[noticias] Eddie Van Halen habría apuntado con una pistola a Fred Durst de Limp Bizkit

Una sesión de jam amistosa que acabó en desastre.

En el nuevo libro Eruption In The Canyon: 212 Days & Nights With The Genius Of Eddie Van Halen el director de video Andrew Bennett cuenta una anécdota del tiempo que estuvo grabando el trabajo del famoso guitarrista de Van Halen a principios del 2000.

Se refiere a una anédcota que involucra a Limp Bizkit, y es que poco después de que el guitarrista Wes Borland haya dejado el grupo, Limp Bizkit estaban realizando audiciones para encontrar un reemplazo. Fue entonces cuando Fred Durst y Eddie Van Halen se conocieron en una fiesta, a través del ejecutivo de la casa discográfica de ambos. Este ejecutivo sugirió que ambos trabajasen juntos, a lo que Durst comentó “Sería muy cómico, el mejor guitarrista del mundo en la peor banda que ha existido jamás”. Van Halen no lo vio tan mal y decidió realizar una sesión de jam con Limp Bizkit.

La sesión se llevó a cabo en una casa de Beverly Hills, pero en un punto de la reunión alguien del equipo de Limp Bizkit se hizo un cigarrillo de marihuana, lo que volvió loco a Eddie Van Halen, que detesta al completo este tipo de sustancias. Sin mediar palabra abandonó la casa, dejando todos sus amplificadores y guitarras. Poco después diría “aquello fue como estar en una guardería”.

Al día siguiente Van Halen intentó contactar a Fred Durst por teléfono para poder recuperar todo su equipo, pero el vocalista de Limp Bizkit no respondía a sus llamadas. Pasadas otras 24 horas Eddie Van Halen se cansó del tema y decidió pasar a la acción. En la anécdota del libro, Bennett también cuenta en ese entonces Eddie Van Halen había comprado un vehículo de asalto militar en una subasta, y dentro del vehículo tenía armas. Fue con ese vehículo que condujo por todo Los Angeles hasta llegar a la mansión de Beverly Hills donde Limp Bizkit estaban ensayando. Iba sin camiseta y con botas militares.

Arma en mano llamó a la puerta de la mansión y fue el propio Fred Durst quien salió a recibirle. Fue entonces cuando Eddie Van Halen le puso una pistola en la cabeza y le requirió todo su equipo. Durst llamó a gritos a sus empleados para que lo pusiesen todo en el vehículo de asalto, mientras que Van Halen le seguía apuntando con una pistola.

Bennett termina la historia diciendo: “Veía más posible que Katy Perry se uniese a Slipknot, que Eddie Van Halen a Limp Bizkit”. Aparece todo en el siguiente enlace