Poisonblack – Of Rust And Bones

Por Morpheus Misfit

1. My Sun Shines Black
2. Leech
3. My World
4. Buried Alive
5. Invisible
6. Casket Case
7. Down The Drain
8. Alone
9. The Last Song
10. Half Past Dead

SELLO
Century Media

WEB
www.poisonblack.com

FORMACIÓN
Ville Laihiala – Voz, guitarra
Janne Markus – Guitarra
Marko Sneck – Teclados
Antti Remes – Bajo
Tarmo Kanerva – Bateria

El ex – líder de Sentenced, Ville Laihiala, ha podido centrarse totalmente en Poisonblack después del funeral completo de su antigua banda, y vaya si dicha dedicación se transpira en los tres últimos discos de Poisonblack…el anterior “A Dead Heavy Day” de 2008 fue seguido por una exitosa gira con Dark Tranquillity, y en dicho tiempo, entre tragedias y glorias, tuvo tiempo para reunir las ideas suficientes para su nuevo asalto romantico en forma de este “Of Rust and Bones”, disco grabado tan espontaneamente como puede ser posible en los Neo Studios de Hiili Hiilesmaa (HIM, Sentenced, Amorphis, Lordi)…si lo que querian eran mantener la vibra del directo en este disco lo han conseguido con éxito.

Poisonblack, desde sus inicios, se han mantenido como una gran fuerza de canciones de gothic metal arropadas por la cálida voz de Ville, pero lo importante en cada disco es su espléndido trabajo en guitarras: puedes notar claramente lo bien que se lo pasa tocando esos, a veces emotivos a veces furiosos, solos veloces…centrandonos en “Of Rust and Bones” notamos un claro avance hacia canciones mas largas y blueseras, en total tres canciones que superan los ocho minutos de duración y que dejan a la vista las grandes capacidades de la banda. Canciones guiadas totalmente por las guitarras, con voces rasposas y con un ritmo calmado como “My Sun Shines Black” o canciones mas rápidas, rockeras y con gran trabajo a las seis cuerdas como “Leech” también se encuentran en este disco, pero es en canciones como “Invisible” (largo y excelente blues rock) donde se nota la evolución y el gran “fuck you” al estado actual del gothic metal (el single fácil). Otra canción a la que echar el ojo es “Down the Drain”, con unos curiosos organos Hammond que le dan una dimensión especial al final del disco.

No es dificil captar toda la angustia y la depresión típicas de estos trabajos de Poisonblack, y principalmente de su líder (cosa que ya lo acompañó en los últimos tiempos de Sentenced), y es que el invierno ha sido largo y se ha llevado a viejos compañeros consigo. Lo bonito de este disco es que parece haberse grabado en una sola toma pero a base de varias horas de oscuridad entre ruinas y huesos…el veneno sigue extendiendose.