[review] Adventus – Lo que trajo el viento, un soplo de aire fresco que les ha venido de maravilla

Texto: David Alonso

Manuel Ramil – Teclados
Diego Váldez – Voz
Dani Arcos – Guitarra
Fernando Mainer – Bajo
Nacho Arriaga – Batería

01. Nordés
02. Si Nada es Cierto
03. Magia
04. Aire
05. Volver a Empezar
06. Abrazado a Mi Dolor
07. Lo que Trajo el Viento
08. Todavía Sigo en Pie
09. Caigo en este Suelo
10. Todo da Igual

Cuando el 80% de los miembros de Adventus decidieron abandonar la aventura, Manuel Ramil tenía 2 opciones: O abandonar su proyecto o luchar por él con un aire (nunca mejor dicho) renovado. No solo ha conseguido sacar el barco a flote, sino que además ha conseguido mejorar lo que ya conocíamos y sin tener que recurrir a súper nombres del metal nacional.

Puede parecer por la portada del disco, o algunos de sus adelantos, que este disco de Adventus se lanza a la piscina a ser un redondo mucho más íntimo, personal y más alejado de los dobles bombos y epicidad que podíamos encontrar en ‘Morir y Renacer’, y en parte es cierto, pero por otra no. Es verdad que encontramos más temas a medio tiempo y una menor dosis de velocidad y agresividad, así como una mayor carga sentimental, pero es que Manuel Ramil ha sabido medir muy bien los tiempos y ha conseguido que un disco a priori más íntimo y sentimental consiga sonar contundente y agresivo durante toda su escucha.

Parte de la culpa de que esto suceda así recae en la voz de Diego Valdéz, del cual me declaro fan tras la escucha del disco. Es brutal el sentimiento que consigue transmitir en los cortes de este ‘Lo que Trajo el Viento’, desde agresividad y furia con su voz desgarrada en “Volver a Empezar” como puro vacío y soledad en temas más intimistas como “Caigo en este Suelo” (canción que me ha recordado en su estribillo a Sauze curiosamente).

Como digo, Diego está espectacular, pero es que Manuel Ramil, pese a haberse visto forzado a renovar a toda la plantilla, ha logrado desde sus teclados conseguir mantener el sonido y la esencia de la banda en su totalidad, con canciones como “Todavía Sigo en Píe”, que me ha parecido un corte que podría haber pertenecido a su época pasada perfectamente, estribillos pegadizos como los que podemos encontrar en la homónima “Lo que Trajo el Viento” o en la veloz y contundente “Todo da Igual”. Otros sencillos como “Aire” consiguen mejorar y atraparse más dentro de mí con cada escucha, con un estribillo que con un tempo lento y un acercamiento más personal ha conseguido atraparme.

En resumen, estos nuevos Adventus quizás no vayan a gozar de tanto bombo y repercusión porque ya no hay en sus filas una reunión de viejos compañeros, pero desde luego han conseguido dejar clara su personalidad a base de un disco íntimo pero agresivo cuando lo necesita, y se proclaman como un verdadero soplo de aire fresco en el panorama del metal nacional.