un tema cantado con rabia por Stu, de ritmo sencillo y con un estribillo que funcionará en directo seguro, con Schaffer doblando las voces de Stu. Dark City, al comienzo parece otra balada pero enseguida Stu nos saca de dudas, con unos agudos que aunque no son lo mejor de su actuación en el disco, sirven para darle un toque diferente al tema. Equilibrium, combina partes rápidas con lentas, muy bien llevadas y encajadas que le hacen uno de los más complejos del disco, en el que como vemos está primando la sencillez. Days Of Rage, es el que más recuerda a la etapa primigenia de ICED EARTH de The Night Of The Stormrider, otro tema corto y muy directo.

End Of Innocence, es otra balada que no aporta demasiado aunque tiene un final interesante. Dystopia termina con Tragedy And Triumph, un buen final con que comienza con un ritmo muy marcial muy Manowariano, para transformarse un tema rápido, casi narrado por Stu, pero que va a toda pastilla y con un estribillo puro ICED EARTH.

Y esto es lo que hay, un álbum más que recomendable, donde los fans acérrimos encontraran los rasgos distintivos de la banda y que parecían perdidos.

Tal vez sea porque no me lo esperaba, pero honestamente creo que estamos ante lo mejor de ICED EARTH en mucho tiempo y ojalá este disco pueda figurar como referencia en el futuro para los próximos ya que ha alcanzado un nivel que así lo hace merecedor.