[noticias] El gobierno alemán destina 150 millones de euros en ayudas para las salas de conciertos y promotores

En España muchas salas de conciertos, pequeñas y medianas, tiene un futuro incierto desde la pandemia del covid-19.

El gobierno alemán ha confirmado una ayuda de 150 millones de euros para paliar la crisis en salas de conciertos y pequeños promotores musicales. Esos 150 millones de euros vienen del plan de 1 billón de euros que el gobierno ha concedido para salvar la cultura en su país, bajo el lema “Neustart Kultur” (Reiniciar La Cultura) que se destinará exclusivamente a ayudar las artes en tiempos de cuarentena mientras la industria cultural pueda volver a funcionar al 100%.

Monika Grütters, Ministra Federal de Cultura de Alemania, comenta:

“Queremos salvar nuestro único sector cultural y darle algo de perspectiva a los artistas. El Neustart Kultur, junto con el plan de 1 billón de euros de recuperación, pretende contribuir a que esto no muera”.

En España las medidas se han materializado en el Decreto Ley aprobado en mayo en el Consejo de Ministros: una inyección urgente de más de 76 millones de euros que se traducirán en subvenciones, líneas de crédito o prestaciones de desempleo extraordinarias para los trabajadores culturales que no hayan podido acogerse a las normas generales. Las artes escénicas y la música dispondrán de 38,2 millones en forma de ayudas para apoyar el mantenimiento de las estructuras, actividades y proyectos de este subsector.

Muchos más críticos se han mostrado desde la industria musical con el paquete de ayudas. Creen que “llegan tarde y vuelven a ser insuficientes” en comparación con Europa.

Así lo ha manifestado ESmúsica, federación que engloba a las nueve asociaciones más importantes del sector y que ha lamentado en declaraciones a Efe que en el real decreto aprobado se hayan quedado fuera muchas de sus principales demandas, como la aplicación de la fuerza mayor que les ampare legalmente por ejemplo para resolver contratos con artistas.

“No lo entendemos. Esa exención nos permitiría aplazar o cancelar los eventos, porque si no, se haría de manera unilateral por parte del organizador. No es admisible que el ministro de Cultura diga: ‘Ya veremos qué hacemos con esos eventos’, porque los grandes festivales hay que empezar a montarlos ya mismo”, ha subrayado Kin Martínez, promotor y presidente de ESmúsica.

“Nos parece bien que puedan acceder a la prestación por desempleo los artistas. ¿Pero qué pasa con los técnicos, con el personal de la parte fonográfica, con las salas de concierto? Todos ellos se quedan fuera de la adaptación en materia de desempleo”, ha protestado la federación.

Desde la Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo se han mostrado “totalmente decepcionados” por lo anunciado del Ministerio de Cultura, a la espera de ver el texto definitivo del BOE.

“Esperábamos mucho más porque nos escucharon en las reuniones mantenidas con Hacienda y Cultura. Cada una de las asociaciones que forman la mesa preparó un informe y ahora volvemos a ser una vez más el sector olvidado”, explicó a Efe María José Magaña Clemente, representante de Mujeres en las Artes Visuales.

Fuente: rtve.es