Iced Earth – The Crucible Of Man (Something Wicked Part 2)

Finalmente llega a nuestras manos la segunda parte de la saga “Something Wicked” de parte de los powermetaleros estadounidenses Iced Earth. Despues de la primera entrega, con su recibimiento mestizo (mitad a favor, y mitad en contra), la incorporacion de un nuevo bajista (Freddie Vidales), y por supuesto, la aclamada y muy ansiada vuelta a las vocales de Matt Barlow para reemplazar a Tim Owens, The Crucible of Man llegara a ciertas partes de Europa desde el 5 de septiembre. La pregunta en la cabeza de todos es… Es Chuck Norris Dios??… no… ya hablando en serio… Valio la pena la anti-seremoniosa removida de Tim Owens para el regreso de Barlow?

Pues sinceramente, a este humilde servidor no le llenan las vocales. Aham. Le di casi 3 semanas de escucha a este disco. Me dije a mi mismo “FUCK! Si es Matt Barlow, tiene q ser un disco brutal!… porque no me gustan las vocales?”… pero luego de 3 semanas, sigue existiendo el mismo problema: sobreproduccion. Y para que se usa la sobreproduccion? Para ocultar imperfecciones. Lo peor? La voz de Barlow en este disco (si bien esta lejos de ser su mejor performance), no es mala. Sinceramente no se porque vieron necesario crear tracks multiples… Y lastimosamente esta de moda. Cantidad no significa satisfaccion garantizada. Si fuese una cancion, o dos, o tres… pero todo el disco? No, sinceramente no hacia falta… Matt Barlow… querido amigo, te hicieron quedar MAL. Punto en contra a los productores, punto a favor para Barlow.

En una pequeña side-note (que realmente es todo lo que se merece), las vocales de opera que utilizaron para este disco (claramente Schaffer estubo escuchando bastante Therion), son agradables, y le dan una ambientacion bastante buena a lo que de otra manera seria una innecesaria sobreproduccion (favor ver parrafo anterior). Si bien no estan presente en todos los tracks, es algo un tanto refrescante.

Seguimos con los errores de produccion, esta vez pasando por la bateria. Ok, produccion de metal 101: le daras mucha frecuencia media y poca frecuencia baja al bombo para que no sature. ESO NO SIGNIFICA QUITAR TOOODAAA LA FRECUENCIA BAJA!… disculpen el grito, pero al escuchar el disco van a darse cuenta de que este error (que por algun motivo tambien es bastante recurrente ultimamente), le quita un monton de power al album. Una bateria que con esos breaks, fills y double-kick deberia rebentar sub woofers ni siquiera los mueve. Si bien tampoco es UNA BATERIA PARA PASAR A LA HISTORIA, una vez mas los productores de este disco le quitan merito al artista. Punto en contra de los productores, punto a favor de Brent Smedley.

(a modo de side-note,  Harbinger of Fate parece ser el unico track bien producido del disco)

Las guitarras son  magistrales de principio a fin del disco. Los riffs son poderosos, el sonido es como deberia ser, y la mezcla de las guitarras con algun que otro instrumento clasico quedo bastante bien hecha. Sinceramente si algo es bastante rescatable de este disco, es como los productores al parecer no pudieron acabar ni opacar lo destacado del trabajo de Seele y Schaffer (tanto en ejecucion como en composicion).

Ahora, a por lo que queda. El bajo lo dejo para el final, porque es donde lo dejaron en este disco. Al fondo del mix. Tienes que tener unos parlantes de estudio, o alterar tu ecualizador de una manera brutal para notar el trabajo del nuevo bajista Vidales… que de todos modos no es demasiado destacable, llevando simplemente el ritmo de la bateria y la melodia de las guitarras. Tal vez si fuese yo, hubiese hecho lo mismo. O en todo caso, conseguir un bajista un poco mas creativo. De todos modos, otro punto menos para los productores, pero tampoco le voy a dar ni una cerveza a Vidales.

Este disco, para todas las expectativas que creo, sinceramente no vale la pena todo el “hype”. Si este disco hubiese venido de cualquier otra banda, tal vez hubiese sido aceptado de una mejor manera. Pero CARAJO! Es Iced Earth, y deberia ser un disco de PUTA MADRE. Y no lo es. Sigo buscando un lugar donde pueda encontrar a los productores de este disco y darles una tremenda patada en el ****, porque se cagaron un disco que pudo haber sido mil veces mejor.

Tal vez en vivo se escuche mucho mejor, y el esperado regreso de Barlow valga la pena. Pero en cuanto a este disco se refiere, sinceramente no lleno los grandes zapatos que se les habian creado. Otro efecto de la mercadotecnia. De todos modos no pierdo esperanza de que un dia pueda comprar los masters de este disco y darselas a un mejor productor (tal vez mi vecina de 10 años…).

Ah… una lastima. Pero como quien dice, de los errores se aprende. Un disco olvidable, que no deberia haberlo sido. So long, Iced Earth. Por suerte, otro gigante, uno aun mas grande, esta renaciendo. Y de una gran manera.

Hasta la proxima.