Immolation – Majesty and Decay

Por Morpheus Misfit.

Por debajo de la superficie, este nuevo disco de Immolation es una máquina preparada para matar. “Majesty and Decay” ata todos los cabos para mantener el crimen oculto, con una producción, ejecución y escritura que trabaja de manera perfecta haciendo que todo parezca tan fácil y natural. El disco en si es dinámico y fluido, con momentos de riffs intensos y voces de ultratumba que compiten con lentos y agonizantes pasadisos que recuerdan a los mejores momentos de Close To A World Below…memorables, estos Immolation son memorables.

Lo que mantiene interesante a este disco es la cantidad de variaciones constantes, con riffs técnicos que van y vienen en diferentes tiempos, incluso con la inclusión de armónicos que los hacen casi salirse del estilo. Los solos no tienen desperdicio, tal cual el mejor shredder del mundo, en canciones como “Divine Code”, pero también saben mantener el tempo correcto para hacer de base de las canciones mas bajadas de tono (mas pesadas), con puentes al caos. Steve Shalaty detrás de su bateria sabe estar a la par de sus compañeros de grupo, con un doble bombo que no deja sitio libre y sin duda no pasa desapercibido. Los gritos desesperados en “The Purge” pueden parecer un ataque a todas las bandas, pero en el fondo todo esta tan calculado como en la bestia que es “A Glorious Epoch” donde todo se complementa con la distorsión.

Las canciones mas lentas, como “The Rapture of Ghosts” o la anterior “A Glorious Epoch” ayudan en importancia a demostrar el contraste entre unas y otras canciones del disco como “The Purge” o “A Token of Malice”, es decir que podemos dividir en disco en dos estructuras: canciones rápidas y cortas, y canciones lentas y largas, en el mas puro estilo death metal de vieja escuela…lo que hace especial a este “Majesty and Decay” es que Immolation han sabido aplicarle la cantidad justa de individualidad para no pasar a ser otro disco mas de death metal. Los riffs tienen algo en si, técnicos o no, que logran conectar con tu cerebro y quedarse alojados durante un buen tiempo, sin ser mera agresividad repetitiva.

El fuego que Immolation iniciaron con discos como Close To A World Below y Dawn of Possession sigue vivo y en buen estado gracias a este Majesty and Decay, un disco tan bien ejecutado que al menos para un servidor ya se ha ganado un puesto entre los mejores discos de death metal del 2010. Desde las voces, pasando por las guitarras y la bateria, no tiene desperdicio. El disco se merece toda la atención que puedas proporcionarle, demostrando al mundo entero como el death metal debe sonar, y por supuesto, que Immolation se merecen sin duda el lugar que ocupan en este género.