Mind Key – Pulse Of A Graveheart

Por Mariano Bacigaluppi

Frontiers Records / Background Noise

01. Sunset Highway (5:08)
02. The Seventh Seal (5:05)
03. Citizen Of Greed (6:07)
04. Crusted Memories (4:12)
05. Dead Fame Hunter (8:00)
06. Ventotene [The Island] (2:30)
07. Graveheart (6:40)
08. Eye Of A Stranger (5:54)
09. Now Until Forever (9:08)
10. A New Generation (5:28)

Sinceramente no conocía de nada a esta banda italiana y cuando llegó su CD a mis manos, decidí un poco indagar en la biografía del grupo. Parece ser que comenzaron su andadura con el nuevo siglo y con un camino bien marcado, o bien con unas aspiraciones más que altas: Sonar instrumentalmente como bandas míticas del panorama progresivo (Dream Theater, Symphony X y Pain Of Salvation) pero como novedad o distinción, tener un vocalista hardrockero de los 80s/90s y conseguir melodías pegadizas de ese estilo en concreto.

Seguramente habéis pensado lo mismo que yo…. La idea es muy buena y ambiciosa pero… ¿Cuán fácil de materializar? Amigos míos, os debo decir que lo han conseguido ‘Pulse For A Graveheart’ es un auténtico discazo y con todos los pelos y señales que mencioné antes. Un disco muy trabajado, con ricas e infinitas melodías, una calidad instrumental abismal y sí…. un vocalista de otro planeta que hace estremecerte y emocionarte como si escucharas a Whitesnake, Rainbow o más en la actualidad a Gotthard.

Soy partidario de que la canción que abre un disco tiene que ser la mejor o al menos una de las mejores. ¿Porqué?. Creo que es la mejor forma de forzar al oyente a seguir adelante con el disco, a ilusionarse con lo que va a venir y MIND KEY lo hace. “Sunset Highway”, diciéndolo de una forma cercana, es un temazo como la copa de un pino. Los afilados riffs de la guitarra de Emanuele Colella te hacen recordar de sobremanera a Michael Romeo y, cómo no, por detrás suena una verdadera aplanadora sonora. El trabajo de Andrea Stipa a los parches es sencillamente abrumador. Ritmos progresivos y cambios rítmicos uno tras otro engrandeciendo el total sonoro. ¿La Voz? o mejor dicho debería decir… ¡LA VOZ! Ya lo había mencionado unas líneas más arriba, Aurelio Fierro Jr es de otro planeta. Que calidez a la hora de cantar, de transmitir y de emocionar. El estribillo es arrollador.

Se que me estoy olvidando de nombrar otro gran bastión de este conjunto italiano. Dario De Cicco además de ser uno de los fundadores de la banda, es el teclista de la misma y vaya papel principal que tiene. Durante todo el disco regalando musicalidad a diestro y siniestro, sonidos realmente logrados y unos sintetizadores francamente sensacionales. Una muestra de esto es la segunda canción, bautizada como “The Seventh Seal”. Obviamente, canción basada en la obra maestra del director sueco Ingmar Bergman y si hablamos de cotas de calidad, os puedo asegurar que está a la altura de la mítica y clásica película.

Los seis minutos de “Citizen Of Greed” me recuerdan de sobremanera a Symphony X. Desde los hammonds, hasta la forma entrañable que tiene la línea vocal. El duelo guitarra/teclado de altísima calidad. ¿Otro atisbo de calidad? Incluir en la letra parte del poema ‘Kubla Khan’ del poeta inglés Samuel Taylor Coleridge. ¿Otro más? El ex-Dream Theater Derek Sherinian deja plasmado en la canción un solo de altísima calidad.

“Crusted Memories” tal vez es la canción menos progresiva de todo el larga duración. Se presenta hardrockera de principio a fin y eso no significará otra cosa que el lucimiento personal y total del vocalista Aurelio Fierro Jr. Canción sencilla desde lo musical, pero puro y elegante AOR que podría sonar en cualquier emisora radial.

