Meshuggah – Koloss

Por Bathory

1. I Am Colossus
2. The Demon’s Name Is Surveillance
3. Do Not Look Down
4. Behind The Sun
5. The Hurt That Finds You First
6. Marrow
7. Break Those Bones Whose Sinews Gave It Motion
8. Swarm
9. Demiurge
10. The Last Vigil

Miembros
Jens Kidman – Voz
Fredrik Thordendal – guitarra
Tomas Haake – bateria
Mårten Hagström – guitarra
Dick Lövgren – bajo

Sello
Nuclear Blast Records

Website
www.meshuggah.net

“Koloss” es una bestia algo extraña. Viene de Meshuggah, una banda asi como tan talentosa y experimental como es, viene lanzando el mismo disco una y otra vez desde el “Destroy Erase Improve” de 1995…la cosa es que “Koloss” no suena a ningún disco de Meshuggah que haya escuchado antes.

Esta claro que la música es indiscutiblemente de los reyes del groove técnico sueco, pero han pasado de sonar a una fria maquinaria que gobierna nuestras vidas de manera perfecta, a sonar a un mecanismo musical en si mismo.

“Koloss” es único en que parece que tiene el espacio suficiente como para que la música de Meshuggah pueda respirar con tranquilidad. Ya no se trata de capas y capas de humeantes estructuras poliritmicas unidas en una ecuación diabólica, ahora se trata mas bien de un halo de técnicas de producción que respiran vida, esa que una vez fue única y que ahora es emulada (para bien o para mal) por una cantidad absurda de bandas que se hacen llamar djent.

Las canciones de “Koloss” se presentan mas directas, con menos laberintos y con un fluir entre canciones y notas que se escuchaban en el grupo desde sus días de “Nothing”. Todas estas caracteristicas hacen que este nuevo disco de Meshuggah sea placentero a lo largo de sus 54 minutos, una experiencia que llena. Que esto pase luego de lanzamientos como “Catch Thirtythree” y “obZen” (obra maestras cada una en su derecho, pero discos difíciles de digerir al completo sin sentir una carga pesada) es de agradecer.

Si me preguntan diria que es lo mejor que han podido hacer Meshuggah. Para un grupo tan longevo como Meshuggah debe ser dificil mantenerse frescos y relevantes (mas aun con todos los clones que salen al paso), por eso un giro de tuercas y un reajuste a su sonido les ha permitido afrontar la música con una nueva actitud sin perder su carácter y la fuerza que los caracteriza. A ver si el resto de sus pupilos siguen también esta corriente.