Molly Hatchet – Flirting With Disaster

Por Marcos Codas

SPV / Mastertrax

Whiskey Man
It’s all over now
One man’s pleasure
Jukin’ city
Boogie no more
Flirtin’ with disaster
Good Rockin’
Gunsmoke
Long time
Let the good times roll
Silver & Sorrow (demo) *
Flirtin’ with disaster (live) *
One man’s pleasure (live) *
Cross road blues (live) *

* Bonus tracks en la re-edicion del 2008

Una vez mas, en un amplio y generoso despliegue de variedad en el espectro de esto que llamamos musica, SPV nos entrega, directo desde Alemania, una re-edicion de este clasico del rock sureño estadounidense.

Cuando uno piensa Southern Rock, lo primero que nos viene a la cabeza es, por supuesto, Lynyrd Skynyrd. Y en el caso de Molly Hatchet, esto no viene totalmente por defecto. Es mas, el primer album de la banda, que llevaba el mismo nombre (estoy hablando de Molly Hatchet… por si se perdieron), fue grabado en el estudio de Skynyrd, con los equipos de estos grandes del rock.

Si bien el debut de Molly no fue lo que uno podria llamar un EXITO TOTAL (llegaron a estar entre los primeros 70 del chart estadounidense), asentaria una base bastante solida para lo que seria el segundo release de la banda, llamado Flirtin’ with Disaster… Que dicho sea de paso, seria el disco que llevaria a la banda al exito, y los pondria en el numero 19 del chart americano.

Siempre es bueno contar una historia cuando se hace un review. La historia de este disco es que basicamente, mientras Hlubek iba camino a un estudio de television, casi lo vuelven pasta de dientes en un accidente de transito. Su conductora y amiga Lynn Hyland dijo “That son of a bitch is flirting with disaster. I’ll kick his ass”. Y voila! He ahi el nacimiento del disco. Ahora, a por lo que nos concierne. El contenido del disco.

El southern rock definitivamente no es mi palo. Es mas, dejando del lado Skynyrd (que lo empece a escuchar porque cualquier metalero y rockero que se respete a si mismo deberia hacerlo), no habia escuchado a otro grupo. Gran error. Al llegarme este CD de las manos de mi compañero de trabajo Morpheus Misfit, no pensaba encontrarme con nada mas que una copia fiel de Skynyrd. Segundo error.

Molly Hatchet tiene absolutamente una personalidad y un sonido unicos. Un sonido agresivo y hasta progresivo para lo que en su epoca era el Southern Rock, hacen a este disco un “DEBER” de cualquier rockero que valga su peso en sal. Guitarras que podrian pasar por algo grabado el año pasado (no se si es por la re-edicion, pero PUTA MADRE que sonido tienen las guitarras! Ya quisiera yo saber el secreto de esta distorsion), una voz rasposa caracteristica del southern rock (se nota que esta gente se la pasaba de bar en bar, tomando mas de lo que tocaban – y eso que tocan de puta madres – y fumando mas cigarrillos que un tren), y unos solos estridentes y potentes… sinceramente no hay ningun motivo para que este disco no te guste!… excepto tal vez uno…

No te gusta el southern rock? Pues para serte completamente sincero, tampoco es lo mio. Pero como musico y “journalist” que me toca ser en este humilde portal, me saco el sombrero (ya que estamos sureños) y digo con todo respeto que Molly Hatchet es totalmente BADASS!. De ahi a que me ponga a escuchar esto en mis ratos libres… lastimosamente, un buen disco de Judas Priest o Iced Earth, siempre dependiendo de mi humor, van a seguir teniendo preferencia.

Pero si lo tuyo es el southern rock, o simplemente un rock con un sonido de los 70s (porque no hay manera de confundir la influencia de esta gente), este disco deberia estar en tu coleccion.

Gustos hay mas que colores. Y dentro de el genero, no creo que vengan mucho mejor que Molly Hatchet. Hasta la proxima, y que se vengan las birras, los famosos “bar-nuts”, y un comercial de marlboro con un caballo, montañas y demas pelotudeces. Molly Hatchet is back!