El progresivo volvería de la mano de la quinta canción del disco llamada “Dead Fame Hunter”. Nuevamente los bombos y los ritmos sincopados de Andrea Stipa son grandiosos al igual que las guitarras de Emanuele Colella.

Hablando del guitarrista y, después de atravesar el ecuador del disco, aparece la instrumental “Ventotene [The Island]”. Me resulta muy complicado encontrarle un solo adjetivo calificativo a dicha pieza instrumental, aunque creo que el título de conmovedora le viene como anillo al dedo. Una guitarra acústica y el Mar Tirreno de fondo crean un ambiente ideal para la nostalgia y la añoranza. El mismo guitarrista en el libreto del CD menciona que se encontraba en la isla que lleva el nombre de la canción (al Sur de Italia) y que no atravesaba un buen momento, pero que dicho lugar y el mar le daba una sensación absoluta de paz, tranquilidad y serenidad y de ahí nació esta canción que tan sólo escribió en unos pocos minutos. Os puedo asegurar, que todos los que vivimos alguna vez frente al mar comprendemos que quiere decir y mostrar el guitarrista J.

Nunca mejor dicho eso de la calma que antecede a la tormenta. “Graveheart” además de en parte darle nombre al disco, es la canción más heavy y furiosa de todo el CD. También sería el tiempo de una nueva colaboración en el disco. El turno de Tom S. Englund o lo que es lo mismo, el vocalista de Evergrey. La canción en su estructura recuerda un poco a la banda sueca. Prestad principal atención al solo que desde el teclado nos deja Dario De Cicco. Indescriptiblemente perfecto.

“Eye Of A Stranger” es otra rápida y heavy canción. Aunque pueda parecer algo power al principio, el progresivo pide permiso y aparece nuevamente. Otra muestra de la genialidad vocal de Aurelio Fierro Jr y también otro guiño e inspiración cinéfila/literaria y esta vez de la mano de George Orwell y su genial obra de ciencia ficción ‘1984’.

“Now Until Forever” es la canción más larga que encontraremos en el CD y tiene un comienzo bastante jazzero, donde el piano, la batería y la guitarra se explayan creativamente hasta límites insospechados. A posteriori el piano abriría la puerta del desparpajo instrumental y el Heavy Metal haría su aparición, a mover las cabezas como decía alguien por ahí… Es una canción muy variada, pasando del Heavy machacón, a momentos memorablemente emocionantes y en el momento de deslumbramiento personal, aparece la última colaboración externa que hay en el álbum. Ésta vez, será Reb Beach (guitarrista de Winger) que entrega un virtuoso solo desde sus seis cuerdas. ¿Eso es todo? ¡NO! Queda mucho más aún. Promediando los seis minutos de canción, vuelve el jazz, pero esta vez en su formato de jazz fusión, poniéndose en la piel de unos Chick Corea. Ya os lo dije, una canción variadísima y completísima.

Es la hora de decir adiós y la encargada de cerrar el CD se llama “A New Generation”. Se puede decir que es LA BALADA del disco. Las guitarras acústicas de Emanuele Colella vuelven a aparecer a la par de la magia vocal que nuevamente nos obsequia Aurelio Fierro Jr. Después de un interludio clásico a cargo de un cuarteto de cuerdas, la canción aumenta un poco sus decibelios, pero nunca deja de ser una gran y sentida balada.

Nápoles hasta ahora era conocida por su mafia, por ser el club que mi paisano Diego Armando Maradona llevó hasta la victoria y el reconocimiento mundial, pero espero que a partir de ahora se diga que Nápoles es la tierra de nacimiento de una grandísima banda, rebosante de ideas, con muchísima calidad y que además, y por si fuera poco, aseguran tener la llave sonora para abrir nuestras mentes sedientas de musicalidad. Señoras y señores… MIND KEY.