Linkin Park – Living Things

Por Sliver

1. Lost In The Echo
2. In My Remains
3. Burn It Down
4. Lies Greed Misery
5. I’ll Be Gone
6. Castle Of Glass
7. Victimized
8. Roads Untraveled
9. Skin to Bone
10. Until It Breaks
11. Tinfoil
12. Powerless

El problema con Linkin Park en este 2012 es bastante simple: luego del desparpajo que mostraron al inicio de su carrera han dejado bien claro que esto es de usar y tirar. Cuando el nu metal dejó de estar de moda, Bennington y compañía se vieron envueltos en una crisis de identidad que los llevó a “Minutes to Midnight” enfrascados en una serie de medias baladas con reminiscencias de U2 e inclusive un irrisorio intento de protesta política. El siguiente “A Thousand Suns” fue su intento al sonido mas Green Day de última generación, lo cual también fue un fracaso estrepitoso en un intento de paisajes mas edulcorados y excesivamente melódicos…esto desemboca finalmente en éste “Living Things”, el cual según las reglas debería ser el disco de Linkin Park que todos estaban esperando: mas versos rapeados, mas gritos, mas balance de agresividad y suavidad…pero simplemente no funciona, vuelven una vez mas a ser los Linkin Park que no gustan a nadie.

Un pizca de positividad si hay que atribuir al hecho de que hayan abandonado al completo la dirección superficial tomada en “A Thousand Suns”. Este intento se siente mas “Meteora” que aquel disco, con un “Lost In The Echo” con unos versos rapeados de Mike Shinoda que arrancan ilusiones mas aun después de estar respaldados por unos gritos melódicos de Chester Bennington. Todo es solo una ilusión, y aunque pueda pasar por un descarte del “Hybrid Theory”, el resto de canciones como “Shadow of the Day” o “Burn it Down” nos devuelven a la triste realidad de un grupo que en teoría debería ser enorme: composiciones vagas que que no son lo suficientemente pegadizas como para sobresalir en ningún momento en el disco.

Si, Linkin Park merecen algo de reconocimiento por las primeras tres canciones de este “Living Things”, pero cualquier entusiasmo que despierten estos intentos son nublados por la debilidad que sobreviene después (aun contando con la gran balada “Powerless”). “Lies Greed Misery” es seguro lo peor que una banda de nu metal ha intentado jamás, y eso es mucho decir.

Canciones como “Roads Untravelled” hacen que uno sienta que ésta banda intenta jugar en una liga menor a la que deberían, como si no encontrasen su lugar nunca jamás, y aunque canciones buenas como “Skin to Bone” den algo de luz, la oscuridad es demasiado sobrecogedora.

“Living Things” es un disco difícil de digerir, porque inevitablemente se compara con sus dos primeras obras y no contiene ningún “Papercut” ni ningún “A Place For My Head” que pueda hacer guerra, pero después de asistir 5 años seguidos al funeral de Linkin Park es bueno ver que aun tienen algo de chispa guardada. Queda mucho camino aun para decir que han vuelto en forma.